Conoce el este de las mujeres europeas

Javier Marías, los ministros inexistentes y el pedestal

2020.06.24 13:14 Subversivo-Maldito Javier Marías, los ministros inexistentes y el pedestal

Leo con asiduidad los artículos de Javier Marías en El País Semanal más con la curiosidad por los asuntos que aborda que con la de la búsqueda de contenidos estrictamente literarios. A través de esos textos, muchas veces polémicos, Marías se ha construido un perfil de enfant terrible del mundo cultural (y político) basado en ciertos desdenes que unas veces se asientan en la crítica genérica al Estado, y a los políticos, y otras en la descalificación de ciertos movimientos sociales que cuestionan algunas tradiciones hispanas: pienso en el feminismo, en el ecologismo, en la versión española del movimiento Me Too, en la llamada “cultura oficial”. Marías suele situarse en el pedestal, es el ciudadano inmaculado que observa el mundo tras haber sido vacunado contra cualquier debilidad y se apresura a sentar cátedra. Unas veces en positivo. Otras, con la descalificación poco documentada y basada en lugares comunes.
El pasado 7 de junio dedicó su columna a los “ministros inexistentes” de cultura con el foco puesto en el actual Rodríguez Uribes aludiendo a tres aspectos de la vida cultural de los últimos meses, con dos de los cuales, por diversas razones, he tenido algún grado de relación. El primero fue el rechazo del dominio público de las obras literarias, calificándolo como “confiscación a los 70 años de la muerte de sus creadores”. El segundo, una descalificación global del ministro a propósito, de un lado, de las decisiones adoptadas en relación con el supuesto comportamiento del tenor Plácido Domingo con distintas mujeres, y de otro, de las “ayudas ridículas” al sector del libro para hacer frente a la pandemia junto a la alusión al supuesto desprecio hacia la cultura del propio ministro. Me llamó la atención, a este respecto, la saña, equiparable a la que a veces se suele leer en artículos de insignes tertulianos, casi siempre ajenos al mundo literario, con que se expresó en el artículo. Hay en él una afirmación que destaca por su tono poco amable, casi insultante: “Estas semanas” –escribía Marías– “debería haberse celebrado la Feria del Libro del Retiro. Es de suponer que Uribes y los demás estarán encantados de que se haya suspendido: se han zafado del tremendo engorro de aparecer por allí algún día para fingir que les interesa la literatura”. Es obvio que Marías no ha tenido interés alguno en conocer la biografía del ministro, que opina desde la convención y el lugar común y que establece un juicio de intenciones inaceptable. Él sabrá. Pero más allá de la cita, vayamos a algunas de las ideas que transmite en el artículo.
Solemos elogiar la llamada excepción cultural de algunos países europeos, especialmente de Francia, pero nos resistimos a buscar fórmulas de excepción en el tratamiento de las “herencias literarias”
La primera atañe a su condena del dominio público, al que llama confiscación. De todos es sabido que esa figura supone una “entrega a la sociedad” de creaciones artísticas (literarias para el caso que nos ocupa) producto del trabajo de autores con nombre y apellidos. Ese debate, que en España asomó a los medios hace un par de años con motivo de las sanciones a escritores que habían compatibilizado pensión y derechos de autor entre 2011 y 2014, es una asignatura pendiente de la cultura europea y un debate sin concluir. Ante la “enmienda a la totalidad” de Marías, ¿qué procedería hacer? ¿Suprimir el dominio público y aplicar a un bien cultural como la obra literaria la legislación que regula las herencias de inmuebles y otros bienes materiales y sólo reconocer en los herederos, no siempre interesados en la literatura y en el valor de la cultura, la posibilidad de explotar y difundir las obras o de relegarlas al olvido? No creo que sea lo más razonable. A mi juicio, es necesario buscar una solución distinta a la que se aplica de manera general a las herencias. Se trataría de no poner obstáculos a la publicación de obras en dominio público con la condición de beneficiar, mediante un mínimo gravamen por ejemplar vendido de cada obra, al colectivo de autores creando un fondo que atienda las necesidades de escritores y traductores, especialmente después de la jubilación, en una sociedad que tiende a olvidarlos y arrinconarlos (conozco casos especialmente dramáticos) teniendo en cuenta que son muy pocos los que logran un patrimonio solvente para afrontar esa etapa de la vida. Es, ciertamente, un asunto polémico y discutible, jurídicamente complejo, pero probablemente sea una solución razonable, a medio camino entre el dominio público puro y duro y la restitución de los derechos de los autores fallecidos a sus herederos sin plazo alguno de prescripción. Solemos elogiar la llamada excepción cultural de algunos países europeos, especialmente de Francia, pero nos resistimos a buscar fórmulas de excepción en el tratamiento de las “herencias literarias”. La literatura es un bien inmaterial que enriquece la convivencia, ahonda en los valores democráticos y conforma el patrimonio cultural de un país y de una lengua. Y es una excepción en relación con el resto de los bienes que debe ser tratada como tal.
Es poco habitual que un autor defienda al ministro de cultura. Casi va con el título o la profesión ponerlo a parir. Sin embargo, creo que los debates hay que abordarlos con un mínimo de rigor
En lo que se refiere al caso Plácido Domingo no creo que quepa demasiado debate. Se trata de un ámbito en el que sobran los paños calientes y los eufemismos. La decisión ministerial no podía ser otra salvo que hubiera optado por un catálogo de excusas y atenuantes que no habrían sino rodeado de sombras la posible opción por el mantenimiento de sus contratos: la imagen del Auditorio de Salzsburgo ovacionando al tenor dando por buenas sus alusiones al contexto social y cultural en que se produjeron los acosos no fue de lo más edificante. La decisión del ministro fue solo cuestionada desde foros tradicionalmente recelosos de cualquier legislación que avance en la igualdad y apunte caminos que rompan el techo de cristal. Las disculpas del propio afectado, reconociendo lo inadecuado de su comportamiento, aportan algo más que pistas.
Y queda el asunto de las “ayudas ridículas” del ministerio al sector cultural. Vaya por delante que comparto buena parte de las críticas del sector por lo limitado de estas. Sin embargo, no creo que sean ridículas. Menos aún si tenemos en cuenta nuestro Producto Interior Bruto. Hubo, es cierto, confusión en los primeros momentos, tras la declaración del estado de alarma, por el uso por parte del ministro de una cita de Orson Welles que algunos medios reprodujeron incompleta. “Primero va la vida y luego, el cine”, destacaron algunos medios. Pero olvidaron la segunda parte de la cita: “pero la vida, sin cine y sin cultura, tiene poco sentido y es poco humana”. No era difícil de entender su sentido teniendo en cuenta que aquellos días en España se estaba produciendo la muerte diaria de un promedio de 500 personas por la Covid 19, pero una parte de la industria cultural se centró en la primera frase obviando la segunda. En paralelo (algo que fue escasamente publicitado) se estaba desarrollando un proceso de diálogo, de recogida de propuestas de las entidades profesionales que se tradujo en un paquete de medidas articulado de manera escalonada en las semanas posteriores. Participé, junto a otros representantes de asociaciones del sector del libro, en tres vídeo-reuniones con el equipo del ministro. También tuve la oportunidad de intercambiar impresiones con no pocos autores (y de polemizar en las redes sociales) y conocer las ayudas que se han dado en otros países europeos. Teniendo en cuenta el principio de que para la cultura cualquier ayuda siempre será insuficientes dada la situación de partida, creo que el paquete aprobado en España (66 millones de euros para todo el sector cultural, de ellos algo más de 6 millones para el libro) es comparable al de otros países europeos, incluso superior al de países como Francia (22 millones para toda la industria cultural, 5 para el libro) o Alemania, tal y como se refleja en el informe-encuesta publicado por el Consejo Europeo de Escritores (EWC) el pasado 6 de junio. Sólo desde el desconocimiento se puede hablar de “ayudas ridículas”. Y hago esa afirmación sin tener en cuenta los más de 6.000 creadores literarios (datos de finales de abril) y traductores, cotizantes a la seguridad social como autónomos, que han visto cubierta una buena parte de su pérdida de ingresos a través de las ayudas aprobadas en el programa general de actuación del gobierno ni la puesta en marcha de la prestación por desempleo específica para los artistas. Sin contar tampoco con los casi 800 millones de euros en créditos blandos para todo el sector cultural. Reitero que todo ello es insuficiente, que la cultura precisa mucho más tras la devastación de la pandemia, pero son datos que ponen de relieve un esfuerzo sin precedentes que no podemos pasar por alto.
El paquete de medidas aprobado en España es comparable al de otros países europeos, incluso superior al de países como Francia o Alemania
Es poco habitual que los escritores entremos en debates sobre nuestro oficio y sobre la situación del sector cultural, algo nada saludable, por cierto (por aquello de que si no lo haces tú lo harán otros por ti), y es también excepción que se cuente con la opinión de los escritores en los foros que abordan la situación y la perspectiva de la industria del libro. Es también poco habitual que un autor defienda al ministro de cultura. Casi va con el título o la profesión ponerlo a parir. Sin embargo, creo que los debates hay que abordarlos con un mínimo de rigor (criticamos los populismos pero no ponemos nuestros textos frente a su espejo) para no generar ficción en vez de análisis, para no caer en el lugar común y en la demagogia y para evitar la tentación del pedestal. En mi modesta opinión, sólo la relación permanente entre las organizaciones profesionales del sector y las administraciones públicas, comenzando por el ministerio, promoviendo un pacto por la cultura que implique, además, a las comunidades autónomas y ayuntamientos, puede ayudar a ello. No hay otra: sobre todo si valoramos el tormentoso tiempo que se avecina en la economía y que tenemos por delante el desarrollo y la concreción de una conquista histórica para el mundo de la cultura: el Estatuto del Artista. Una norma que no ha caído del cielo, por cierto.
https://www.nuevatribuna.es/articulo/cultura---ocio/javier-marias-ministros-inexistentes-pedestal/20200624023540176437.html?fbclid=IwAR1Nz4MSFMIiz3MWhfdk6gGQoBFQjpbktmYlp1Ifx-IU1ASkAdOiwVT5H50
submitted by Subversivo-Maldito to podemos [link] [comments]


2020.05.02 23:52 kong-dao La tecnología móvil: la enfermedad de los niños

¿Puede el 5G producir cáncer? ¿Es bueno que un niño tenga un teléfono celular con menos de 5 años? ¿Puede afectar a hombres y mujeres de forma diferentes? ¿Por qué los padres dan telefónos celulares a los niños? ¿Por qué los niños lo desean? ¿Son los niños una producto del capitalismo? ¿Se puede regular o crear alguna ley para protegerlos?
Son muchas las preguntas que zanjan la brecha entre la tecnología y la edad de las personas, pero la idea de este post es cuestionar, pensando en el futuro, no el nuestro puesto que nosotros somos el presente, sino, más bien, en ellos, sus hijos, los hijos de sus amigos, sus nietos, los nietos de sus amigos, etc., ellos son el futuro.
Al igual que el contaminante plástico consumido, el cual ya quedó documentado, esta vez será la tecnología móvil que los niños consumen, a la que están expuestos e indefensos, hijos de adultos irresponsables e ignorantes que responden con excusas de "lo pide porque sus compañeros lo tienen, no puedo decrile que no porque no lo entiende (o entendería), por eso tiene uno" Haciendo quedar a los niños como si fueran terroristas a los que se debe cumplir la demanda, cuando en realidad son los padres y madres quienes ganan un capital para luego consumir o comprar un producto llamado teléfono celular. Los irresponsables son los "responsables" de esas criaturas, poniéndo entre sus dedos una tecnología que no saben cómo funciona.
5G
En 2011 la empresa japonesa Sony Corp. compró el 50% de las acciones de Ericsson. En 2013, junto con la colaboración de IBM, Ericsson alcanzaba las primeras velocidades de 5G, información que se haría pública 1 año más tarde en periódicos como El País y Forbes, las noticia se hacía eco del futuro por venir. El mismo año, 2014, la National Assosiation Broadcasters (NAB) publicó un documento diciendo que las siguientes empresas ya estaban haciendo la instalación de antenas y que sugería que para el 2020 ya esté la red desplegada:
El documento hace referencia a las empresas de telecomunicaciones que realizarán la transmisión de esas radiofrecuencias, y además comenta que en 2013, el Director de Infraestructuras y Tecnologías emergentes de la Comunidad Europea, Mario Campolargo, "incentivaba" al lobby "Público-Privado" para que en el 2020 ya esté trazado el plano de aquella tecnología.
Desde hace años la comunidad científica está aportando diferentes estudios que muestran de forma fehaciente los efectos negativos de la tecnología wireless o inalámbrica.
Este año, 2020, la Dra Devra Davis (ver anexos) dió una conferencia en el Foro de Expertos en "Radiación Inalámbrica y de Teléfonos celulares" reafirmando lo que ya había dicho en una Universidad de Australia en 2015, titulado: "La verdad acerca de los teléfonos móviles y la radiación inalámbrica" (The truth about mobile phone and wireless radiation) En ambas ocaciones recalcó con estudios científicos las enfermedades que causan las Radiofrecuencias (RF) producidas por móviles, microondas, y torres de telecomunicaciones, donde, tanto el 5G como sus tecnologías predecesoras 4G, 3G y 2G hacen su aporte a la degeneración de ADN entre otros resultados.
El 27 de Abril de 2019, más de 83.032 personas y organizaciones de más de 168 países redactaron una petición dirigiada a las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Consejo de Europa y otras naciones, pidiendo que se paralice el despliegue de la tecnología 5G, citando:
Nosotros, los científicos, médicos, representantes de organizaciones medioambientales, y otros, abajo firmantes de 204 países, pedimos con urgencia que se paralice el despliegue de la red inalámbrica 5G (quinta generación), incluida la red 5G de los satélites espaciales. La implantación del 5G incrementará masivamente la exposición a la radiación de radiofrecuencia (RF) de las telecomunicaciones acumulandose a la ya existentecon las actuales redes 2G, 3G y 4G. La radiación de radiofrecuencias ha demostrado ser perjudicial para los seres humanos y el medio ambiente. El despliegue del 5G constituye un experimento sobre la humanidad y el medio ambiente que bajo el prisma del derecho internacional puede definirse como un crimen contra la humanidad.
En el siguiente link podrá encontrar en detalle a los médicos y científicos internacionales que firmaron la petición.
En 2018 la famosa Sience Daily publicaba un articulo alegando que:
El Programa Nacional de Toxicología (NTP) concluyó que existe evidencia clara de que las ratas macho expuestas a altos niveles de radiación de radiofrecuencia (RFR) como la utilizada en teléfonos celulares 2G y 3G desarrollaron tumores cardíacos cancerosos, según informes finales publicados hoy.
(Resultados obtenidos 7 años antes, en 2011, por la Dra. Devra Davis)
En 2016, especialista en campos electromagnéticos, Jeromy Johnson, dió una conferencia ante la popular audiencia de TED, explicando los daños genéticos, de fertilidad y causas de cáncer producido por los dispositivos wireless, donde también denuncia el lobby que hay entre gobiernos y empresas de telecomunicaciones, señalando a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC- siglas en inglés), también denunciada por Electronic Frontier Foundation (EFF) por los incansables lobbies hechos con respecto a la acalorada Neutralidad de la Red y la controversial ley FOIA que Obama mantuvo en "secreto" durante su mandato.
En 2014, la Dra Fedrica Lamech presentó un extenso documento respaldado por la American Academy of Environmental Medicine (AAEM) sobre medidores inteligentes (smart meters en inglés) que usan la misma radiofrecuencia que los dispositivos wi-fi o celulares y la forma en la que impactan en la salud, produciendo las degeneraciones arriba mencionadas.
Más estudios científicos fueron publicados en 2011 de la mano del Dr Henry Lai) (ver anexos) reafirmando que estudios realizados en 1994 dejaban patente que las radiaciones de corta frecuencia, como la de celulares, producían cancer cerebral en las ratas. En 1998 la compañía de celulares Motorola intentó desacreditar los descubrimientos científicos, pero en 2014, RF Safe público un memo filtrado, fechado en 1994, donde la compañía de teléfonos móviles intentó varios lobbies, además de arreglos con la prensa para que no se haga eco del trascendental descubrimient puesto que se vería perjudicado el negocio.
Saltando a al 2007 el Dr Andrew Goldsworthy (ver anexos) publicó un documento de 15 pág. donde afirma acerca de las radiofrecuencias de onda corta:
Hay pruebas innegables de que los campos electromagnéticos débiles pueden eliminar los iones de calcio unidos de las membranas celulares. No hay duda de que el calcio es escencial para la estabilidad de las membranas. Consecuentemente, su perdida (...) producirá cambios en el metabolismo, la aparición de cáncer, daño genético, pérdida de la fertilidad, deteriodo de las funciones cerebrales (...)
Los bebés tienen la costumbre de llevarse todo a la boca, es una forma de "conocer" el mundo que los rodea, y justamente hoy en día cada vez son más los padres y madres que le dan un teléfono celular a sus hijos para que hagan silencio o entretenerlos mientras ellos se benefican con placeres egoistas. Cuando su hijo o hija, nieto o nieta, sobrino o sobrina, primo o prima, amigo o amiga hace esto, permite meter un dispositivo que emite radiofrecuencia "dentro" del cuerpo, igual que cuando lo lleva en el bolsillo o en un sostén, resultando generar un daño a la salud. El dispositivo móvil del que niños y adultos estan enamordos, es un producto de consumo, demostrado por inumerables estudios psicológicos, sociológicos y pedagogicos, objetos de marketing: vender algo para convertirlo en consumidor y ver a los niños como potenciales "consumidores", bombardeandolos por diferentes vías (pc, celulares, televisión, publicidad, consolas, etc.) con imagenes que no entinden y sus cerebros no llegan a procesar por su corta edad, víctimas de un capitalismo salvaje. La relación entre las regulaciones que debería poner el Estado o Gobierno para proteger a los niños estan más que opacadas por los "beneficios" que ofrece el sector privado, pero lo más peligroso son los padres y madres "milenials" que no conocen siquiera la tecnología que usan, ni los efectos dañinos que pueden tener sobre su salud o la de sus [email protected]
El futuro de la tecnología 5G es "incierto", estudios profundos en la materia están pendientes de realizar y deben ser abordados de forma seria por gobiernos (lease políticos o gobernantes) y entidades no gubernamentales del mundo científico ya que las empresas de telecomunicaciones están haciendo lo posible por seguir adelante con sus proyectos de "ventas"; mientras tanto los "civilizados y racionales" adultos deben tomar conciencia del mundo que los rodea, con la tecnología que portan en sus bolsillos o carteras más la que vendran, si no lo quiere hacer por usted, hágalo por el futuro: [email protected] niñ@s.
Lector, lectora, o lactante, me remito a los hechos, pruebas inmersas y compartidas en cada link de esta nota. Juzgue por usted mismo el pasado, el presente y el futuro; suyo y de sus [email protected]
-----------------
Anexos
Dr Devra Davis: Founding Director of the Center for Environmental Oncology at The University of Pittsburgh Cancer Institute (the first institute of its kind in the world, to examine the environmental factors that contribute to the majority of cases of cancer) Dr Davis holds a B.S. in physiological psychology and an M.A. in sociology from the University of Pittsburgh, 1967. She completed a PhD in science studies at the University of Chicago as a Danforth Foundation Graduate Fellow, 1972 and a M.P.H. in epidemiology at the Johns Hopkins University as a Senior National Cancer Institute Post-­Doctoral Fellow, 1982. She has authored more than 200 publications and has been published in Lancet and Journal of the American Medical Association as well as the Scientific American and the New York Times.
Dr Andrew Goldsworthy: Su investigación y enseñanza se extienden desde la fisiología y la bioquímica de la fotosíntesis y la fotorrespiración a través de los efectos biológicos del agua tratada electromagnéticamente hasta la electrofisiología de las plantas. También diseñó un experimento para la misión espacial anglo-rusa "Juno" y ahora es miembro del Grupo Asesor de Ciencias de la Vida de la Agencia Espacial Europea
Dr Henry Lai: es científico, investigador y profesor de bioingeniería emérito de la Universidad de Washington y editor jefe de biología y medicina electromagnética. Lai publicó una investigación en 1995 que concluyó que la radiación de microondas de bajo nivel causó daños en el ADN en cerebros de ratas.
----------------------------
Edición: errata
submitted by kong-dao to DeepMinds [link] [comments]


2019.11.05 06:32 Epsyl0 Vengo del año 2454.

Vengo del año 2454.
Vengo del futuro, del año 2454, Imperio Hispánico Unificado, el nombre no lo diré, Zona sur-central a-10-1, no daré motivos del porqué vine por ahora, ni las razones específicas, solo que tengo un cariño por su país, daré una lista detallada de las cosas que pasaron al menos en mí línea de tiempo, las primeras décadas de forma detallada, después de forma global y resumida hasta llegar al período en el que nací, de paso, dejaré una imagen que saque en el año 2023 de las noticias.
-2019: noviembre 10, 11/diciembre: Sindicatos se toman varios sectores industriales y estatales, desabastecimiento artificial, más polarización ideológica, hay sectores abastecidos, y otros son pasados por "mercado negro", contrabando, e "insurrección anti sindical", pueblos pequeños son los más privilegiados.
-2020: febrero, se descubren fosas comunes que fueron utilizadas en el 2019, se descubre también un plan de intervención extranjero en el país, P.C involucrado, escándalo, pero no pasa a mayores, se baja el perfil a la situación.
-2020: mayo, Panorama internacional, se estrechan lazos entre Argentina y Bolivia, se inician planes de estatización de recursos en ese país, y nuevos aceleradores económicos Putin se vuelve una figura importante para el país trasandino, lazos con Rusia
-2020: julio, Quintana queda a cargo, ocurre asamblea constituyente, una mujer de izquierda queda a manos del país, se cambia la constitución, se elimina el estado subsidiario, se implementa un estado benefactor, se integra una comisión que revisa proyecto escrito por Bachelet, pero se integran a la nueva constitución párrafos de las europeas, y otras propias de latam.
-2020: septiembre, un número importante de fondas son saqueadas, muchas cierran, otras optan por ser localizadas en lugares estratégicos junto a policías.
-2020: noviembre: A diferencia del año pasado, no ocurre ninguna toma, no hay desabastecimiento, se emite deuda, se gasta mucho fondo público para implementar las políticas que fueron dictadas por Piñera un año atrás, y por las nuevas que fueron implementadas en la asamblea.
-2021: marzo: Se estatizan y nacionalizan varias empresas, la figura de Allende toma mucho poder, muchos colegios no inician el año escolar, otros son tomados por estudiantes.
-2021: junio: Se descubre un escándalo que golpea aún más a la derecha.
-2021: agosto: Nuevos procesadores, es sacada a la luz una I.A en países primermundistas, Elon Musk interesado en Chile por el litio, sin embargo se decide no hacer tratos con Tesla, ni con otras empresas americanas, se enfoca a negociar con China y Rusia.
-2021: septiembre: Fuerte caída del pib, cerca de un 9% en el primer año del mandato de la nueva presidenta, fuerte aumento del desempleo, sectores del retail acusan mano negra, muchas empresas conocidas deciden por irse del país.
-2021: octubre: Mercosur-UE, Argentina queda fuera de la cumbre en Europa, no se dan mayores explicaciones.
-2022: enero: Muere una importante figura artística en Chile.
-2022: mayo: Primeros lentes de contacto que implementan cámara salen al mercado en países primermundistas.
-2022: junio: Desabastecimiento de trigo, cereales, y verduras en la zona central, se le echa la culpa a una plaga, nueva caída del Pib, cerca de un 6%, sale otro informe que fue ocultado por el gobierno, el cual indicaba que la inflación en el país a final del 2021 era de un 7%, y no de un 3% cómo se había indicado.
-2022: julio: Nuevas reformas económicas, se decide aumentar el sueldo mínimo a 500k, y aumentar los impuestos al combustible, precio de las cosas aumentan, varias pymes quiebran, trabajadores hacen paros y huelgas, por considerar que el gobierno esta incumpliendo sus promesas de crecimiento.
-2022: agosto: EEUU acusa articulación de movimientos bolivarianos en la zona sur de Chile desde hace más de dos años, el gobierno no dice nada.
-2022: diciembre: EEUU pone primeras sanciones económicas a Chile por negarse a colaborar con empresas americanas y privados, gobierno chileno acusa de autoritarismo y de colonialismo.
-2023: enero: Se implementan tratos con Venezuela para apalear la crisis en combustibles, se tranza cobre por petróleo, gasolina y derivados, nuevas reformas, se decide implementar impuestos a la comida, a las carnes, y a las verduras.
-2023: febrero: Fuerte inflación de un 53%, empresarios hastiados de los impuestos, y de las trabas estatales, deciden un plan para desabastecer sus empresas y obligar al gobierno a que derogue varias leyes, el gobierno no cede, deciden irse muchas empresas del país, sobre todo las del sector agrícola y cárnicas.
-2023: agosto: Inflación de un 200%, huelgas masivas y protestas aún peor que en las del 2019, cientos de miles de personas mueren en enfrentamientos con policías, la presidenta acusa de intento de golpe de estado norteamericano, se pide ayuda a Rusia, el cual envía tropas a Argentina, y las pasan por las fronteras, se hace un plan en conjunto con este ejercito, se decreta estado de sitio en todo el país, con ley marcial.
-2023: septiembre: Fiestas patrias son celebradas normalmente, se escucha por todo el país la música de violeta parra y de víctor jara, ese mismo mes se inauguran estatuas de varias figuras populares, también se anuncia una nueva reforma constitucional, se decide eliminar al ejército, y sustituirlo por uno democratizado, se cambia el período de presidente, de 4 años, a 6.
-2023: octubre: Ejercito Chileno se niega a ser desarticulado, y se acuartela, se inicia una operación masiva a lo largo de todo el país, esta operación quedara registrada en la historia como "Operum Septimum" por la canción del séptimo de línea, aunque medios internacionales dicen que es igual a la noche de los cristales rotos en Alemania, cientos de dirigentes caen, grupos paramilitares bolivarianos se enfrentan armados a militares, pero como solo tuvieron un mes de ser articulados no tienen demasiada preparación profesional en cuanto a sector geográfico y estratégico, ya que estos estaban entrenados en selvas amazónicas y no las del sur y el norte, finalmente militares ganan, golpe de estado, muchos miembros del gobierno son exiliados, por ser considerados cómplices de un plan internacional, el estado de sitio impuesto por la antigua presidenta sigue en pie, al igual que la ley marcial, mueren muchas personas a lo largo de los años.

- A partir de aquí no escribiré ni daré detalles, pues la mayoría pueden darse una idea de que cosas pasarán, y de que cosas volverán saltaré directamente al año 2035, el cual se centra más en un contexto internacional, todo lo que cuento aquí paso en mi línea de tiempo, eso no quiere decir que pase en la suya, la verdad es que les daré una pequeña explicación al porqué muchos "viajeros" o profetas fallan en sus predicciones, no es que la mayoría mienta o sean falsos en lo que dicen, sino que ellos están contando lo que se vivió en una de sus líneas de tiempo, en el futuro, precisamente en el año 2365 se describe y se logra visualizar a través de tecnología cómo fueron otras líneas de tiempo, precisamente una la dejo John Titor hace muchos años, y también Edgar Cayce, en la de Edgar y Titor, bajo el gobierno de Obama hubo una guerra nuclear, pero eso fue en sus líneas de tiempo, o en las que ellos vieron, y como saben, eso no paso aquí, lo que quiere decir, que muchas cosas que están aquí, algún político importante, o dirigente, puede verlas y evitarlas, lo mismo con alguien que quizás aún sea un simple estudiante pero que algún día tenga un prominente futuro y pueda cambiar las cosas, en fin, continuo.

-2025: Vuelve la antigua constitución, pero se implementan nuevas políticas que dan más facultades al ejército y al poder judicial, también al ejecutivo, se desbaratan varios ministerios, y se funden otros en uno solo, esto para apalear la grave crisis monetaria.

-2035: Marzo, se inicia una coalición de países anticomunistas, la cual es Brasil, Ecuador, Perú, Uruguay, Colombia, un hombre blanco preside esta nación, al igual que en Chile, Chile no ha dejado el mandato militar y el hombre que gobierna es rubio, y tiene mano de hierro, muchos le dicen emperador dorado.
-2035: Junio, se inicia una coalición de países bolivarianos, la cual es Argentina, Venezuela, y Cuba, hay aires de guerra, pero esta estalla dos años después, en el 2037.
-2037: Agosto, guerra de guerrillas a lo largo de toda Sudamérica, se utilizan nuevas tecnologías, algunos hablan de tercera guerra mundial, pero USA y Rusia acuerdan en secreto que pactarán un tratado de no agresión directa, pero que si tendrán la libertad para ayudar a los países que consideren claves en sus planes geopolíticos, esto para evitar una guerra nuclear, muy similar a lo que paso con Vietnam.
-2038: Enero, La guerra sigue en curso, finalmente se decide rodear a argentina por parte del atlántico, y se llega a través de Pocitos en lo que se considera el día D de Sudamérica, la capital cae sin tanta resistencia, a pesar de su largo territorio, muchos dicen que hubo sabotaje interno por parte de una mujer política, y de varios grupos antikirchneristas y antiperonistas, 4 años después sale a la luz el plan que se hizo, para que la coalición no destruyera este país, por otra parte Perú y Chile acuerdan llegar por el norte a Bolivia pero en diferentes frentes, mientras que Brasil ataca dos lugares, Venezuela al norte, para contener la penetración Venezolana, y en conjunto con Perú y Chile, rodean a Bolivia para hacer una guerra total.
-2038: Septiembre, Bolivia capitula el 14 de ese mes, se traza un trato en el cual se le dice a esta nación, que conservará su independencia, si gasta lo que le queda de sus fuerzas militares en dar a conocer todos los planes con su aliada Venezuela y en ayudar a las fuerzas de la coalición anticomunista,
Bolivia acepta.
-2038: Noviembre: Venezuela es absolutamente rodeada, se traza un plan civil para armar a la población, en puntos estratégicos se elimina a bolivarianos, y a través de Brasil, se deciden pasar cazas norteamericanos cargados con armas, por otro lado son utilizados satélites con una nueva tecnología que son capaces de desbaratar toda detección aérea.
-2038: Diciembre: La población civil se une a los ejércitos libres anti bolivarianos, los cuales son conformados por antiguos guerrilleros reformados, cristianos, demócratas, fascistas, y también norteamericanos, estos hacen tácticas de sabotaje a alimentación y fuentes de energía que utiliza Venezuela.
-2039: Enero: Estados Unidos invade Cuba, la destroza en unos días, las pocas fuerzas cubanas huyen a Venezuela, pero son interceptadas por buques que esperaban cerca de costa rica, su intención era hacer una "L" para intentar despistar.
-2039: Febrero: Se deja la guerra de guerrillas y el intento de desgaste con Venezuela, y se decide hacer de una vez una guerra total, Chile, Perú y la reciente Bolivia, atacan entrando por el río Atabapo a través de Colombia, mientras que Colombia se une junto a ecuador y atacan por el río meta, a su vez Brasil junto a Uruguay y fuerzas norteamericanas entran rodeando Guyana a través de Sacupana, el Kremlin llama a Usa y decide no seguir apoyando a Venezuela, le dan el visto bueno para que tomen la ciudad, hacen un trato económico que beneficiara a ambas potencias y el cual pagará la deuda del gobierno bolivariano con Rusia.
-2039: Mayo: Tras dos meses de intenso fuego, se toman la mayor parte de ciudades y carreteras, uno de los golpes más devastadores fue la toma del Barquisimeto, el cual dio pie a la toma de otras carreteras y ciudades.
-2039: Julio: Venezuela capitula.
-2039: Septiembre: Se deroga la constitución bolivariana, y se implementa una nueva la cual fue revisada por organismos internacionales, lo mismo en Cuba, se llama a elecciones libres a finales de mes en ambos países, cientos de miles de fuerzas disidentes son fusiladas en plazas públicas, todo símbolo comunista y socialista es prohibido, el temor a la anti democracia es tan fuerte, que de hecho, se termina en una crisis de miedo implementando anti democracia por parte de toda Sudamérica ante el horror de todo lo que paso a lo largo de esos 4 años.
-2040: Enero: Se hace un acuerdo para que solo exista la socialdemocracia, sin embargo esta pierde mucho poder, el anarquismo es considerado al igual que el comunismo una fuerza de odio la cual debe ser erradicada.
-2040: Febrero, antiguos parlamentarios comunistas de muchos países latinoamericanos, son exiliados en Europa, donde vivirán el resto de sus días, Europa no prohíbe el comunismo, por lo que pueden vivir de acuerdo a su ideología, pero ya sin la capacidad de llevarla a cabo.

Saltaré 100 años en el futuro, pero empezaré con 2080, después lo demás.

-2084: Julio:Uno de los presidentes más importantes de toda la historia mundial, es asesinado en Estados Unidos, tanto izquierdistas como derechistas lo lloran, una enorme estatua es puesta en su honor, es asesinado por no ir con los intereses nacionales.
-2115: Enero: Estatua del emperador dorado, de un tamaño de 60 metros es puesta cerca de viña del mar, la cual reivindica el éxito que hubo bajo su mandato en la guerra, otros países no hacen lo mismo con antiguos líderes, otras figuras históricas salen a reflote, aunque ya no es visto todo este proceso como un medio para imponer una ideología, sino más bien como un recordatorio de la historia "Hasta el final del siglo", por lo mismo hay estatuas pero de tamaño normal, de casi todas las figuras históricas habidas en la historia de todas las tendencias ideológicas, desde el 1800, hasta el 2100, el comunismo es mal visto, pero nace una nueva forma de ver la vida gracias a ese presidente asesinado, por lo que a pesar de todo, muchas personas rinden honores y hacen homenajes a diferentes figuras históricas, y a personas asesinadas, de todos los sectores, "por combatir con bravura hasta el final por sus ideologías", el fascismo y el ultraderechismo pasan a ser vistos solo como una forma de gobierno, más no como una visión de la gente normal o del día a día.
-2120: Febrero:Primeros androides puros nacen, a la primera se le conoce como Ev4, en Japón y Sur corea es todo un éxito.
-2125: Marzo: La cura completa del cáncer llega, aunque informes más tarde, dicen que la verdadera cura, ya había llegado en el 2034.
-2130: Julio: Se descubren artefactos en la luna, en su parte interna, es revelada a la población parte de esos secretos.
-2134: Enero: Coalición anticomunista, cambia su nombre a Latinoamérica Unificada, la mayoría de los países la conforman, su intención es crear una organización la extinta Mercosur, pero que aglomere también a países con economías más débiles, la moneda local no existe más, y se dolarizan todos, pero se permite que este dolar, tenga su propio símbolo y divisa, esto como una forma de comprometer a los pueblos sin que se sientan subyugados culturalmente, aunque en el fondo es para que el nacionalismo este más vivo.
-2143: Ciudades submarinas y aéreas ya son casi un hecho, aunque por ahora las aéreas flotan solo a unos cientos de metros solo un par de edificios, se deciden trazar planes sustentables a futuro.
-2162: El mito del presidente americano del 2084 que fue asesinado, es tan fuerte, que muchos empiezan a ver su filosofía cómo una nueva religión, parecido al budismo, tiene adherentes transhumanistas, por lo que captan mucho la atención.
-2185: La capital Musk, en marte, tiene revueltas, demandando independencia de la tierra.
-2222: Se descubren animales complejos bajo la superficie de la antártica.
-2234: Latinoamérica Unificada, decide crear su propia bandera, y tramitar visas sudamericanas para que no sea necesaria tanta burocracia para viajar entre países, se decide utilizar la constitución de Chile en Ecuador, y Perú, mientras que la de Brasil será utilizada en Bolivia, Argentina mantendrá la suya propia.
-2254: Se decide crear una sola constitución para Chile, Ecuador, Perú y Brasil, Argentina se niega a esto, y decide separarse de la unificación.
-2255: Líderes de la unificación, deciden poner a un presidente títere en Argentina, pues en esta rige un presidente peronista-nacionalsocialista, el cual dice que una constitución global, amenaza los intereses nacionales y no vela por el futuro de los ciudadanos, si no solo sirve a caudillos
sionistas que están interesados en un gobierno mundial.
-2256: El presidente nacionalsocialista muere en un atentado terrorista por parte de una organización llamada, "Alianza Invicta", el cual está obsesionado con la unificación de latam, son apolíticos y en su mayoría son conformados por jóvenes que adoran la tecnología y el progreso humano, por sobre el ideológico.
-2258: Estos jóvenes no son castigados, son vistos como héroes por haber "Garantizado la paz en la región, ante una nueva amenaza socialista", todos los que son afines al gobierno peronista, son encarcelados.
-2260: Gobierno considera que el comunismo ya no es un peligro, por lo que desarticula varias leyes que habían implementado hace más de cien años, aun así se castiga con cárcel por más de 50 años solo aquel que posea el símbolo comunista, ya sea como dibujo, o como estampado en su ropa.
-2261: Nuevas formas de reciclaje, se logra hacer con la basura una nueva forma de combustible.
-2267: Virus extraterrestre llega a la tierra a través de un meteorito, se decide estudiar los lagos Vostok, y la profundidad de la antártica, para desarrollar una cura.
-2280: Se descubre en Gobi una ciudad sumergida en la arena, la cuál contiene tecnología de una civilización anterior a la nuestra, una época dorada para los procesadores y para nuevas ingenierías, sobre todo la que tiene que ver con las ciudades.
-2302: Una ciudad completa llamada Asgardia se convierte en un éxito, aunque la mayor cantidad de habitantes son androides, ya que solo aceptan a quienes fueron sus primeros residentes virtuales, hace más de 200 años, los "despertados" personas que se criogenizaron en el año 2092 y que fueron parte del primer proyecto, ahora poseen cuerpos robóticos,estos son los beneficiados con los cargos más altos en Asgardia, implementan una socialdemocracia parecida a la Nórdica.

Época de la virtualización cerebral.

-2320: Se logra virtualizar la mente humana de forma completa, enfermedades mentales como el Alzheimer, Neurosis, o esquizofrenia, desaparecen, logran reconectar y re-estimular a voluntad todo tipo de sensaciones, TODAS.
-2323: Se crean entornos simulados igual al real, para que personas que tengan tendencias psicópatas hagan lo que deseen y al mismo tiempo ser estudiados sus ondas en ese preciso momento, de esa forma pueden que cosas reconectar en el cerebro, y como solucionarlas.
-2324: Los videojuegos pasan a ser completamente interactivos, sientes la sensación de vivir dentro de él, muchas películas y series estaban en lo correcto, nunca nadie queda atrapado en una de ellas.
-2332: Muchas adicciones a drogas son curadas fácilmente, la pena a las drogas es castigada con la muerte, se crean también bacterias, y plagas que sean capaces de destruir plantas especificas que estén relacionadas con esto.
-2345: Homenaje a los caídos de la segunda guerra mundial termina en desastre en Europa, muchos acusan a LATAM de ser un gobierno Neo-Nazi por más de cien años, autoridades europeas deciden hacer caso omiso, y arrestan a manifestantes, los manifestantes quedan con la prohibición de entrar a Latinoamérica Unificada.
-2356: Se decide cambiar el nombre de Latinoamérica unificada y se cambia por Imperio Hispánico Unificado, por sus siglas IHU todo símbolo nacional está prohibido, ya que se considera que la patria verdadera es Latinoamérica, y se considera que imperio es el verdadero nombre que debe tener la coalición, ya que esto hará "que todo sentimiento socialista, o de que estamos subyugados quedará dejado de lado, no puede haber un imperio sobre nosotros, porque nosotros ahora somos un imperio", se cambia la constitución y se utiliza una sola, las ciudades pasan a ser llamados sectores, y se crea un solo himno, y una sola bandera, sin embargo, todos los sectores mantienen cierta independencia a través de una república federal, como la estadounidense, regiones, provincias, pasan a unificarse y a ser estados completos, algunos de los nombres de estos nuevos estados son, Rayelis, Saneghos, Fardiala, Nueva Colorado , Mardiz y Darieh, ubicadas en parte de Chile y otras en Argentina, un solo estado puede abarcar más de 3 regiones, algunos países con provincias extensas conservaron sus nombres y en parte su cultura, pero terminaron siendo absorbidas por el libre transito de los ciudadanos de otros estados, los estados a su vez tienen sectores, y estos a su vez están numerados del 1 al 10 más un numero.

Hago un punto aparte, aquí es donde nací yo, en Mardiz, el sector sur central a-10-1, en lo que ustedes consideran el Maule ahora mismo, pero de donde vengo, Mardiz abarca el Maule, Concepción y la Araucanía.
-2368: El imperio hispánico decide mostrar en pantallas gigantes cerca de arquitecturas antiguas, momentos del pasado, es decir, muestran películas para que quienes visiten sientan lo que vivían las personas de las épocas prehispánicas, esto a modo de documental, sin embargo ver el futuro está absolutamente prohibido.
-2370: Automatización completa de varios sectores industriales, la mayor parte de la población estudia robótica, ciencias, matemáticas, y logística, también mantenimiento industrial.
-2389: Varias personas deciden ser "Inmortales", subiendo sus consciencias a la nube, la gente no padece sufrimiento ni tristeza en ese mundo, también puedes fácilmente borrarte la memoria.
-2395: Se reestructura completamente El imperio Hispánico haciéndolo más eficiente.
-2399: Varias corrientes cristianas son prohibidas, por ser consideradas anti-racionales, se promueve el cientificismo.
-2320: El imperio hispánico logra crear su primera moscovia, la cual en vuestro tiempo, no son más que ovnis, este va con destino a estudiar próxima centauri.
-2334: Se decide crear un consejo de sabios, estos serán racionalistas, economistas, matemáticos, y también tecnocratas, serán estos los que gobiernen el imperio hispánico, se instaura una oligarquía basada en el nivel de inteligencia de los ciudadanos, quienes más inteligentes sean, más derechos tienen.-2346: Por ley quienes sean más pobres no pueden tener hijos, ya que se considera que el gasto de recursos debe ser limitado en ciertos sectores.

Adelantaré cien años nuevamente.

-2411: Nuevos experimentos cuánticos permiten la capacidad de contactar con el "Más allá", se intenta estudiar lo que viene después de la muerte.
-2434: Colonia Marciana terraforma Marte haciéndolo aún más verdoso.
-2454: Androide Epsylum creado en el imperio hispanico viaja al pasado con la misión de dar a conocer gran cantidad de detalles del futuro, aunque Estados Unidos, Europa y Asia están en contra de cambiar el pasado, se envía a este androide directamente a que cuente esto en un foro de internet donde nadie le creerá, esto con la finalidad de estudiar las consecuencias, el androide deberá volver a su línea de tiempo al cabo de doscientos años en la línea de tiempo a la que viajó, y debe registrar con su cámara cornica toda la información, el imperio hispánico es el único capaz de velar por la humanidad, ya que no tenemos a los norteamericanos ni a otra potencia encima, somos libres y soberanos, y por lo tanto es el imperio hispánico, y la inteligencia artificial que esta trás el, quien merece gobernar el mundo del pasado, conociendo a los humanos del pasado, conviviendo con ellos, sabremos como trabajar junto a ustedes algún día.

La humanidad es el imperio, larga vida a la humanidad.
La humanidad es la patria, larga vida a la humanidad.
https://preview.redd.it/0b6ydh1u0tw31.jpg?width=1280&format=pjpg&auto=webp&s=1f0f9b1cc682e8c112eaf9ea6d1101e7c7df5113
submitted by Epsyl0 to chile [link] [comments]


2019.02.18 11:14 RaulMarti LOS TRABAJADORES,HUERFANOS DE REPRESENTACION CON LA IZQUIERDA Jon E. Illescas (2a.. parte )

2ª. PARTE
Ante este escenario, en España VOX conecta con parte del buen sentido común de la gente corriente que Gramsci conceptualizaba como progresivo (había otro que caracterizaba como regresivo, irracional y supersticioso).
Esta parte de “buen sentido común” gramsciano lleva a los votantes de VOX a atender a preocupaciones reales y materiales que cualquier trabajador entiende perfectamente.
Así, desde lo que llamo “la izquierda seria”, alejada de las “alertas anfifascistas” proclamadas a modo rimbombante ante los medios que los parieron por personajes públicos de errática trayectoria que viven en residencias señoriales en la sierra madrileña, hemos de entender que los votantes de VOX no son todos fascistas, al menos, de momento.
Son gentes de distinta procedencia que observan y denuncian problemas reales pero se apoyan en soluciones regresivas y protofascistas predicadas por oportunistas personajes de derecha populista auspiciados por una parte del gran capital que siempre conserva la carta del fascismo como un as en la manga dispuesto a ordenar el desorden creado por sus bacanales neoliberales.
Los ejes de VOX son la unidad de España, efectivamente cuestionada por un nacional-independentismo regresivo y posfeudal como el catalán o el vasco; la locura del feminismo mainstream actual avivado por ciertos sectores de la clase capitalista para dividir a la clase trabajadora por sexos; o la duplicación de instituciones estatales como el Senado o las comunidades autónomas que, efectivamente, tienen una productividad muy baja y en muchos lugares producen más daño que beneficios a la población (por ejemplo, en el sistema nacional de salud o en ciertos sectores de la educación).
Sin embargo, obsérvese como Vox no cuestiona una institución tan poco “productiva” para las gentes que moran y trabajan en España como la monarquía, es más: la celebran.11 Tampoco en lo económico aportan nada nuevo, son básicamente neoliberales sin complejos, muy parecidos a la mayoría de políticos del PP o Ciudadanos que pretenden conseguir el apoyo obrero en base a venderles la clásica moto de que si los empresarios pagan menos impuestos, ganarán más y sus salarios serán más grandes con lo cual todos se irán felices y contentos a comer perdices.
Así que, pese a sus serias limitaciones programáticas y discursivas, VOX conecta con parte de la población hastiada de muchas sandeces y omisiones de la izquierda posmoderna.
¿Ejemplos? El feminismo exaltado de algunas y algunos que como ya no se atreven a cuestionar el sistema económico porque no saben ni tienen formación (para tenerla no cuentan los tweets ni las horas de “activismo” en Facebook) ni planes alternativos (socialistas) que proponer a la población, deben entrar en el mercado (capitalista) de la diversidad para parecer diferentes a la derecha gobernante (diferentes en lo simbólico, no en lo material donde son del todo yermos).
Así apoyan un feminismo productor de nuevas injusticias con su lamentable “discriminación positiva” que genera más resentimiento que afecto entre la clase obrera (políticas que hunden sus raíces en los gobiernos liberales estadounidenses de Kennedy y Nixon).
Un feminismo hipertrofiado por la testosterona de hombres irrisoriamente acomplejados por algún pecado original que del mismo modo que no fue culpa ni autoría de ninguna Eva, tampoco lo fue de ningún Adán, sino de las limitaciones propias de un estadio concreto del desarrollo sociocultural del ser humano y la división sexual del trabajo.
Llegados a este punto, quiero dejar claro (aunque seguro muchos lo obviarán intencionadamente) que no es que opine que no queden cuestiones por cambiar para conseguir la igualdad de la mujer respecto al hombre, el problema es que los métodos para conseguirla pueden producir nuevas injusticias y por otra parte es honesto reconocer que ya la mujer se ha igualado en numerosos aspectos al hombre cuando no se ha puesto por encima suyo en algunas cuestiones en los países desarrollados.
En este sentido, las políticas discriminatorias no ayudarán a resolver los problemas donde efectivamente la mujer está por debajo del hombre en estas sociedades donde la lógica del capitalismo ha ayudado a que con la incorporación de la mujer al mercado laboral ésta haya ganado una autonomía económica y política inédita en cualquier época anterior.
Las mejoras que la situación de las mujeres han experimentado en los países capitalistas desarrollados las últimas décadas ha sido espectaculares y no reconocerlas es falsear la historia.
El movimiento socialista debe luchar por la igualdad de los seres humanos, no por la desigualdad (y por eso hay que finiquitar las clases sociales que dividen y enfrentan a unos con otros).
No se puede luchar izando la bandera de lo que nos hace diferentes sino con aquella que representa lo que nos iguala. No para obviar o marginar la diferencia, sino al contrario: para aceptarla como algo natural que no tiene ni aspira a tener más protagonismo del que posee.
Además, hay que recordar a las y los comunistas que confunden churras con merinas que, tanto Marx como Engels afirmaron en un documento tan popular como el Manifiesto Comunista (que tantísimos autoproclamados “marxistas” ni han leído ni entendido) que el capitalismo era el máximo destructor de la sociedad patriarcal.
Por tanto aquellas teorías del “feminismo marxista” donde se igualan el funcionamiento del capitalismo con el patriarcado son simplemente falsas, careciendo de todo rigor histórico y teórico suficiente excepto para las y los convencidos.
En este sentido, es muy interesante leer las críticas que dos marxistas que no se consideraban feministas como Rosa Luxemburg o Aleksandra Kollontái dedicaban al movimiento sufragista.
Muchos (y muchas) están cada vez más cansados de que se estigmatice a los hombres, que se implementen políticas de “discriminación positiva” como las “listas cremallera” y/u otras en base a diferencias de acceso o brechas salariales que en no pocos casos provienen de estudios tendenciosos con una metodología científica y heurística más que cuestionable.
Hay que recordar que, en España, con la ley en la mano, a igual ocupación no puede existir diferente salario y, de hecho, no lo hay.
Sumado a ello, cada vez más mujeres y hombres están hartos de que se privilegie a la mujer en el tratamiento de ciertas noticias por el mero hecho de ser “mujer” (como si eso fuera una debilidad) o se estigmatice a los hombres como protoacosadores, agresores, abusadores, violadores y proxenetas latentes en potencia (¿dónde dejó nuestra izquierda uno de sus mejores vástagos históricos como fue la presunción de inocencia?).
En contraposición, la “izquierda de la diversidad” que baila al ritmo de las modas del capital, cada vez trata mejor a los animales a tenor del aumento de activismo “animalista.
O eso dicen, pese a que cada vez observo a más animales por la calle castrados y/o zarandeados por el cuello con las correas de sus amos.
En un mundo gobernado por la lógica del capital y el beneficio, donde la alienación social y el individualismo narcisista y competitivo no cesa de aumentar quebrando las relaciones de confianza y solidaridad entre las personas, las “mascotas” (que ya no animales) vienen a sustituir ese hueco emocional dejado por el marido que se marchó, la novia que no se encuentra, el amigo que no se tiene, la hermanita que no llega o el hijo que se fue a otro país para encontrar trabajo.
El aumento del número de personas con animales-mascotas ha crecido exponencialmente al ritmo de una industria que ya mueve, solo en la Unión Europea, 36.500 millones de euros anuales (la mitad de lo que gasta en salud pública el gobierno de España).
En un momento en que en nuestro país crece el número de hambrientos hasta las 600.000 personas,20 ya tenemos a 20 millones de mascotas entre nosotros (repartidas en 4 de cada 10 hogares).
La gente del “primer mundo” se gasta más en mantener a animales que tienen esclavizados disponiendo de ellos como objetos de consumo o como juguetes biológicos de divertimento para intentar llenar su vacío existencial (más de 800 euros anuales en caso de los perros) que en alimentar a las más de 25.000 personas que se mueren de hambre al día (¿conoce usted a alguien que se gaste casi mil euros anuales para alimentar a los hambrientos?).
Así es nuestra izquierda: cada vez más ducha en el conocimiento del Manifiesto Animalista de Pellunchon y menos en el Manifiesto Comunista de Marx y Engels. Desconocemos el apoyo que recibirán de los animales que algunxs aspiran a transformar en sujetos con derechos políticos,24 pero que pensamos tendrá un pésimo efecto como reclamo para una clase trabajadora que verá, sobre todo si es blanca, heterosexual y masculina, cómo después de llamarla “eurocéntrica”, “machista” y “especista” se la trata peor que a todos los colectivos de la diversidad, incluidos los que aspiran a “liberar” al simpático gatito Michu y al perrito Bobby de las garras de sus (quizás veganos) propietarios.
Ahí tenemos a una parte importante de nuestra izquierda: absolutamente desnortada.
+Jon E. Illescas es profesor de secundaria, miembro de IU y el PCE, licenciado en Bellas Artes y Doctor en Sociología y Comunicación. Es autor de los libros La Dictadura del Videoclip. Industria musical y sueños prefabricados (El Viejo Topo, 2015, 3ª ed. 2018) y Nepal, la revolución desconocida. Crisis permanente en la tierra de Buda (La Caída, 2012).
submitted by RaulMarti to podemos [link] [comments]


2018.12.16 06:30 thoraccountnein Acabo de llegar al Perú y tengo dudas... ¿Qué tanto es misoginia y qué tanto inseguridad?

Bien, me da algo de vergüenza hablar de ésto pero tampoco sé a quién más preguntarle. Hace poco tiempo llegué a Perú para visitar a mi familia y hasta ahora la experiencia ha sido bastante maravillosa, no sólo con mi familia sino con lo que he podido ver del país. Ya conocía la cultura porque me crié en ella pero nunca había tenido la oportunidad de venir.
El problema surgió cuando conocí a mi tío, apenas me vio empezó a hacer comentarios incómodos acerca de mi apariencia. La mitad de mi familia es peruana mientras que la otra mitad es europea, y yo salí totalmente a la segunda mitad. Desde que llegué ha estado intentando llenarme la cabeza de "advertencias" por ser "demasiado blanca", empezando por decirme que me cuide, que no use faldas o ropa llamativa, que no me maquille demasiado porque, según él, eso hará que los violadores, los secuestradores y los traficantes de mujeres se fijen rápidamente en mi y me hagan algo malo. Ha llegado hasta el punto en el que muestra su disgusto cada vez que salgo sola por mi "propia seguridad".
Cada vez que puede hace algún comentario sobre mi raza, a veces halagador y a veces destructivo, y me está dando un asco terrible porque siento que se está aprovechando de mi ignorancia para llenarme de miedos para satisfacer quién sabe qué traumas internos. Por otro lado, además de hacer estos comentarios con un tono de absoluta seriedad, me llama gringa de forma despectiva, suele tratar de humillarme frente a otros peruanos, desanimarme con mis planes a futuro y buscar la manera de hacerme depender de él. Me disgusta demasiado el tipo, lo evito a toda costa y a pesar de que mi familia no termina de comprender mi disgusto con él porque le tienen cariño, al menos respetan que no lo trate.
Pero justamente como no conozco el país no sé donde se separan su misoginia de la situación real de la sociedad peruana y sus "advertencias" me han creado dudas. ¿Qué tan cierto es eso? Éstas pocas semanas que he tenido la oportunidad de visitar me he encontrado con una realidad totalmente diferente. Nadie ha hecho comentarios sobre mi aspecto, nadie se ha comportado de manera especialmente positiva o negativa conmigo, y por el contrario me he encontrado con un ambiente de absoluto respeto y educación. Cuando salgo con mi familia nadie siquiera ha dudado de que estemos emparentados a pesar de que nos veamos totalmente diferentes, sólo lo aceptan como una verdad absoluta. Las únicas veces en las que me he sentido incómoda han sido con este señor y con un joven que no era peruano.
Sin embargo sólo llevo aquí un tiempo muy corto, aún no termino de conocer a la sociedad peruana y como hasta ahora sólo he tenido experiencias positivas, de las pocas que he tenido, quisiera escuchar una tercera opinión. ¿Qué opinan ustedes? Sí, quizás el viejo tenga sus problemas... ¿Pero qué tan verdadero puede ser lo que dice? ¿Qué tanto debería cuidarme? ¿Debería relajarme y tomar la situación como la de cualquier otro país Latinoamericano?
Muchas gracias por haber leído hasta acá y por tomarse el tiempo de responder :)
submitted by thoraccountnein to PERU [link] [comments]


2018.09.02 15:47 grumetito Petróleo, cambio social, auge del ginocentrismo y caída del mismo mediante la escasez energética

MGTOW, feminazismo, Termodinámica y Tasa de Retorno Energético
Estimados Mgtows,
aunque a priori pudieran parecer conceptos independientes entre sí, están íntimamente relacionados, pues al fin de cuentas, lo que mantiene activa y cohesionada nuestra sociedad es la energía.
Sin ella, simplemente no hay actividad económica (trabajo). Según los avances tecnológicos y el acceso a la energía en cada sociedad, su cultura y comportamientos/creencias sociales podrá cambiar (ej: una sociedad de baja energía –agricultura de subsistencia- frente a una sociedad de alta energía –occidente-).
En occidente, sociedad de alto acceso energético, estamos sumidos en una sociedad desequilibrada en cuanto a las relaciones inter-género, tanto a nivel afectivo como sexual. Esto se debe a los cambios sociales que se han sucedido en Europa desde su génesis en el inicio de la Ilustración, pero también al simultáneo descubrimiento y uso de fuentes energéticas de mayor calidad y abundancia.
Hipergamia descontrolada (junto al Principio de Pareto), mujeres endiosadas, leyes feminazis en detrimento de la libertad masculina, perversión del contrato matrimonial (donde ya no hay ventajas o seguridades para el hombre), rechazo de la propia femineidad en la búsqueda de una igualdad desmedida con el hombre que lleva a la mujer a su masculinización sin respetar sus características femeninas, uso de las relaciones sociales afectivas como bien de consumo desechable (de usar y tirar por fácil recambio por parte de la gran mayoría de las mujeres) etc son fruto de cambios sociales que ahora llegan a su apogeo.
¿En qué países –sociedades- se dan estas características?
En aquellos donde la alta calidad de vida y estabilidad social provee viabilidad al que las mujeres se lo puedan permitir.
En países del “tercer mundo” (Gabón, Bielorrusia, Kazajstán, Haití, Islas Marshall por poner ejemplos de cada continente) tales características están prácticamente exentas de sus sociedades.
En países del “segundo mundo” se encuentran parcialmente, con variabilidad incluso dentro del mismo país: México capital en comparación a las comunidades indígenas de los estados más pobres; Sudáfrica según qué zonas y clases sociales, etc. En todo caso, mientras más se desarrolla la economía del país y se acerca al primer mundo, más avanzan las leyes feministas.
En países del “primer mundo” es donde se desarrollan plenamente tales características, con Suecia como paraíso feminista y Japón a la vanguardia de sus consecuencias con sus “hombres herbívoros”.
Nota:
El uso de la terminología “países de primer, segundo o tercer mundo” carece de validez actualmente; se usa sólo a términos ejemplificativos para demostrar que es en aquellos países donde se dispone de mayor actividad económica (por tanto, acceso a la energía) los que pueden permitirse el feminazismo social, pues la mujer no depende de sí misma en relación a los hombres como iguales (como debería ser en un estado de derecho) ni de los hombres exclusivamente (como sucede en estados autoritarios), sino que es sobreprotegida por el Estado de Bienestar mediante sus leyes feministas. Simplemente, la dependencia cambia.
Y, ¿dónde se genera un Estado de Bienestar sobre el cual pueden florecer tales leyes feminazis y los cambios sociales que portan?
Allí donde hay suficiente actividad económica que permita hacerlo viable, pues el estado de bienestar o socialdemocracia se define por un conjunto de ayudas y protección, asistencia, a la población que generan un gasto que no todos los países se pueden permitir.
Por tanto, existe una variable, justificada por cada mujer que vive de una determinada manera según su sexo en el país que le tocó nacer: a más energía, más “emponderamiento” femenino.
¿Qué es la energía, en términos prácticos?
Es el trabajo que conforma cualquier objeto de consumo o energía, y que debe ser realizado por una persona o por una máquina. Recordemos, que las máquinas, como los coches, no funcionan sin energía (fósil o renovable) y nada se hace solo.
La fuente de energía principal es solar, en diversas formas:
- Alta calidad, fácil extracción y alto índice energético –que produce más energía por unidad, o que “renta” más-: Petróleo, gas natural y carbón, que son restos de organismos vivos que han crecido en tiempos pretéritos gracias a la luz solar y que la geología ha transformado en un concentrado altamente energético para su uso en motores de combustión.
Esta energía no es renovable –tarda millones de años en formarse- y es básicamente la que mantiene la sociedad moderna industrial. La energía nuclear –uranio- también es fósil ya que es un recurso geológico finito.
- Menor calidad (baja concentración de energía) pero renovable: biomasa (restos de cultivaciones –ej: la misma madera que es quemada directamente para generar energía, sin esperar a que se convierta en carbón-), maremotriz, eólica y solar (todas generadas directa o indirectamente por la energía solar que llega a la Tierra).
Nota: el hidrógeno, al no encontrase libremente en naturaleza, debe ser generado a partir de electricidad (electrólisis) por lo que su valor energético es mayor que la energía que lleva (no puede llevar más energía que la usada en su creación). Esto lo hace, si acaso, un medio para transporte o almacenamiento de energía (vector) pero no es una fuente en sí misma.
Véase que la energía renovable produce electricidad, pero esta sólo es el 20% de la energía consumida en el mundo (no hay forma de almacenarla que permita que existan aviones de pasajeros, trasatlánticos o tractores/camiones en los que sea rentable usarla).
Y en el caso de los coches, no hay suficiente material para convertir la flota mundial en coches eléctricos (no hay suficiente litio para baterías por ejemplo).
¿Quiere esto decir que se agotará la energía? No, pero no es posible crecer indefinidamente en un mundo materialmente finito.
Aquí entra el concepto de TRE (Tasa Retorno Energético):
Según la Wikipedia se conoce como tasa de retorno energético (TRE) al cociente de la cantidad de energía total que es capaz de producir una fuente de energía y la cantidad de energía que es necesario emplear o aportar para explotar ese recurso energético. La fórmula es TRE=Energía total de la fuente/Energía invertida.
Un cociente menor o igual que 1 indica que la energía de la fuente es menor o igual a la energía consumida (es decir, cuesta más energía obtener energía que la energía que consigues, por tanto pasa de ser una fuente a un sumidero), por lo tanto una fuente de energía será tanto mejor cuanto mayor sea su TRE, puesto que eso implica que se obtiene una mayor cantidad de energía neta utilizable por cada unidad de energía invertida en ella (más renta, más kilómetros recorre el coche con un mismo llenado de gasolina).
¿Se acabará el petróleo? No, nunca. Eso no es lo importante. Lo que sucede es que no es rentable invertir energía en tal fuente que aporta menos energía de la invertida (ej: las minas de oro no se cierran cuando no queda más material, sino cuando el coste de su extracción es superior al beneficio económico que genera. Lo cual no implica que el mineral se agote totalmente, simplemente no es rentable).
Así pues, las ciudades de las grandes sociedades desarrolladas actuales dependen de cantidades ingentes de energía (y minerales y su transformación que dependen de tal energía) para mantenerse en pie y con una población estable, que si ellas, no sería viable. Tal estabilidad es tanto económica como social (incluyendo leyes feminazis).
Ejemplo: La Roma actual con 2,86 millones de personas, antes del desarrollo del aprovechamiento de las grandes fuentes de energía, llegó a tener (con un desarrollo tecnológico y organización social superior incluso a la de la Edad Media) un máximo cercano a 1 millón de habitantes. México capital cuenta con 8 millones por ejemplo, similar a Nueva York.
Resumiendo: La sobrabundancia material de occidente (en comparación al resto del mundo) permite que haya poblaciones estables, y el Estado de Bienestar ayuda a las mujeres que han estado históricamente más “necesitadas”.
Por ello, actualmente, por ejemplo, una mujer soltera no tiene prácticamente consecuencias respecto a lo que sería tenerlo en una sociedad donde el Estado no la apoyase explícitamente (se observa en los estados “tercermundistas”).
Entonces, podemos incidir que en un estilo de vida más “parco, moderado económicamente” o con un Estado de Bienestar menos protector (o inexistente) la mujer no puede permitirse, para su supervivencia y calidad de vida, los instintos hipergámicos o liberalismo sexual (lo cual no quiere decir que desaparezca, pues son innatos a nivel puramente reproductivo).
Por tanto, si el actual contexto económico del “primer mundo” desaparece, las sociedades cambian, y por tanto los comportamientos de mujeres y hombres.
¿Desaparecerá? Nadie sabe el futuro, pero la Agencia Internacional de la Energía tiene varios escenarios, donde maquilladamente, acepta el inevitable declive.
El caso es éste: jamás en la humanidad ha habido tal cuantiad de población mundial (7000 millones, cada caloría del mundo occidental lleva incorporada en su producción mas calorías de energía fósicl que las que el alimento por sí mismo aporta a través de la fotosíntesis) ni ha vivido con tanta calidad (aunque no la totalidad de la población) y esto ha servido gracias a la energía.
Como homo sapiens, no tenemos vello como un chimpancé, por lo que ahorramos calorías que producirían calor y en su lugar usamos las pieles de otros animales para calentarnos, somos omnívoros y los únicos animales que cocinan, por que usamos su energía para predigerir la comida antes de ingerirla y destinar mayores recursos al desarrollo y mantenimiento cerebral (inteligencia) que consume sobre el 20% de la energía del cuerpo (algo exagerado, pesando el cerebro alrededor de 1 kilogramo en comparación con el consumo de cualquier parte del cuerpo).
Es decir, para el humano, como especie, es natural usar fuentes de energía externa para mantener su viabilidad poblacional.
Mientras no ha habido un crecimiento económico aparentemente infinito, los roles sociales estaban ligados a la cantidad de energía que se podía conseguir, con una cultura y unas normas de comportamiento y cortejo definidas (para bien y para mal); actualmente, tal mundo ha desaparecido en occidente (¿quién diría a un abuelo de 90 años, en su juventud, que por el precio de una buena cena en restaurante -50 euros por ejemplo- podría conseguir un vuelo low cost de una capital europea a otra sin problemas? Difícilmente lo creería) y no hay roles específicos, sino grupos de poder (feministas) y valores “capitalistas” –individualismo, narcisimo (llamado lorealismo)- que no definen el comportamiento general de la mujer sino en un único sentido: lo que más renta, lo que más le conviene según la edad (carrusel) un juego al que muchos hombres se niegan a participar. El juego ha cambiado para las mujeres (antes del Muro) pero no para los hombres, que deben seguir siendo proveedores como en los tiempos de escasez energética; al producir las mujeres y aumentar tecnológicamente sus contactos (apps, globalización) el hombre pierde sus herramientas de valor principales, por lo cual es más susutituibles –desechable-.
Notal final:
Este artículo quiere expresar, sin intención de sentar cátedra, que existe una relación entre la dinámica material (desarrollo económico, tecnología, energía) y sus síntomas sociales (feminazismo, entre otros) y cómo la sociedad se adapta a la realidad económica; y propone: ya que la termodinámica y geología imponen un límite en el desarrollo de las sociedad (y su mantenimiento, la situación actual es una excepción a lo largo de la historia de la humanidad), al caer esta irremisiblemente (independientemente de si sea un poco antes o después en el tiempo, hoy por hoy las energías renovables ni de lejos permiten el derroche energético necesario para mantener activa la civilización industrial actual) ¿no se modificarán las relaciones entre hombres y mujeres? ¿No podrían ser tales relaciones, a la larga, devenir en alguna similar a las que adoptaron sociedades más antiguas e iguales de capaces que nosotros (si, el padre de tu tatarabuelo, por ejemplo)? Hasta aquí, la ciencia sólo puede decir que la abundancia energética se acabará, dando lugar a sociedades de menor consumo energético.
Por último, no pretendo convencer a nadie sobre el Peak oil, cambio climático o historia de las sociedades, ni se extrae ningún beneficio de ello, más que aportar una macrovisión desde la perspectiva energética y social a los hermanos MGTOW que se encuentran un panorama de relaciones sociales muy diferente al de sus padres.
No obstante, en caso de que despertase interés, se adjuntan links con datos científicos, quien quiera, que investigue por su cuenta y crea aquello que desee creer. En todo caso, entrando en opiniones, sería mucho más preferible un mundo futuro económicamente similar al actual (como en general se le supone en los medios de comunicación) con un nivel igual o incluso superior de feminazismo que un mundo post-petróleo, dado a la pérdida de calidad de vida que implica para el ciudadano occidental (a excepción de que haya un decrecimiento y cambio social ordenado hacia un nuevo paradigma de una población estable en población y producción, cosa inmensamente difícil). Así pues, el cambio de este ambiente tóxico para el hombre en relación a las mujeres está garantizado por la naturaleza, en cuanto vuelvan las limitaciones materiales que de forma natural han frenado los instintos hipergámicos y similares.
Nota: vide destacado sobre la anipulación social de la mujer en occidente y su creciente desconfianza al hombre impulsada por los medios de comunicación (curiosamente, son los actores, que son mejores según su capacidad de fingimiento en su trabajo, quienes tienen una desproporcionada influencia en la creación de opiniones en la sociedad, y muchos toman esta visión de la realidad como cierta (y luego se arrepienten, como las cuarentonas post-wall que han descubierto que la vida no es como en la serie Sexo en New York). !Muy recomendable!
https://www.youtube.com/watch?v=PaIr6-or8OI&t=3s
Grumetito
http://crashoil.blogspot.com.es/search?q=world+energy&updated-max=2018-02-02T16:50:00%2B01:00&max-results=20&start=1&by-date=true
https://www.youtube.com/watch?v=rvKCvKLMnJU&feature=youtu.be
http://www.resilience.org/stories/2012-02-22/en-busca-de-un-milagro-los-l%C3%ADmites-de-la-%E2%80%98energ%C3%AD-neta%E2%80%99-y-el-destino-de-la-socieda/
http://crashoil.blogspot.com.es/2011/12/la-gran-exclusion.html
submitted by grumetito to MGTOW_es [link] [comments]


2018.07.16 03:54 alforo_ Cuando la catástrofe planetaria es tu trabajo diario

La mujer sonriente se acerca a mí, con la mano extendida para estrechar la mía. “Solo quería decirle lo mucho que he disfrutado de su charla”, me dice entusiasmada. Se lo agradezco en el alma, estoy tan agradecida por sus cumplidos como podría estarlo cualquiera. Pero mi corazón se encoge. He fallado otra vez. La charla “interesante” que acabo de dar era sobre el cambio climático y sus impactos, ahora y en el futuro –una catástrofe planetaria en una presentación de PowerPoint de 40 minutos-. Ahora el público se está marchando, con ganas de tomarse un café o algo más fuerte, pensando ya en donde coger un taxi, qué cenar o en cualquier otra cosa menos en preparar una revolución para salvar el planeta.
Doy muchas de estas charlas –a estudiantes universitarios, grupos de negocios, organizaciones comunitarias, cualquiera que me escuche-. Me esfuerzo mucho en ser interesante, utilizando poco texto y pocas gráficas complejas, añadiendo muchas fotografías y analogías, anécdotas personales e incluso algún que otro chiste. Y en eso está mi problema. Como científica, siento la necesidad de mostrar los hechos tal y como los entendemos actualmente. Pero demasiado catastrofismo es paralizante. La fatiga apocalíptica puede hacer que la gente se esconda bajo una manta, metafóricamente hablando.
¿Cómo se encuentra el equilibrio entre la motivación y la desesperación? Algunas veces parece como que hay el mismo número de gente dando consejos sobre cómo presentar el cambio climático que de gente recogiendo información sobre el tema. Volver a encuadrar el problema, nos dicen. Hablar sobre niños y salud, no sobre osos polares y desastres. Hablar de seguros y de oportunidades, de cómo ser más listo, más sano y más feliz. Hablar del presente, no de décadas futuras. Hablar local, no global, etcétera.
Al mismo tiempo, otros nos dicen que no estamos asustando lo suficiente. Ian Dunlop es el anterior presidente de la Asociación Australiana del carbón, que después de haber regresado del lado oscuro con ganas, ahora está denunciando los debates “orwellianos” sobre política climática y a los políticos que evitan su responsabilidad moral. En What Lies Beneath: The Scientific Understatement of Climate Risks (Lo que yace en el fondo: La subestimación de los riesgos climáticos), Dunlop va incluso más allá: Él y su coautor, David Spratt, retaron a los científicos por ser demasiado precavidos en ausencia de datos perfectos y demasiado reticentes a contar las cosas tal y como son.
No todos somos tan precavidos. John Schellnhuber, director fundador del Instituto Potsdam para la Investigación sobre los Impactos del Clima, es probablemente el científico del clima más influyente que podáis conocer. Entre otras cosas, Schellnhuber fue el que propuso la barrera de 2 grados centígrados que fue inicialmente adoptada por el Gobierno alemán y la Unión Europea y finalmente plasmado en el Acuerdo sobre el Clima de París. En 2011, Schellnhuber fue ponente invitado en la conferencia en Melbourne ¿Cuatro grados o más? Australia en un mundo caliente. Su respuesta a la retórica pregunta “¿Cuál es la diferencia entre un mundo con 2 grados de calentamiento y uno con 4 grados?" fue tan brutal como breve: “La civilización humana”
En realidad nosotros, los científicos del clima, somos un grupo raro. Como el resto de la profesión científica, nos levantamos cada mañana y vamos a nuestras oficinas, laboratorios o campos de estudio. Recogemos y analizados nuestros datos y escribimos nuestros trabajos para publicaciones científicas. Pero aquí es donde nos salimos del guion: somos los únicos miembros de la profesión científica que cada día esperan estar equivocados.
Esperamos estar equivocados sobre cómo el ritmo de subida del nivel del mar se está acelerando tanto que las viviendas de quizá miles de millones de personas podrían quedar inundadas para finales de siglo. Esperamos estar equivocados sobre la muerte de nuestro icono natural más preciado, la antaño magnífica Gran Barrera de Coral. Esperamos estar equivocados sobre cómo el ritmo de deshielo de glaciares en los Andes y el Altiplano Tibetano amenaza el suministro de agua dulce de más de una sexta parte de la población mundial. Esperamos estar equivocados sobre cómo el desplazamiento de personas por todo el planeta, debido a los crecientes desastres relacionados con el clima, podría hacer que la actual crisis de refugiados parezca insignificante. Esperamos, esperamos, esperamos…
El marxista italiano de principios del siglo XX Antonio Gramsci lo reflejó de la forma más elegante cuando escribió sobre la tensión entre el “pesimismo del intelecto y el optimismo de la voluntad”. Él, desde luego, no se estaba refiriendo al cambio climático, pero bien podía haber estado haciéndolo.
La ración diaria de historias relacionadas con el cambio climático en mi correo refleja esta tensión. Está repleta de ejemplos de nuevas granjas solares, interesantes avances tecnológicos en almacenamiento en baterías, del aumento de desinversión en combustibles fósiles por parte de empresas e incluso gobiernos. Pero dispersos entre estas historias para sentirse bien hay momentos de puro terror paralizante que no deja dormir por la noche: aceleración de la pérdida de hielo en el Antártico, debilitamiento de la corriente del Golfo, temperaturas del Ártico que el febrero pasado llegaron a superar en 25 grados centígrados las temperaturas normales. (¡Si, 25! No es una errata)
Se supone que los científicos deben ser objetivos, sopesando calmadamente las pruebas como doña Justicia con los ojos vendados, en vez de ser seres humanos con defectos y asustados, metidos dentro de un tiovivo emocional que diariamente oscila entre la esperanza y la desesperación.
La salud emocional de los científicos del cambio climático ha atraído la atención científica en sí misma. Un estudio realizado por Lesley Head y Theresa Harada, publicado el año pasado en Emotion, Space and Society, basado en entrevistas con 13 científicos australianos con la intención de describir el “trabajo emocional” que implicainvestigar sobre cambio climático. Citando a científicos bajo seudónimos, el estudio exploraba la frustración y la ansiedad que sienten algunos científicos del clima que como mínimo saben que están sujetos a unos estándares de infalibilidad más exigentes que otros científicos, y en circunstancias más extremas se han enfrentado a correos de odio e incluso a amenazas de muerte. Los mecanismos para poder hacerle frente van desde el humor negro, evitar mencionar el trabajo en ocasiones sociales a leer novelas superficiales para desconectar.
La psique de los científicos del clima has sido incluso explorada a través del arte. En 2014, un estudiante de posgrado de la ANU, Joe Duggan, comenzó a pedir a los científicos del clima que le enviasen una carta corta, escrita a mano sobre cómo se sentían acerca del cambio climático. La exhibición de las cartas que resultó de ello, ¿Es así como te sientes?, reveló desaliento, ansiedad, frustración, miedo, depresión, furia, desánimo y tristeza, pero también esperanza, optimismo y su determinación de no abandonar.
A veces me gustaría dejarlo. En algún momento del pasado yo fui una bióloga. Lo echo de menos. Pero después de perseguir hormigas por el bush australiano durante cuatro años a finales de los 80 para conseguir el doctorado en ecología del comportamiento, estaba lista para un cambio. “El cambio climático puede ser una opción” (o algo parecido), me dijo mi supervisor del doctorado. En ese momento me pareció una buena idea y mucho más útil para prepararme para un trabajo que pagase más que las hormigas. En los más de 20 años que han pasado desde entonces he descubierto que la ciencia del cambio climático es el "Hotel California" de la investigación, puedes dejarlo cuando quieras, pero el reto moral (citando a un antiguo primer ministro) que viene con ello significa que dejarlo no es ni siquiera una opción.
En mis días más oscuros miro a las investigaciones a mí alrededor y me pregunto. ¿Cuál es el sentido, por ejemplo, de secuenciar el genoma de esta criatura o esta otra, si esa criatura puede que tenga un tiempo tan limitado en este planeta que todo ese conocimiento será para nada? Al mismo tiempo envidio a aquellos colegas para los que el peor problema de su vida académica es perder una subvención o que un trabajo sea rechazado. Qué simple parece esa vida.
No todo es negro, por supuesto. Paris en diciembre de 2015 fue un momento glorioso y esperanzador. Cuando el entonces ministro de exteriores francés Laurent Fabius anunció la llegada de un Acuerdo sobre el clima en aquella habitación de Le Bourget hubo abrazos y besos y lágrimas de alivio. Y el tsunami de inversión a nivel mundial en energía renovable desde entonces continúa aumentando, superando ahora a la inversión en combustibles fósiles por un margen que sigue creciendo. Pero incluso estas luces brillantes no son suficientes. El último informe de las Naciones Unidas sobre el margen de emisiones dice que con las tendencias actuales se puede conseguir solo un tercio de la reducción de uso de energía necesaria para mantenernos bajo el objetivo de los 2 grados centígrados.
Mientras tanto, aquí en casa, el desastre que es la política sobre el clima australiana renquea gracias a algunos diputados tan fosilizados como su combustible favorito. Desafiando las tendencias mundiales, el Gobierno ha reculado en el Objetivo para Energías Renovables y seguimos siendo el único país desarrollado que ha derogado el precio al carbono. Las emisiones australianas continúan aumentando y en 2015 la organización independiente Climate Action Tracker (Rastreadores de acción climática) nos consideró el país con la mayor diferencia relativa entre nuestra trayectoria de emisiones y nuestras promesas en París.
A un nivel personal, el maravilloso Desmond Tutu nos aporta algo de consuelo. Su llamamiento a “Hacer tu poquito de bien donde te encuentres; esos poquitos de bien juntos son los que embargan al mundo” está escrito en un pósit encima de mi ordenador. Cada día cuando me levanto, voy a mi oficina a escribir mis trabajos y preparar mis diapositivas, intentando hacer mi poquito de bien con esperanza. https://www.themonthly.com.au/issue/2018/june/1527775200/lesley-hughes/when-planetary-catastrophe-your-day-job
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2017.08.18 19:56 Subversivos Es la guerra santa, idiotas.

Después de cada atentado de terroristas islámicos en Europa, cuatro artículos ya clásicos de Arturo Pérez-Reverte sobre el asunto, publicados en los últimos diez años (el primero apareció en febrero de 2006, como lúcido pronóstico de lo que estaba por venir) suelen ser difundidos profusamente en las redes sociales, algunas veces con alteraciones ajenas al autor. Zenda ha reunido para sus lectores los textos originales, por orden cronológico.
POR QUÉ VAN A GANAR LOS MALOS
2 de febrero de 2006
De la movida mahometana me quedo con una foto. Dos jóvenes tocados con kufiyas alzan un cartel: Europa es el cáncer, el Islam es la respuesta. Y esos jóvenes están en Londres. Residen en pleno cáncer, quizá porque en otros sitios el trabajo, la salud, el culto de otra religión, la libertad de sostener ideas que no coincidan con la doctrina oficial del Estado, son imposibles. Ante esa foto reveladora -no se trata de occidentalizar el sano Islam, sino de islamizar un enfermo Occidente-, lo demás son milongas. Los quiebros de cintura de algunos gobernantes europeos, la claudicación y el pasteleo de otros, la firmeza de los menos, no alteran la situación, ni el futuro. En Europa, un tonto del haba puede titular su obra Me cago en Dios, y la gente protestar en libertad ante el teatro, y los tribunales, si procede, decidir al respecto. Es cierto que, en otros tiempos, en Europa se quemaba por cosas así. Pero las hogueras de la Inquisición se apagaron -aunque algún obispo lo lamente todavía- cuando Voltaire escribió: «No estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero lucharé hasta la muerte para que nadie le impida decirlo».
Aclarado ese punto, creo que la alianza de civilizaciones es un camelo idiota, y que además es imposible. El Islam y Occidente no se aliarán jamás. Podrán coexistir con cuidado y tolerancia, intercambiando gentes e ideas en una ósmosis tan inevitable como necesaria. Pero quienes hablan de integración y fusión intercultural no saben lo que dicen. Quien conoce el mundo islámico -algunos viajamos por él durante veintiún años- comprende que el Islam resulta incompatible con la palabra progreso como la entendemos en Occidente, que allí la separación entre Iglesia y Estado es impensable, y que mientras en Europa el cristianismo y sus clérigos, a regañadientes, claudicaron ante las ideas ilustradas y la libertad del ciudadano, el Islam, férreamente controlado por los suyos, no renuncia a regir todos y cada uno de los aspectos de la vida personal de los creyentes. Y si lo dejan, también de los no creyentes. Nada de derechos humanos como los entendemos aquí, nada de libertad individual. Ninguna ley por encima de la Charia. Eso hace la presión social enorme. El qué dirán es fundamental. La opinión de los vecinos, del barrio, del entorno. Y lo más terrible: no sólo hay que ser buen musulmán, hay que demostrarlo.
En cuanto a Occidente, ya no se trata sólo de un conflicto añejo, dormido durante cinco siglos, entre dos concepciones opuestas del mundo. Millones de musulmanes vinieron a Europa en busca de una vida mejor. Están aquí, se van a quedar para siempre y vendrán más. Pero, pese a la buena voluntad de casi todos ellos, y pese también a la favorable disposición de muchos europeos que los acogen, hay cosas imposibles, integraciones dificilísimas, concepciones culturales, sociales, religiosas, que jamás podrán conciliarse con un régimen de plenas libertades. Es falaz lo del respeto mutuo. Y peligroso. ¿Debo respetar a quien castiga a adúlteras u homosexuales? Occidente es democrático, pero el Islam no lo es. Ni siquiera el comunismo logró penetrar en él: se mantiene tenaz e imbatible como una roca. «Usaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia», ha dicho Omar Bin Bakri, uno de sus los principales ideólogos radicales. Occidente es débil e inmoral, y los vamos a reventar con sus propias contradicciones. Frente a eso, la única táctica defensiva, siempre y cuando uno quiera defenderse, es la firmeza y las cosas claras. Usted viene aquí, trabaja y vive. Vale. Pero no llame puta a mi hija -ni a la suya- porque use minifalda, ni lapide a mi mujer -ni a la suya- porque se líe con el del butano. Aquí respeta usted las reglas o se va a tomar por saco. Hace tiempo, los Reyes Católicos hicieron lo que su tiempo aconsejaba: el que no trague, fuera. Hoy eso es imposible, por suerte para la libertad que tal vez nos destruya, y por desgracia para esta contradictoria y cobarde Europa, sentenciada por el curso implacable de una Historia en la que, pese a los cuentos de hadas que vocea tanto cantamañanas -vayan a las bibliotecas y léanlo, imbéciles- sólo los fuertes vencen, y sobreviven. Por eso los chicos de la pancarta de Londres y sus primos de la otra orilla van a ganar, y lo saben. Tienen fe, tienen hambre, tienen desesperación, tienen los cojones en su sitio. Y nos han calado bien. Conocen el cáncer. Les basta observar la escalofriante sonrisa de las ratas dispuestas a congraciarse con el verdugo.
ES LA GUERRA SANTA, IDIOTAS
1 septiembre de 2014
Pinchos morunos y cerveza. A la sombra de la antigua muralla de Melilla, mi interlocutor –treinta años de cómplice amistad– se recuesta en la silla y sonríe, amargo. «No se dan cuenta, esos idiotas –dice–. Es una guerra, y estamos metidos en ella. Es la tercera guerra mundial, y no se dan cuenta». Mi amigo sabe de qué habla, pues desde hace mucho es soldado en esa guerra. Soldado anónimo, sin uniforme. De los que a menudo tuvieron que dormir con una pistola debajo de la almohada. «Es una guerra –insiste metiendo el bigote en la espuma de la cerveza–. Y la estamos perdiendo por nuestra estupidez. Sonriendo al enemigo».
Mientras escucho, pienso en el enemigo. Y no necesito forzar la imaginación, pues durante parte de mi vida habité ese territorio. Costumbres, métodos, manera de ejercer la violencia. Todo me es familiar. Todo se repite, como se repite la Historia desde los tiempos de los turcos, Constantinopla y las Cruzadas. Incluso desde las Termópilas. Como se repitió en aquel Irán, donde los incautos de allí y los imbéciles de aquí aplaudían la caída del Sha y la llegada del libertador Jomeini y sus ayatollás. Como se repitió en el babeo indiscriminado ante las diversas primaveras árabes, que al final –sorpresa para los idiotas profesionales– resultaron ser preludios de muy negros inviernos. Inviernos que son de esperar, por otra parte, cuando las palabras libertad y democracia, conceptos occidentales que nuestra ignorancia nos hace creer exportables en frío, por las buenas, fiadas a la bondad del corazón humano, acaban siendo administradas por curas, imanes, sacerdotes o como queramos llamarlos, fanáticos con turbante o sin él, que tarde o temprano hacen verdad de nuevo, entre sus también fanáticos feligreses, lo que escribió el barón Holbach en el siglo XVIII: «Cuando los hombres creen no temer más que a su dios, no se detienen en general ante nada».
Porque es la Yihad, idiotas. Es la guerra santa. Lo sabe mi amigo en Melilla, lo sé yo en mi pequeña parcela de experiencia personal, lo sabe el que haya estado allí. Lo sabe quien haya leído Historia, o sea capaz de encarar los periódicos y la tele con lucidez. Lo sabe quien busque en Internet los miles de vídeos y fotografías de ejecuciones, de cabezas cortadas, de críos mostrando sonrientes a los degollados por sus padres, de mujeres y niños violados por infieles al Islam, de adúlteras lapidadas -cómo callan en eso las ultrafeministas, tan sensibles para otras chorradas-, de criminales cortando cuellos en vivo mientras gritan «Alá Ajbar» y docenas de espectadores lo graban con sus putos teléfonos móviles. Lo sabe quien lea las pancartas que un niño musulmán -no en Iraq, sino en Australia- exhibe con el texto: «Degollad a quien insulte al Profeta». Lo sabe quien vea la pancarta exhibida por un joven estudiante musulmán –no en Damasco, sino en Londres– donde advierte: «Usaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia».
A Occidente, a Europa, le costó siglos de sufrimiento alcanzar la libertad de la que hoy goza. Poder ser adúltera sin que te lapiden, o blasfemar sin que te quemen o que te cuelguen de una grúa. Ponerte falda corta sin que te llamen puta. Gozamos las ventajas de esa lucha, ganada tras muchos combates contra nuestros propios fanatismos, en la que demasiada gente buena perdió la vida: combates que Occidente libró cuando era joven y aún tenía fe. Pero ahora los jóvenes son otros: el niño de la pancarta, el cortador de cabezas, el fanático dispuesto a llevarse por delante a treinta infieles e ir al Paraíso. En términos históricos, ellos son los nuevos bárbaros. Europa, donde nació la libertad, es vieja, demagoga y cobarde; mientras que el Islam radical es joven, valiente, y tiene hambre, desesperación, y los cojones, ellos y ellas, muy puestos en su sitio. Dar mala imagen en Youtube les importa un rábano: al contrario, es otra arma en su guerra. Trabajan con su dios en una mano y el terror en la otra, para su propia clientela. Para un Islam que podría ser pacífico y liberal, que a menudo lo desea, pero que nunca puede lograrlo del todo, atrapado en sus propias contradicciones socioteológicas. Creer que eso se soluciona negociando o mirando a otra parte, es mucho más que una inmensa gilipollez. Es un suicidio. Vean Internet, insisto, y díganme qué diablos vamos a negociar. Y con quién. Es una guerra, y no hay otra que afrontarla. Asumirla sin complejos. Porque el frente de combate no está sólo allí, al otro lado del televisor, sino también aquí. En el corazón mismo de Roma. Porque -creo que lo escribí hace tiempo, aunque igual no fui yo- es contradictorio, peligroso, y hasta imposible, disfrutar de las ventajas de ser romano y al mismo tiempo aplaudir a los bárbaros.
SOBRE IDIOTAS, VELOS E IMANES
29 de septiembre de 2014
Vaya por Dios. Compruebo que hay algunos idiotas –a ellos iba dedicado aquel artículo– a los que no gustó que dijera, hace cuatro semanas, que lo del Islam radical es la tercera guerra mundial: una guerra que a los europeos no nos resulta ajena, aunque parezca que pilla lejos, y que estamos perdiendo precisamente por idiotas; por los complejos que impiden considerar el problema y oponerle cuanto legítima y democráticamente sirve para oponerse en esta clase de cosas.
La principal idiotez es creer que hablaba de una guerra de cristianos contra musulmanes. Porque se trata también de proteger al Islam normal, moderado, pacífico. De ayudar a quienes están lejos del fanatismo sincero de un yihadista majara o del fanatismo fingido de un oportunista. Porque, como todas las religiones extremas trajinadas por curas, sacerdotes, hechiceros, imanes o lo que se tercie, el Islam se nutre del chantaje social. De un complicado sistema de vigilancia, miedo, delaciones y acoso a cuantos se aparten de la ortodoxia. En ese sentido, no hay diferencia entre el obispo español que hace setenta años proponía meter en la cárcel a las mujeres y hombres que bailasen agarrados, y el imán radical que, desde su mezquita, exige las penas sociales o físicas correspondientes para quien transgreda la ley musulmana. Para quien no viva como un creyente.
Por eso es importante no transigir en ciertos detalles, que tienen apariencia banal pero que son importantes. La forma en que el Islam radical impone su ley es la coacción: qué dirán de uno en la calle, el barrio, la mezquita donde el cura señala y ordena mano dura para la mujer, recato en las hijas, desprecio hacia el homosexual, etcétera. Detalles menores unos, más graves otros, que constituyen el conjunto de comportamientos por los que un ciudadano será aprobado por la comunidad que ese cura controla. En busca de beneplácito social, la mayor parte de los ciudadanos transigen, se pliegan, aceptan someterse a actitudes y ritos en los que no creen, pero que permiten sobrevivir en un entorno que de otro modo sería hostil. Y así, en torno a las mezquitas proliferan las barbas, los velos, las hipócritas pasas -ese morado en la frente, de golpear fuerte el suelo al rezar-, como en la España de la Inquisición proliferaban las costumbres pías, el rezo del rosario en público, la delación del hereje y las comuniones semanales o diarias.
El más siniestro símbolo de ese Islam opresor es el velo de la mujer, el hiyab, por no hablar ya del niqab que cubre el rostro, o el burka que cubre el cuerpo. Por lo que significa de desprecio y coacción social: si una mujer no acepta los códigos, ella y toda su familia quedan marcados por el oprobio. No son buenos musulmanes. Y ese contagio perverso y oportunista –fanatismos sinceros aparte, que siempre los hay– extiende como una mancha de aceite el uso del velo y de lo que haga falta, con el resultado de que, en Europa, barrios enteros de población musulmana donde eran normales la cara maquillada y los vaqueros se ven ahora llenos de hiyabs, niqabs y hasta burkas; mientras el Estado, en vez de arbitrar medidas inteligentes para proteger a esa población musulmana del fanatismo y la coacción, lo que hace es ser cómplice, condenándola a la sumisión sin alternativa. Tolerando usos que denigran la condición femenina y ofenden la razón, como el disparate de que una mujer pueda entrar con el rostro oculto en hospitales, escuelas y edificios oficiales –en Francia, Holanda e Italia ya está prohibido–, que un hospital acceda a que sea una mujer doctor y no un hombre quien atienda a una musulmana, o que un imán radical aconseje maltratos a las mujeres o predique la yihad sin que en el acto sea puesto en un avión y devuelto a su país de origen. Por lo menos.
Y así van las cosas. Demasiada transigencia social, demasiados paños calientes, demasiados complejos, demasiado miedo a que te llamen xenófobo. Con lo fácil que sería decir desde el principio: sea bien venido porque lo necesitamos a usted y a su familia, con su trabajo y su fuerza demográfica. Todos somos futuro juntos. Pero escuche: aquí pasamos siglos luchando por la dignidad del ser humano, pagándolo muy caro. Y eso significa que usted juega según nuestras reglas, vive de modo compatible con nuestros usos, o se atiene a las consecuencias. Y las consecuencias son la ley en todo su rigor o la sala de embarque del aeropuerto. En ese sentido, no estaría de más recordar lo que aquel gobernador británico en la India dijo a quienes querían seguir quemando viudas en la pira del marido difunto: «Háganlo, puesto que son sus costumbres. Yo levantaré un patíbulo junto a cada pira, y en él ahorcaré a quienes quemen a esas mujeres. Así ustedes conservarán sus costumbres y nosotros las nuestras».
LOS GODOS DEL EMPERADOR VALENTE
13 de septiembre de 2015
En el año 376 después de Cristo, en la frontera del Danubio se presentó una masa enorme de hombres, mujeres y niños. Eran refugiados godos que buscaban asilo, presionados por el avance de las hordas de Atila. Por diversas razones –entre otras, que Roma ya no era lo que había sido– se les permitió penetrar en territorio del imperio, pese a que, a diferencia de oleadas de pueblos inmigrantes anteriores, éstos no habían sido exterminados, esclavizados o sometidos, como se acostumbraba entonces. En los meses siguientes, aquellos refugiados comprobaron que el imperio romano no era el paraíso, que sus gobernantes eran débiles y corruptos, que no había riqueza y comida para todos, y que la injusticia y la codicia se cebaban en ellos. Así que dos años después de cruzar el Danubio, en Adrianópolis, esos mismos godos mataron al emperador Valente y destrozaron su ejército. Y noventa y ocho años después, sus nietos destronaron a Rómulo Augústulo, último emperador, y liquidaron lo que quedaba del imperio romano.
Y es que todo ha ocurrido ya. Otra cosa es que lo hayamos olvidado. Que gobernantes irresponsables nos borren los recursos para comprender. Desde que hay memoria, unos pueblos invadieron a otros por hambre, por ambición, por presión de quienes los invadían o maltrataban a ellos. Y todos, hasta hace poco, se defendieron y sostuvieron igual: acuchillando invasores, tomando a sus mujeres, esclavizando a sus hijos. Así se mantuvieron hasta que la Historia acabó con ellos, dando paso a otros imperios que a su vez, llegado el ocaso, sufrieron la misma suerte. El problema que hoy afronta lo que llamamos Europa, u Occidente (el imperio heredero de una civilización compleja, que hunde sus raíces en la Biblia y el Talmud y emparenta con el Corán, que florece en la Iglesia medieval y el Renacimiento, que establece los derechos y libertades del hombre con la Ilustración y la Revolución Francesa), es que todo eso –Homero, Dante, Cervantes, Shakespeare, Newton, Voltaire– tiene fecha de caducidad y se encuentra en liquidación por derribo. Incapaz de sostenerse. De defenderse. Ya sólo tiene dinero. Y el dinero mantiene a salvo un rato, nada más.
Pagamos nuestros pecados. La desaparición de los regímenes comunistas y la guerra que un imbécil presidente norteamericano desencadenó en el Medio Oriente para instalar una democracia a la occidental en lugares donde las palabras Islam y Rais –religión mezclada con liderazgos tribales– hacen difícil la democracia, pusieron a hervir la caldera. Cayeron los centuriones –bárbaros también, como al fin de todos los imperios– que vigilaban nuestro limes. Todos esos centuriones eran unos hijos de puta, pero eran nuestros hijos de puta. Sin ellos, sobre las fronteras caen ahora oleadas de desesperados, vanguardia de los modernos bárbaros –en el sentido histórico de la palabra– que cabalgan detrás. Eso nos sitúa en una coyuntura nueva para nosotros pero vieja para el mundo. Una coyuntura inevitablemente histórica, pues estamos donde estaban los imperios incapaces de controlar las oleadas migratorias, pacíficas primero y agresivas luego. Imperios, civilizaciones, mundos que por su debilidad fueron vencidos, se transformaron o desaparecieron. Y los pocos centuriones que hoy quedan en el Rhin o el Danubio están sentenciados. Los condenan nuestro egoísmo, nuestro buenismo hipócrita, nuestra incultura histórica, nuestra cobarde incompetencia. Tarde o temprano, también por simple ley natural, por elemental supervivencia, esos últimos centuriones acabarán poniéndose de parte de los bárbaros.
A ver si nos enteramos de una vez: estas batallas, esta guerra, no se van a ganar. Ya no se puede. Nuestra propia dinámica social, religiosa, política, lo impide. Y quienes empujan por detrás a los godos lo saben. Quienes antes frenaban a unos y otros en campos de batalla, degollando a poblaciones enteras, ya no pueden hacerlo. Nuestra civilización, afortunadamente, no tolera esas atrocidades. La mala noticia es que nos pasamos de frenada. La sociedad europea exige hoy a sus ejércitos que sean oenegés, no fuerzas militares. Toda actuación vigorosa –y sólo el vigor compite con ciertas dinámicas de la Historia– queda descartada en origen, y ni siquiera Hitler encontraría hoy un Occidente tan resuelto a enfrentarse a él por las armas como lo estuvo en 1939. Cualquier actuación contra los que empujan a los godos es criticada por fuerzas pacifistas que, con tanta legitimidad ideológica como falta de realismo histórico, se oponen a eso. La demagogia sustituye a la realidad y sus consecuencias. Detalle significativo: las operaciones de vigilancia en el Mediterráneo no son para frenar la emigración, sino para ayudar a los emigrantes a alcanzar con seguridad las costas europeas. Todo, en fin, es una enorme, inevitable contradicción. El ciudadano es mejor ahora que hace siglos, y no tolera cierta clase de injusticias o crueldades. La herramienta histórica de pasar a cuchillo, por tanto, queda felizmente descartada. Ya no puede haber matanza de godos. Por fortuna para la humanidad. Por desgracia para el imperio.
Todo eso lleva al núcleo de la cuestión: Europa o como queramos llamar a este cálido ámbito de derechos y libertades, de bienestar económico y social, está roído por dentro y amenazado por fuera. Ni sabe, ni puede, ni quiere, y quizá ni debe defenderse. Vivimos la absurda paradoja de compadecer a los bárbaros, incluso de aplaudirlos, y al mismo tiempo pretender que siga intacta nuestra cómoda forma de vida. Pero las cosas no son tan simples. Los godos seguirán llegando en oleadas, anegando fronteras, caminos y ciudades. Están en su derecho, y tienen justo lo que Europa no tiene: juventud, vigor, decisión y hambre. Cuando esto ocurre hay pocas alternativas, también históricas: si son pocos, los recién llegados se integran en la cultura local y la enriquecen; si son muchos, la transforman o la destruyen. No en un día, por supuesto. Los imperios tardan siglos en desmoronarse.
submitted by Subversivos to Albedrio [link] [comments]


2017.08.12 06:19 Subversivos Me preocupa oír a los míos defender más que nadie a Maduro... ¡que hay víctimas, hombre!" / "Nadie que haya vivido la Transición diría las cosas que hoy dicen algunos en IU, faltando al respeto a nuestros padres" / "La izquierda federalista tiene que plantarse sin ambages ante el desafío catalán".

Gaspar Llamazares (Logroño, 1957) es un extraño pedazo de pan metido a político y además de izquierdas, que esto en España requiere un plus. De pasarlas canutas con Paco Frutos ha pasado a pasarlas moradas con Pablo Iglesias. O, para ser más precisos, a llevarse algún que otro zapatazo, y alguna que otra invitación a pastar, a cuenta del efecto acomplejador de Iglesias en las “neuróticas” filas de IU. O de un PSOE que parece Yo, Claudio –esto no se le ocurrió a él, pero se rió mucho…-. Ahora, el hombre que no mató a Liberty Valance pero que sí vio su cara en los carteles con que el FBI quería dar caza a Bin Laden acaba de registrar, junto a Baltasar Garzón, un partido político que se llama Actúa y que no se sabe aún oficialmente si va a concurrir a las elecciones. Oficialmente hay tiempo de pensárselo de aquí a las europeas.
Tiene usted razón, señorita, para qué nos vamos a engañar: es verdad que desde que hemos registrado Actúa como partido político, o nos ríen la gracia a mandíbula batiente o nos entran a degüello. No hay mucho término medio, no. Nosotros, desde luego, no hemos hecho nada con voluntad de polémica, hemos tenido que inscribirnos como partido porque era la única opción que nos habían dejado de proteger la marca. Es que hay una empresa que al parecer también usaba la expresión Actúa y amenazaban con una demanda a no ser que la retiráramos o hiciésemos constar que sólo nos interesaba a efectos políticos, no comerciales. Si ya dijo no sé quién el primer día, cuidado, que la palabra “Actúa” se usa mucho en publicidad... Pero no, seguro que la empresa que nos ha buscado las cosquillas no tiene agenda política oculta, es sólo una empresa. ¿Qué empresa? Pues no se lo voy a decir, perdóneme...
¿Que si tengo miedo de que esto acabe como aquella historia de mi cara en los carteles del FBI buscando a Bin Laden? Esperemos que no. Aquello dio lugar a un procedimiento judicial que hoy en día está prácticamente sobreseído. Yo intenté ir a juicio en Estados Unidos, lo intenté en serio a través de una organización americana especializada en la protección de la imagen, pero no se atrevieron, y eso que era ya en la época de Obama. Primero empezaron a enredar pidiendo la traducción al inglés de todos los documentos, luego salieron con que la responsabilidad sólo se podía pedir a la embajada americana en España. En fin, se han ido pasando la pelota unos a otros y al final, nada.
¿Cómo dice, señorita? ¿Qué esta historia mía le recuerda a la de Paco el de la Bomba, el vecino de Palomares que ayudó a los americanos a encontrar la bomba termonuclear que se les había caído allí, que reclamó y reclamó, que llegó a pedir 20 millones de dólares, y sólo se llevó calderilla y una mención? Pues sí, no me extraña nada, estos no te dan ni agua. Y conste que yo no pedía dinero, sólo quería una rehabilitación de mi imagen, de mi cara, de mi pelo.
Patricia Conde presume de cuerpazo en las redes socialesPatricia Conde presume de cuerpazo en las redes socialesBeatriz Martínez de OlcozLa presentadora, muy activa en las redes sociales, ha compartido una imagen en la que deja ver una espectacular figura animando al resto de mujeres a hacer lo mismo, pero sobre todo, a quererse. recomendado por Oiga, que yo estuve cinco años sin salir de vacaciones al extranjero porque mi hija estaba asustada, temíamos que en cualquier frontera pudiéramos tener un lío. ¿Se imagina que fuese ahora, con las delirantes restricciones migratorias de Donald Trump? Vamos, que el tema tuvo consecuencias más allá de dañar mi imagen. El entonces ministro de Defensa, Pepe Bono, escribió una carta a la entonces portavoz demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi. El ministro de Exteriores también se involucró, pero nada, todo el mundo lo lamentaba con la boca pequeña y sin plantearse ningún desagravio serio. Que esto ha sido un artista forense con demasiada creatividad, te decían. Y se quedaban tan panchos. ¿Pero de verdad les parece normal hacer montajes de fotos de gente viva para cosas así? ¡Es una barbaridad!
Baltasar Garzón y Gaspar Llamazares en un acto de la plataforma Actúa el pasado mes de abril. Baltasar Garzón y Gaspar Llamazares en un acto de la plataforma Actúa el pasado mes de abril. E.P. Cambiando de tercio me comenta usted ese chascarrillo tan simpático que sí, ya sé que hace días que corre, que dice que desde el momento en que nos hemos juntado Baltasar Garzón y Gaspar Llamazares, sólo nos falta Melchor. Un chiste muy socorrido está siendo ese, sí. Más allá del chiste: me comenta usted que el mismo día que saltó la noticia de la inscripción de Actúa como partido político, a uno de los nombres propios del proyecto, el magistrado José Antonio Martín Pallín, le faltó tiempo para desmarcarse públicamente. Que él no quería saber nada de estar en un partido político y de concurrir a elecciones, dijo. Bueno, es verdad que aquí siempre hemos estado unos y otros a distintas velocidades, con enfoques distintos. Martín Pallín avisó lealmente desde el primer día de que él no quería hacer nada que ni remotamente pareciera que podía fraccionar la representación política de la izquierda. Quizá no le hemos sabido explicar bien el carácter estrictamente instrumental de este tema, de esta inscripción, que en sí no prejuzga para nada que esto vaya a devenir un partido político. Ni mucho menos un competidor electoral de nadie.
Si Actúa debuta electoralmente será en unas europeas para aprovechar la circunscripción única, como Podemos Sí, probablemente no hemos sabido explicarle bien esto a Martín Pallín, entre otras cosas porque el tema nos estalló en las manos a principios de agosto, todo esto que le decía de la marca, señorita. La verdad es que nos quedamos todos muy extrañados, yo el primero. Aunque Teresa Aranguren también me llamó, muy sorprendida. Para empezar, en el Ministerio del Interior nos decían que esto iba muy para largo, al principio todo eran pegas, y así de un día para otro, de repente.
¿Cómo dice? ¿Si yo creo que en Interior alguien puede haber dado la consigna de acelerar nuestra inscripción como partido para j… a alguien? No lo creo, no. Yo estoy segura de que era y es un tema puramente administrativo. Mire, en cuanto se asoma usted al registro de partidos, se encuentra con que hay miles de ellos, de partidos y de partidillos unos vivos, otros medio muertos, otros en coma. El registro de partidos políticos debe de ser una locura. En una futura reforma electoral contemplamos la posibilidad de declarar muertos a todos los partidos que lleven más de determinado tiempo de inactividad; sí, de desconectarles el respirador, se podría decir así. No se ha hecho nunca, y hay miles y miles.
Pero de verdad que en nuestro caso la actividad política y electoral no se puede ni prejuzgar ni descartar. Protegemos la marca por si acaso, porque ya veremos. Hasta ahora Actúa sólo ha hecho un análisis de la situación de la izquierda, de la necesidad de vertebrar una mayoría frente al PP.
Foto: Gtres Foto: Gtres Me pregunta usted a quemarropa si, teniendo en cuenta que el sistema electoral español es una carrera de obstáculos para todos los partidos pequeños, si nos estamos reservando para las elecciones europeas, las únicas que se juegan con circunscripción única, ahí dio la sorpresa Podemos (carraspea). Bueno, sin duda ese es el marco electoral más favorable, sí. Podemos no despegó en unas elecciones generales, donde el sistema mayoritario es un gran lastre. Ni en las municipales ni en las autonómicas, que exigen tener mucha base. Podemos dio el golpe primero en unas europeas, luego fue a autonómicas y finalmente a generales. A las municipales no ha ido nunca, han ido sus marcas blancas asociadas.
Visto lo visto en las últimas legislaturas exprés, me pregunta usted de frente quién de la izquierda tiene la culpa de que el presidente sea Mariano Rajoy y no ninguno de ellos. Bueno, en parte esa ha sido la voluntad de los electores, que en mi opinión han castigado insuficientemente al PP por sus deméritos. Pero es evidente que la mayor responsabilidad es del PSOE, que limitó tanto las posibilidades de acuerdo, le ató demasiado las manos a Pedro Sánchez. Pero Podemos tampoco hizo el esfuerzo suficiente, no fue generoso. Ese fue un punto determinante de inflexión. Íñigo Errejón reconoció que se habían equivocado.
Por primera vez desde la Transición están en juego la hegemonía y las lentejas de la izquierda ¿Cómo? ¿Que suma y sigue con lo de equivocarse, porque ahora van y apartan a Íñigo Errejón? Bueno, yo no entro en conflictos internos de otros partidos. Una de mis críticas a Alberto Garzón, precisamente, ha sido la de posicionar a IU como si fuésemos de Pablo Iglesias, cuando no lo somos. Ni de él, ni de nadie. No estamos con el PSOE ni con Podemos. Lo que queríamos era romper los diques entre las izquierdas y abrir un diálogo, que hubiese menos confrontación e incomprensión. Pero dicho esto, no entramos en conflictos internos de otros partidos, como ya he dicho.
Caza usted al vuelo la oportunidad de preguntarme qué ha pasado con Alberto Garzón, que de ser el líder mejor valorado ha pasado a ser poco menos que el hombre invisible. Bueno, yo creo que hay dos decisiones suyas que explican ese proceso. Una, el ir de repente a las elecciones en coalición, sin avisar, dejando a un millón de votantes huérfanos, sobre todo de IU. Y luego la inmersión en el grupo parlamentario de Podemos, donde el perfil de IU se perdió. Alberto diseñó una táctica de IU para situarse dentro de Podemos. ¿Entrismo a lo trotsko contra Pablo Iglesias?, me pregunta usted con desparpajo. Bueno, la idea de Alberto Garzón era situarse a la izquierda de Podemos. Y Pablo Iglesias, al ir contra Errejón, se deja de transversalismos y se come todo el espacio de la izquierda, izquierda. De tal modo que no hay manera de ser más izquierdista que él.
¿Qué es la gente que comete todos estos errores la que luego me manda a mí “a pastar” en Twitter? Bueno, es verdad que, ante unas determinadas declaraciones de Alberto Garzón yo tuiteo, “sin comentarios”, y ellos contraatacan también en Twitter: “Gaspar, vete a pastar”. ¿Que si estamos como en los tiempos en que yo me las tenía tiesas con Paco Frutos? Qué va, para estos Paco Frutos era hasta un moderado, estos ya saltan a identificarse directamente con Santiago Carrillo, pero encima mal, porque hablan de la Transición de una manera, con una falta de respeto por nuestros padres y por lo convulso que fue todo aquello… Desde luego, nadie que haya estado en primera línea de la batalla política de la Transición dice esas cosas.
Me pregunta usted si, a este paso, cuánto más de izquierda es o dice ser la gente aquí, más mala hostia (se ríe). Yo sí que he detectado, no sin autocrítica, cierta tendencia al dogmatismo y al sectarismo, a creerse en posesión absoluta de la verdad y a excluir a todos. Es verdad que en IU, después de tantas insatisfacciones electorales que la han situado una y otra vez al borde de la extinción, hay un elemento de psicología neurótica. Dentro de la propia organización no sabemos distinguir entre el desacuerdo, el enfado o la ira, podemos mantener entre nosotros mismos una relación muy poco amable.
Con los de fuera desde luego, pero con los de casa, doble ración. Ahora que se vive un cambio político y generacional en IU, resulta que esto no trae más tolerancia y pluralidad, sino menos. Nos sobran nuestros propios compañeros. Menudean las declaraciones extemporáneas, los insultos. Nos perdemos hasta el respeto.
Foto: Gtres Foto: Gtres ¿Qué me parece esta cascada de dimisiones en el grupo parlamentario socialista? Pues a mí me preocupa y creo que a Pedro Sánchez también. Él y yo nos hemos tomado algún café. Yo creo que les conviene ser generosos en la victoria, es muy preocupante que personas relevantes como Eduardo Madina o Antonio Trevín abandonen la política. Con los dos he colaborado y los dos me parecen personas serias. Su marcha supone una pérdida para cualquier partido. Nadie es irreemplazable, pero… Y, además, queda esa terrible imagen de que no hay tregua, de que la batalla sigue.
Yo estuve cinco años sin salir al extranjero por culpa de que el FBI usara mi rostro en un cartel de Bin Laden, intenté ir a juicio en USA pero se ha sobreseído ¿Cómo dice, señorita? ¿Que este PSOE ya parece Yo, Claudio? Pues sí, la pena es eso, que las heridas siguen abiertas en el territorio, que no cesa el forcejeo entre mayorías y minorías, todo esto a la postre nos enfrenta con el problema más profundo, que es, si falta pluralismo interno en la izquierda, ¿cómo lo va a haber externo, de cara al exterior?
Es verdad que siempre ha sido difícil. La inercia del PSOE es la de actuar con la prepotencia de quien se ha sentido siempre la fuerza con mayor masa, yo soy el planeta, tú eres el satélite. Ante eso IU siempre se ha sentido disociada: una parte acusando al PSOE de traidores y la otra parte queriendo pactar. Ha sido siempre como una tensión entre el hermano mayor al que el menor le sobra, el PSOE es como Caín que si puede le pega un viaje a Abel y lo deja en la estacada. Esa lógica gravita también sobre Podemos, aunque ellos pretendan llegar nuevos y hacerse de nuevos. Lo cierto es que el PSOE teme seriamente por fin perder la hegemonía. Está de verdad en juego, por primera vez desde la Transición, la primogenitura de la izquierda. ¿Y las lentejas? También, también.
¿Que si Podemos me recuerda a mí la pesadilla del PCE? ¿Que cómo se me queda a mí el cuerpo, por ejemplo, cuando les oigo hablar de Venezuela? Mire, a mí me preocupa más cómo defienden aquello los míos que los de Podemos, que a veces la gente cuando ya no sabe qué hacer para diferenciarse y para parecer más radical, pues hala, a defender todavía más a Maduro… Yo mira que estoy muy preocupado, mucho, por la estrategia subversiva de la derecha en toda la América Latina; en Venezuela está ganando esta estrategia subversiva de la derecha, pero es que la reacción de la izquierda, tan autoritaria, me preocupa todavía más, si eso es lo que no deja de dar baza tras baza a la derecha. Sin dejar de ser solidario con la izquierda bolivariana, hay que poner algún límite. No se puede aceptar el retroceso de las libertades o de la igualdad social. No puedes eludir la realidad, la evidencia. ¡Que hay víctimas, hombre! En eso nos hemos equivocado.
Estando Baltasar Garzón y yo juntos en Actúa nos dicen que sólo nos falta un Melchor, es un chiste muy socorrido, sí… En cambio, en el tema catalán, yo estoy mucho más con Alberto que con Pablo. Hay que decir no al referéndum, que no es verdad que sea un acto de movilización social. En absoluto. En Cataluña estamos ante una de las situaciones más complicadas que ha habido en el modelo territorial España. Lo del País Vasco fue peor por la presencia de la violencia terrorista, pero ahora en Cataluña todo es muy complicado. Ante esta iniciativa unilateral de segregación, se impone una firme respuesta legal, que no penal. Pero la ley y la Constitucion no pueden ser banalizadas, esto no es, insisto, una movilizacion ciudadana más. Están usando las instituciones catalanas para impulsar un proceso de secesión y ante eso una izquierda federalista se tiene que plantar sin ambages. Diferenciándote de Rajoy en la deriva penal, que eso además alimenta el agravio, pero sin negar la evidencia de que los secesionistas están haciendo activismo institucional como la copa de un pino, y ademas buscando reconocimiento internacional encima.
¿Qué haría yo entonces?, me pregunta usted. ¿Poner multas? Pues sí, ir por la vía civil administrativa, a deslegitimar institucionalmente. ¿Lo de rendir cuentas ante el FLA de que no se gastan un euro en el referéndum? Eso me pareció un mecanismo preventivo, un tanto discutible desde el punto de vista legal. Pedir cuentas a posteriori todavía, pero a priori… Si se niegan, ¿qué haces? ¿Cortar el grifo? Lo mires por donde lo mires, eso tiene poco recorrido.
Llegamos al fin a la turismofobia, a Arran y a la CUP: pues qué me va a parecer. Un puro oportunismo. Como lo que ha pasado en el aeropuerto de El Prat. Se aprovecha cualquier cosa para caldear el ambiente y agitar las aguas del referéndum. Como si fuera de Cataluña ni hubiera clases sociales ni problemas turísticos, como si este no fuera un problema de modelo turístico globalizado… No es un tema ni catalán ni local, no puedes usar eso para hacer gimnasia antisistema.
Apunta usted de repente que le llama mucho la atención mi sintonía con alguien como Baltasar Garzón. ¿Y eso por qué? Yo siempre me he llevado bien con él. Conoce muy bien los temas de derechos humanos, de justicia penal internacional... No siempre estamos de acuerdo, pero siempre hemos tenido una colaboración muy fluida en estos temas. Y su compromiso con la memoria histórica es admirable. Él siempre ha estado ahí en estos asuntos, como Martín Pallín. Yo siempre decía que en Madrid tenía dos agrupaciones, la nuestra de IU, donde todo eran broncas y volaban zapatos, y luego otra agrupación más cultural y profesional donde me juntaba con esta gente, donde coincidíamos en la oposición a la guerra de Irak o en la denuncia de lo del Prestige.
Por criticar los errores de Alberto Garzón, me mandaron a pastar en Twitter: si no hay pluralidad interna en la izquierda, si todo son broncas e insultos entre nosotros, ¿cómo va a ser con los de fuera? Sugiere usted que yo tengo imagen de ser un hombre muy bueno, muy de buena fe, mientras que Baltasar Garzón siempre ha quedado más como un oportunista. Yo no tengo esa percepción, fíjese. Él ha tirado siempre para adelante, en su lucha contra ETA, en su compromiso por la paz, corriendo no pocos riesgos para su imagen, pues ciertamente le dieron leña por un tubo. Cuando se metió en todo el jaleo de la memoria histórica, alguien muy importante me dijo: "Garzón acaba de levantarle las faldas al franquismo y eso no se lo van a perdonar". Qué más puedo decir, es una persona generosa, comprometida y con convicciones.
¿Que si no me pareció un tanto raro eso de dejar de investigar el caso GAL para irse de candidato del PSOE y, en cuanto se peleó con el PSOE, vuelta a abrir el sumario de los GAL? Bueno, es verdad que en aquella época no teníamos tanta experiencia en las puertas giratorias entre la política y la justicia. Y, sin duda, Felipe González le engañó. Pero yo creo que con engaño de Felipe o sin él, Baltasar Garzón habría seguido investigando los GAL.
Hablando de puertas giratorias, me comenta usted que sólo en mi partido ha visto usted a un secretario general dejar la política para volverse a trabajar ¡a la mina!, como hizo Gerardo Iglesias. ¿Que si yo me volvería o me volveré a trabajar a la salud pública, que es para lo que me formé? Bueno, de hacerlo necesitaría cierto reciclaje, creo que a día de hoy soy mejor en el ámbito parlamentario que en el sanitario, y la Sanidad pública ha cambiado mucho desde mis tiempos.
¿Cómo veo lo de las donaciones de Amancio Ortega? Pues yo ya sabe que he sido crítico. Cuando uno hace una donación finalista está condicionando todo el modelo de la Sanidad pública. Yo prefiero que, si faltan recursos, pongamos más impuestos directos. En Estados Unidos la Sanidad es privada y patrocinada, no hay un modelo que defender, pero aquí... Hasta el Estado, cuando da dinero a las comunidades autónomas para la Sanidad, hace donaciones no finalistas. ¿Cómo dice? ¿Que tal como ha ido y está yendo todo a lo mejor la gente se fía más de Amancio Ortega que de la gestión sanitaria de los políticos? Por supuesto, por supuesto, este es uno de los desastres provocados por tanta corrupción y tanto despilfarro público, que la gente no se fía, vivimos una grave devaluación de la política. ¿Cómo lo ha definido usted, señorita? ¿Estar hasta los huevos? Sin duda ese es uno de los peores venenos para la política y para la democracia.
submitted by Subversivos to Albedrio [link] [comments]


2016.11.10 13:05 EDUARDOMOLINA Mariola Urrea: Trump no es la verdadera amenaza. El auténtico riesgo, el que debemos ser capaces de combatir, es el derivado de aceptar como irreversible el coste de la desigualdad que provoca una globalización salvaje

http://www.eldiario.es/zonacritica/Trump-verdadera-amenaza_6_578552179.html
"La frustración de una parte significativa de la sociedad americana al ver cómo sus proyectos vitales no encuentran espacios de mejora en el marco del actual sistema político y económico puede explicar, en parte, la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos. Es obvio que Trump ha recibido votos de sectores de la población americana que no son subsumibles en esta categoría, pero parece evidente que sin la confianza que sus bravuconadas han conseguido suscitar en aquellos sectores castigados por los efectos negativos de la globalización, difícilmente estaríamos hablando hoy de él como el nuevo presidente electo.
Cuando el pasado mes de octubre dediqué mi análisis a los modelos de Liderazgo para un mundo en transformación, afirmaba que Donald Trump había conformado su esperpéntica candidatura sobre la estrategia de explotar de forma plenamente consciente el temor de amplias capas de la población hacia a las consecuencia de una economía interdependiente. La falta de expectativas de aquellos compatriotas castigados duramente por la crisis ha permitido el surgimiento de nuevos actores en el ámbito político que despiertan atención y suscitan (falsas) esperanzas.
Así pues, bastaba en el caso americano con identificar un chivo expiatorio al que dirigir todo el rencor y proponer respuestas de fácil comprensión, aparentemente factibles, eficaces y baratas de ejecución para encontrar un espacio electoral con opciones de éxito. Con este planteamiento, y apoyándose, si es preciso, en la mentira como una herramienta imprescindible para dificultar un debate de ideas, Donald Trump ha hecho creer a muchos americanos que su candidatura daba satisfacción a dos demandas: la que exigía poder castigar al poder establecido, representado para muchos en la figura de Hillary Clinton, y la que requería acciones encaminadas a revertir la calamitosa situación de amplios sectores de la sociedad mediante el recurso a fórmulas de marcado carácter proteccionistas.
El tiempo demostrará que ni la construcción de muros, ni las barreras al comercio eliminarán los riesgos propios de una sociedad interdependiente. Tampoco servirán como solución para mejorar la expectativa personal y profesional de muchos americanos. Más bien al contrario.
Con todo, la realidad es que, el 9 de noviembre de 2016, alguien como Donald Trump ha sido elegido como líder de la democracia moderna más antigua del mundo. Asume esta responsabilidad quien ha dado pruebas evidentes de ignorar elementos básicos sobre el funcionamiento del Estado o sobre la realidad mundial en la que ese Estado opera como primera potencia. Si analizamos, además, su comportamiento personal y las múltiples declaraciones vertidas sobre los nacionales procedentes de ciertos países, sobre los que profesan otras religiones o sobre las mujeres, no parece exagerado afirmar que lo único que ha desvelado acerca del proyecto que tiene previsto desarrollar durante su mandato es su propia ignorancia y una tendencia natural hacia la xenofobia y la misoginia.
Durante los próximos días se sucederán los análisis y tendremos la oportunidad de escuchar a los representantes de mucho gobiernos restar importancia al resultado electoral en Estados Unidos y afirmar que el sistema institucional americano es lo suficientemente estable como para mantener el rumbo, aún cuando viaje en el Aire Force One un personaje al que los servicios secretos deberán proteger, principalmente, de sí mismo.
Aunque quienes así se pronuncien tengan algo de razón, creo sinceramente que sería un error aceptar esa explicación como elemento tranquilizador acerca de la fortaleza de las democracias europeas y americana. Y ello porque, a mi juicio, es una simpleza creer que el problema inherente a la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos está en las debilidades de un personaje absurdo. La amenaza real no es que Donald Trump haya llegado a ser presidente de los Estados Unidos, el auténtico riesgo, el que debemos ser capaces de combatir, es el derivado de aceptar como irreversible el coste de la desigualdad que provoca una globalización salvaje.
Nuestro modelo expulsa del sistema a una parte significativa de ciudadanos y éstos se revelan contra el propio sistema utilizando los resortes que les ofrece en forma de candidaturas populistas como la que en Estados Unidos representa su ahora presidente electo. Nuestro sistema adolece, en realidad, del mal que en el campo de la ingeniería se conoce como "fatiga de materiales". Resolver las limitaciones de un sistema enfermo exige encontrar soluciones para el modelo económico y político que van más allá de las miserias que, sin duda, desvela este Presidente."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.11.04 17:30 alforo_ La Sexta ¿de Podemos?

Todos tenemos más o menos claro a qué partidos apoya cada medio de comunicación privado, que Antena 3, Onda Cero y El Mundo apoyan a PP/Ciudadanos, ABC y La Razón al PP, El País al PSOE/Ciudadanos, la Cuatro al PSOE o Público a Podemos/Izquierda Unida. Pero con la Sexta existe una opinión polarizada, parece que no nos ponemos de acuerdo sobre de qué pie cojea esta TV, en internet vemos montajes como los que ilustra este post de usuarios denunciando el apoyo de esta cadena a Podemos por su “excesiva” presencia, sin embargo otros percibimos claramente que La Sexta, es una televisión al servicio del PSOE, por varios motivos. Informativos españolistas y al servicio de la OTAN
lasextamanipulaencuesta
A parte de tener un inconfundible sesgo ideológico unionista contrario al proceso catalán, lo que más chirría de sus informativos es que su línea editorial parece escrita directamente por la OTAN. Apoyaron el golpe de estado en Ucrania, silenciaron la presencia neonazi de Sector derecho y Svoboda presentando el Maidán como una especie de 15M que se levantó democráticamente contra la “amenaza rusa”. Sobre el conflicto en Siria, apostaron desde el principio por el derrocamiento de Al Assad presentando a los terroristas de DAESH y ramas próximas a Al Qaeda como “oposición moderada”, de hecho, acusaron sin pruebas al presidente sirio de usar armas químicas contra la población civil, cuando tres años después los hechos parecen indicar lo contrario. Solamente informan de los niños y mujeres muertos en bombardeos cuando es Rusia la responsable, si bombardea un país de la OTAN solo hablan de “objetivos terroristas”. Por supuesto, también apoyaron el derrocamiento de Gadafi, y su posición ante la República Bolivariana de Venezuela es tan atroz, que hicieron el ridículo por esta burda manipulación por la que la cadena vio seriamente dañada su imagen. La sexta noche y Al rojo vivo, al pie del cañón en la persecución mediática a Podemos
chrome_2016-04-23_22-17-14
Ambos programas, además de servir de altavoz de las calumnias y manipulaciones que Eduardo Inda vierte cada día, a quien le dan un papel de voz autorizada, se mueven en la misma línea editorial marcada por los jefes del IBEX para atacar a Podemos, consistente en llevar a portada cada hecho producido dentro del partido, ya sea un comentario desafortunado o una tensión interna y amplificarla lo máximo posible como noticia central, bombardeando al partido para transmitir a los oyentes la sensación de que Podemos es inestable. Todos vimos en La sexta noche el Caso Monedero, que quedó en nada, la Beca de Errejón que acabó con una simple multa por la ausencia de un papel administrativo que debía entregar, o los Tuits de Zapata, tres veces archivada la causa, en prime time y con un Eduardo Inda cual perro rabioso echando espumarajos en la boca contra ellos, pero nada supimos en esta TV de Antonio Sánchez, por las listas europeas de Ciudadanos, encarcelado por robar documentos e imputado por organización criminal, revelación de secretos, malversación, tráfico de influencias, falsedad documental, fraude, cohecho y prevaricación. Por poner un solo ejemplo. Se trata de crear un lodazal en elq ue meter a Podemos para manchar su imagen pública, y La Sexta participa muy gustosa en ese lodo.
Cabe destacar que Antonio García Ferreras, presentador de Al rojo vivo y directivo de Atresmedia, no tuvo problema alguno en reconocer su filiación al PSOE en este vídeo, ni su estrecha amistad con Eduardo Inda en este foro, lo que explica el peso de este antiperiodista en La Sexta y descubre la estrategia de Ferreras, atizar hasta la saciedad a Podemos para desviar votos a un diezmado PSOE. Ana Pastor, musa de la prensa ultraderechista
anapastor-libertaddigital
Libertad Digital no tardó ni un segundo en rendirse ante la entrevista/acoso que la mujer de Ferreras, Ana Pastor hizo al líder de Podemos y a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, una agresividad que no se vio en la entrevista a Albert Rivera o a los líderes del PSOE que se atrevieron a ir a su programa, si bien es cierto que a la periodista más liberal de la cadena se la conoce por tener un estilo peculiar de entrevistar, bronco y mal educado, con Iglesias y Carmena sí dejó entrever un odio especial hacia las políticas que pretenden democratizar la información y sacar a la prensa de las garras de las corporaciones en las que se encuentra. La social liberal Sandra Sabatés y el socialdemócrata Monzón
sabatespsoe
A Sandra Sabatés es a la que más se le nota su simpatía hacia el PSOE, en todos y en cada uno de sus análisis nada objetivos veremos un intento de adoctrinar al receptor de su mensaje con un abuso de adjetivos que tratan de darte mascadito lo que tienes que pensar, y el resultado es siempre el mismo, el PSOE es lo mejor. José Miguel Monzón Navarro por otra parte es la gran excepción de la cadena, por todas las entrevistas y opiniones personales que se le pueden escuchar en los últimos tiempos, sí parece situado cerca de Podemos, pero en su papel de Gran Wyoming permanece atado al guión que marca La Sexta, donde es poco más que un bufón cuyo objetivo es ensalzar la figura de comunicadora de Sandra, donde el fin último es hacer pensar al telespectador que ser de izquierdas es atacar al PP, y por tanto, ser del PSOE. También han sido sonoros los desvaríos vertidos en este programa contra la Venezuela de Hugo Chávez, donde han defendido el golpismo ultraderechista latinoamericano enlatado en un formato de humor progre guay. Évole entra en campaña
evolesacristan
No es para nada casual la forma en la que Jordi Évole elige los temas de sus programas conforme a las fechas y el desarrollo de los hechos que atañen a la política. Pese a tener una visión mucho más progresista y de sentido común que muchos de sus compañeros de profesión, analizando sus programas sobre el conflicto vasco, latinoamética y demás, se encuentra dentro de los cánones de pensamiento social liberales del PSOE.
Observemos su brillante última jugada. Hace unas semanas tuvo eco una entrevista a José Sacristán en El Mundo, donde atacó veladamente a Podemos y a Pablo Iglesias por recordar a Felipe González su pasado como responsable de los GAL y felicitar a Otegi por su salida de la cárcel, con un encendido discurso a favor de la transacción que llevó al Régimen del 78. Ahora se acerca la campaña electoral, y Jordi encuentra al candidato ideal para su último programa. Un tipo querido, de indudable militancia de izquierdas, y que critica duramente a Podemos… ¿Cual es nuevamente el mensaje? #VOTAPSOE ¿Por qué tanta presencia de Podemos en La Sexta entonces?
Sencillamente por beneficio económico. Un medio de comunicación privado no tiene como objetivo informar a la gente sino ganar dinero, y la forma de ganar dinero es tener audiencia. Han visto que con las apariciones de Pablo Iglesias y compañía han tenido unos resultados excelentes y con ello han optado por la estrategia de la Hidra. Por un lado siguen la estrategia que el IBEX, como propietario que es de la cadena, les ha marcado, atizar a Podemos a todas horas y sin piedad, pero pro otro lado dejar entrar a sus miembros para defenderse porque la presencia de estos les da audiencia/dinero. La jugada les sale redonda. https://luchadisidente.wordpress.com/2016/05/15/la-sexta-de-podemos/
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2016.10.05 19:17 agustindelacasa EL CHOTEO DE LOS PODEROSOS

…Y entonces la tormenta de mierda empezó… (Roberto Bolaño. Nocturno en Chile)
GESTACIÓN
Ya tuve ocasión de explicar mi caída en tierra, tras tropezar conmigo mismo, y lo extra-ordinario de mi vuelta a la verticalidad con una extraña explosión de energía interior que reventaba todas las ventanas cerradas en mi consciencia, y la repentina comprensión de todos los misterios políticos de España y del mundo entero, es decir, sufrí mi momento Sternstunde, con el que los alemanes definen momentos especialmente lúcidos ¡flases de conocimiento!. No es cosa nueva, pues a lo largo de la historia se sabe de otros momentos similares, como fue la caída de cabeza, desde su caballo, del pagano Pablo de Tarso, de la que se levantó creyendo en Dios; o la caída de Keitt Richards desde lo alto de una palmera datilera (¡!), que lo inspiró a abandonar las drogas; o la famosa caída de Barcenas en manos de la policía, que le llevó a abandonar momentáneamente el esquí en Baqueira.-Beret.
Y SE HIZO LA LUZ
Ahora vuelvo a la Gracia Tumbativa recibida tras mi caída. Repentinamente entendí con espeluznada y luminosa claridad, que:
 **¡¡¡NO ESTÁN DISPUESTOS A PERDER EL PODER!!!** 
Estas derechas; falangistas, Partido Popular, “liberales” españolas (como gustan llamar-se), Ciudadanos riveristas, extremistas parafacistas, Iglesia Católica, Grupos mediáticos, la numerosa cohorte de reaccionarios clientelares y una parte no pequeña y representativa del Partido Socialista (social-liberal), no están dispuestos a renunciar a las prebendas económicas sociales y políticas (es decir: el Poder) que trabajosamente se han ido trabajando desde el comienzo del bipartidismo, ni a despejarle el camino a una Justicia que está investigando los cientos, los miles de casos de corrupción institucional y privada que los ha mantenido antidemocráticamente en el poder. Simplemente; de ninguna manera van a tolerar un gobierno crítico con las políticas de derechas por muy democrático que sea.
Cuando intuyen y temen que esto pudiera suceder, después de agotar todo el catálogo de tropelías utilizando con engaños las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado para espiar a políticos y grupos de ideología no afines. Manipulando a jueces y fiscales (con estos les ha salido un grano, aunque aún les queda el Tribunal Supremo). Acudiendo en humillante petición a fuerzas ideológica afines (por ahora mayoritaria) en Europa. Creando nuevos partidos como puntas de flecha hacia el corazón de la oposición. Utilizando la burocracia estatal en beneficio propio. In-toxicando el ambiente político con el fin de crear miedo llevando a los españoles a un grado de sufrimiento inaguantable y presentándose después como salvadores de la patria,…y si fuera necesario … ¿A que este discurso nos suena a todos? ¿A que podemos ponerles nombre y apellidos a personajillos, situaciones y a órganos de gobierno?. En el pasado se inventaban, como solución final, un dictador…. esperemos que esta derecha no tenga tanta imaginación.
SOL BLANCO Y LUNA NEGRA
Aquí en España hemos contemplado históricamente como se desarrollaba, a paso de tortuga. la mayor parte del drama descrito: sustitución de las Leyes Fundamentales del Movimiento (falangistas) por una Constitución pactada por fuerzas en el poder de facto con por una izquierda dividida y enfrentada por su “cuota”; inicio de una Democracia lastrada con una mochila repleta de formas y usos directamente heredados de la dictadura de Franco; bipartidismo pactado que bloqueaba las aspiraciones de una multitud de partidos castigados a no poderse expresar en el Congreso de los Diputados; acceso del Partido Socialista al poder con la creación de una nueva ideología Socio-Liberal, Socialista en lo social y Liberal en lo económico (F. González, mucho pan y poco jamón), y una oposición de derechas que reconquista el gobierno (Aznar, salvador de la Patria) tras tensar peligrosamente las cuerdas del arpa en un temerario juego guerracivilista (Aznar) que asustó a unas generación con el recuerdo inmediato de la guerra civil y a otra que cumplía su mayoría de edad durante la transición (aproximadamente el 60% de la población), poniendo la guinda del pastel con el intento de manipulación del más dramático de los atentados terrorista en suelo Español.
Con este panorama y como consecuencia de lo descrito, vuelve al gobierno el Partido Socialista (Zapatero), al que las circunstancias económicas internacionales, movilizadas por los intereses bancarios y grupos financieros, le pasan por encima con la eficacia de una pala excavadora Hitachi de 780 toneladas. Y por que aun le quedaba la palabra, intentó manipular a la opinión pública jurando y perjurando que todo iba bien, hasta que los pantalones se le cayeron solos.
SIEMPRE NOS QUEDARÁ EL 15M
La irrupción del movimiento juvenil (en su comienzo) 15M y el posterior partido Podemos que asumió su indignación por el panorama político, actuó como la mariposa de la Fábula “Mariposa de Valparaiso”, del escritor Eduardo Ballán, que cuando echó a volar fue dando color por de donde pasaba en su vuelo, a aquel mundo gris donde …el sol era blanco y la luna negra. Y todos nos atrevimos a pronosticar que podía significar el principio del fin del régimen PePero, por que “…ahora tenían en su contra a casi todos los jóvenes que no eran imbéciles, hijos de curas o falangistas por deformación cerebral” (Julio Cortazar)
Inmediatamente todos los hombres y mujeres que habían prosperado en aquella fétida oscuridad (los grandes poderes fácticos, económicos y políticos), aún atónitos y furiosos ante tanto color, se lanzaron frenéticos y en jauría a cortarle las alas asaltando la casa de la Diosa Fama, …casa de sombras, susurros y fantasmas, donde la Verdad se confunde con la Mentira, y los hombres son cortejados, simultáneamente, por la Credulidad, el Error, la Alegría, los Temores, la Sedicción… (Ovidio), emitiendo ese zumbido tan especial que produce el engranaje de un odio inexplicable. Para ello activaron los aparatos mediáticos dependientes y mantenidos con carteras bien repletas de subvenciones y promesas de futuro, extendiendo en torpe reacción rumores repletos de “yayosperrosflauta”, negocios inconfesables con Venezuela, Irán, Cuba,… jóvenes herejes y sacrílegas semidesnudas ante hostias consagradas, e incorrectos chistes viejos para hacer pensar, tratados como actos terroristas semejantes a sangrientas bombas y metralletas disparando a la nuca.
Espiaron hasta la saciedad, las cortas biografías familiares, desde el jardín de infancia hasta las universitarias, las sentimentales e incluso a sus peluqueros e higiene personal, fueron investigadas, masticadas, vomitadas, vueltas a masticar y vueltas a vomitar esta vez en sus foros y programas de los medios de su propiedad e influencia, para intoxicar son cualquier cosa que pudiera servir para reventar algunas de las virtudes que les hacían atractivos: juventud, inteligencia, preparación, espontaneidad, complicidad intergeneracional, capacidad de iniciativa y generadoras de análisis políticos que con el tiempo se mostraban acertados… en fin, todo aquello que cubría de color un mundo que hasta entonces se había mostrado, gris, oscuro y odiado por la mayoría de la ciudadanía.
DIRECTAMENTE AL FANGO
…Y …”en el principio creó Dios los cielos y la tierra”, y en España creó un partido Político: Ciudadanos. ¡Ahí es nada! ¡vote Ciudadanos y le regalamos un microondas¡ ¡Todo un partido Político!. Su finalidad confesada a posteriori: bloquear la posibilidad de que Podemos llegara a un acuerdo de gobierno con el PSOE.. Y el PSOE, consciente de lo que hacía, o “inocente-mente” (Jaja), firmó con pompa y boato un pacto con el torpedo Ciudadanos riveristas que bloqueaba la perspectiva de un cambio sustantivo por la vía institucional en perjuicio de las mayorías sociales y después, se levantó las faldas enseñando el pacto y se ofreció en el mercado, con-fiado en que algún partido de la izquierda aceptara, adherirse agradecido a aquellas Kermesse pagada por el Partido Popular. A mi juicio, ese fue el detonante del comienzo de la caída libre sin paracaídas en la perdida de votos que significaron al Partido Socialista en las ultimas elecciones, pues se encontró sin clientes que compraran aquella aberración, y que incluso entre sus militantes y votantes corrió un estremecimiento de asombro e incredulidad por el abandono vergonzante de uno de los pilares básicos en la ideología socialista, cambiándolo por lo que se conoce como pacto contranaturam (Dejo aparte a Podemos y el millón doscientos mil votos que fueron vistos por última vez a pie de urna y que salieron a por tabaco y no volvieron)
Se repetían acciones ya ensayadas en la política de otros países cercanos, que han ido desembocando en la flaccidez ideológica de la Socialdemocracia europea desde que suscribió un pacto de modernización escrito por la derecha.
A partir de aquellos momentos, los acontecimientos se precipitan: las elecciones significan un nuevo fracaso del Partido Socialista. Las presiones internas y externas alrededor de su Secretario General comienzan a reventar costuras organizativas e ideológicas y le arrinconan ante una única decisión de gran calado: la decisión de apoyar al PP ante un nuevo intento de investidura de Rajoy; el no a dicha investidura y pasar a unas terceras elecciones, o buscar un pacto con Podemos y los partidos nacionalistas. Parece que según pasan las horas, se va afianzando la idea de la búsqueda de la salida electoral con Podemos y los Nacionalistas. Todas las fuerzas de la derecha, están en alerta máxima. Pronto conoceremos su reacción, porque está claro: ¡¡¡NO ESTÁN DISPUESTOS A PERDER EL PODER!!!
EPÍLOGO (Por ahora)
Entretanto Rajoy vestido con chilaba fumando un narguilé, sentado en el quicio de su puerta en la calle Génova, contempla extasiado y complacido como pasa el cadáver de su enemigo, olvidando momentáneamente la corrupción, el robo institucional, la prevaricación, el oculta-miento, la desinformación, la manipulación, el engaño, las maniobras antidemocráticas, las mentiras, y tantas otras tropelías que han hecho subir el fango a su alrededor hasta casi taponarle su nariz. En concatenación lógica y fluida de ideas, enseguida lo asocié con Mahoma. “Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma se va a Benidor”. Se coge rápido, o lo que es lo mismo: “Si los españoles no entienden esto, habrá que con-tar-se-lo des-pa-ci-to”. ¿Cómo se puede hacer esto?. No es demasiado complicado (he pensado yo), sólo hay que decirlo.
Agustín De la Casa Jueves 27 setiembre 2016
(Pocas horas después de escrita esta reflexión, se genera un golpe de estado en el principal partido de la oposición PSOE, -que junto a parte de su militancia parecía inclinarse a formar un gobierno alternativo junto a Podemos y Nacionalistas- utilizando a viejos e influyentes personajes “socialistas” incur sos, algunos de ellos, en los beneficios de las llamadas “Puertas giratorias” y en íntima relación con los Grupos financieros más importantes españoles y extranjeros)
submitted by agustindelacasa to PlazaPozuelo [link] [comments]


2016.06.18 11:20 EDUARDOMOLINA José Antonio Pérez Tapias. La paradoja de una mayoría no mayoritaria.

http://ctxt.es/es/20160608/Firmas/6554/campa%C3%B1a-electoral-pactos.htm
"Las paradojas tienen su encanto. Tensionando el lenguaje, son retos para nuestro intelecto. Por eso mismo hay que manejarlas con cuidado. Quien formula una propuesta sirviéndose de una paradoja puede que no salga airoso del reto que él mismo se haya planteado. En tal caso, por el contrario, puede ocurrir que el atrevimiento retórico provoque un mayor hundimiento en las contradicciones de las que se quería salir con una propuesta paradójica que pretendía ser como una cuña de la misma madera. Me temo que una situación así es la que puede tener que afrontar la dirección del PSOE y, concretamente, su portavoz a estos efectos, el reputado economista Jordi Sevilla, cuando lanza el mensaje de que “para evitar terceras elecciones, si no hay mayorías, debería dejarse gobernar al candidato que consiga mayor apoyo parlamentario”. Salta a la vista que está planteando de manera explícita la hipótesis consistente en que, de hecho, se reconozca políticamente, con la correspondiente traducción en comportamiento parlamentario, una mayoría que no se tiene. ¿Qué decir, pues, ante esta aparente solución para salir de todo posible bloqueo en un nuevo proceso de investidura de un candidato para la presidencia del Gobierno de España?
Hay que conceder, por una parte, que una fórmula como la propuesta se hace valer recordando al Partido Popular la obviedad, respecto a la cual son tan interesadamente olvidadizos, de que en España tenemos un sistema parlamentario. Por ello, la ciudadanía elige a sus representantes en las cámaras legislativas, siendo éstos los que después, en el Congreso de los Diputados, han de conformar la mayoría necesaria para investir a un candidato como presidente del Ejecutivo. No hay, por tanto, elección directa de un presidente que de suyo es un primer ministro. De nada sirve invocar sin más el hecho de la lista más votada para reivindicar que automáticamente sea presidente quien la haya encabezado, tratando así de legitimar apelando al voto de los electores algo que tales votantes de suyo no han elegido. Los electores sólo dan su voto para quienes han de representarlos en la sede del poder legislativo, entrando en sus funciones el apoyo a una candidatura presidencial en base a una mayoría parlamentaria que, si de entrada ningún partido cuenta con ella en términos de mayoría absoluta, ha de conformarse mediante pactos hasta lograr la mayoría suficiente legalmente exigida. No obstante, a pesar de ser así las cosas en la democracia que en nuestro Estado tenemos, la derecha, esa que tanto invoca la Constitución cuando le interesa, seguirá dando la lata con el tan recurrente mensaje engañoso de que se traiciona la voluntad de la ciudadanía si no se inviste presidente al candidato del partido con más votos. Es una intencionada falsedad a la que podemos atribuir voluntad de engaño.
Dicho lo anterior, es obligado señalar, por otra parte, los problemas que encierra la propuesta de desbloqueo parlamentario comunicada por Jordi Sevilla, la cual recoge formulaciones de Pedro Sánchez en otros momentos, así como se hace eco de la reiterada indicación hecha desde mucho tiempo atrás por Felipe González acerca de que se deje gobernar, mediante abstención por parte de PP o PSOE, a quien tenga cierta mayoría, sea PSOE o PP, aunque no llegue a la mayoría que debiera haber de no contar con abstenciones. Hay que señalar primeramente que una fórmula así de ninguna manera puede sostenerse en el vacío, sino que implica algún tipo de acuerdo, presentado incluso como de cortesía parlamentaria, para que los implicados en una situación como la que se quiere abordar acepten la solución. Es decir, es insoslayable reconocer que para que esa vía de desbloqueo funcione tiene que haber alguna suerte de acuerdo entre PP y PSOE. ¿Supondría tal acuerdo una forma “elegante” de dejar paso al PP hacia el gobierno, en el caso de que fuera el partido que aglutinara más apoyos seguros? Y, de otro lado, ¿entrañaría tal acuerdo una confirmada anuencia del PP en el caso de que fuera el PSOE el que pudiera ostentar más apoyos confirmados? Una respuesta positiva a ambos interrogantes conlleva alguna forma de acuerdo del PSOE con el PP, y tal cosa no debe eludirse ante la opinión pública.
Una segunda cuestión ineludible es la relativa a la mayoría que pueda o quiera conseguirse, lo cual para el PSOE es cuestión crucial. Desde el campo socialista, el asunto no puede limitarse a pedir a la derecha, e indirectamente también a la izquierda o a nacionalistas que no entren en la mayoría que se conforme, que den vía libre a una supuesta mayoría de diputados, confiando en la abstención de quienes no la integren para cumplir los exigentes requisitos para mayoría suficiente. El quid de la cuestión radica en dónde se pone el límite de la mayoría que se quiere hacer valer y, por supuesto, con quién se suma para lograrla. En otros términos, ¿vale recabar apoyo para una mayoría no mayoritaria cuando se ha desechado intentar un pacto más amplio o de otra índole que permitiera una mayoría suficiente, es decir -–con perdón por la redundancia--, una “mayoría (en verdad) mayoritaria”?
Pienso, como muchos ciudadanos y ciudadanas, que el PSOE debe aclarar al máximo la índole y el alcance de su propuesta, no sea que bajo una alambicada fórmula de sabor parlamentario se suministre el amargo trago de un pacto por la derecha, con Ciudadanos, por ejemplo, en vez de un pacto por la izquierda, quizá desechado ya cuando la misma fórmula se hace pública cual bálsamo de Fierabrás para evitar las tremendas calenturas que puede originar un nuevo retraso en formar gobierno o la hipótesis que nadie quiere contemplar de una tercera convocatoria electoral. Hace falta una fórmula magistral, ciertamente, pero somos muchos los que esgrimimos razones para que en su composición no se excluya un pacto por la izquierda que, aun con sus paradojas, puede ser la vía para no quedar hundidos en contradicciones insalvables.
  1. Desde los “cristianos viejos” a los españoles buenos
Ya lo dejó escrito Cervantes en las primeras líneas de su magna obra, El Quijote: “duelos y quebrantos los sábados”. Es decir, indicación de menú bajo la cual se recoge la autoritaria orden de que “den morcilla” o plato de huevos con tocino o chorizo, en sábado –¡repárese bien!--, para que ningún cristiano nuevo, siempre bajo sospecha de seguir siendo judaizante, escapara a la prueba que ha de pasar si quiere ver expedita la puerta para la integración social entre los cristianos viejos. Y en ésas seguimos, cuatro siglos después. Para algunos, no todos somos iguales. Piensan ellos que a los suyos, esto es, a ellos mismos les corresponde, por la naturaleza de las cosas, el poder, porque han de mandar los que tienen la pureza de sangre necesaria para ordenar los asuntos de la patria –identificados con los de su clase-- y velar por lo que ha de ser su incorruptible esencia –como incorruptible era el brazo de Santa Teresa que esgrimía el dictador de cuyo nombre no quiero acordarme, para legitimar con los restos de tan egregia doctora de la Iglesia, aunque fuera de ascendencia judía, el nacionalcatolicismo con el que legitimaba su criminal régimen--. Tal es el fondo telúrico de la derecha española, conservadora hasta las cachas, hoy entregada al neoliberalismo rampante que ha dominado la escena mundial y, por supuesto, el patio nacional, en los últimos tiempos.
¿Y a qué viene esto? Es interrogante al que cualquiera puede responder acogiéndose, según preferencias, o a la poesía de Bécquer o a la antipoesía del chileno Nicanor Parra: “¿Y tú me lo preguntas, amor mío?”. La respuesta está clara: la derecha española se mantiene en su imaginario carpetovetónico a piñón fijo. Y para prueba, un botón electoral, el que arrebatamos a Rajoy, desprendiéndolo de su chaqueta, la que lucía en el mirador de san Nicolás, en el Albayzín granadino, cuando, haciendo alarde de derroche de desparpajo antiplasma, se soltó su repeinada cabellera para decir: "Los mejores somos los españoles. Bueno, hay algunos un poco malos, pero son los menos, y los vamos a derrotar el 26 de junio, a todos". Claro, ¿verdad? Y dicho sin mayores problemas en un mitin del PP, después de la victoria de la selección española de fútbol, ganadora gracias a un gol de Piqué, independentista catalán fuera del estadio, pero cuyo gol, sirviendo lo mismo para un roto que para un descosido, es lo que más se parece al brazo incorrupto de la Santa de Ávila en manos de una derecha españolista posmoderna, a pesar de no haber sido moderna en ningún momento de su historia.
Si alguien piensa que esto es sacar demasiada punta a lo que no da para ello, que haga su inmersión en el psicoanálisis freudiano para adentrarse por los vericuetos donde circula lo reprimido en chistes, lapsus y actos fallidos. Tras la apariencia de ingeniosa broma electoralista, el candidato del Partido Popular juega con la vetusta diferenciación entre españoles de bien –“los mejores”-- y “los malos”, ésos de las izquierdas que, para el caso, tanto son los de un PSOE al borde de un ataque de nervios, como los de Podemos en la fantasiosa aventura de asaltar los cielos. El esquema de fondo no ha variado un ápice: los españoles de orden –del orden dominante-- y esos otros, los “jaraneros y alborotadores”, como dejó escrito Roberto Mesa en texto que no debiera ser olvidado. Apelación, pues, al imaginario colectivo, en este caso de la derecha más rancia, la cual es la que se permite dividir a los partidos políticos del momento presente en “constitucionalistas” y “no constitucionalistas”, habida cuenta de que es esa misma derecha con sus intereses sistémicos la que da o quita credenciales de lealtad a la Constitución, según la medida de dichos intereses. Está clara, pues, la jugada de un Rajoy que, con su currículum político, no debía de llegar de nuevo jamás a ser presidente del gobierno. El PSOE, por cierto, debería no dejarse enredar en ese perverso juego de clasificaciones discriminatorias entre constitucionalistas y no constitucionalistas. Sabe demasiado a etiquetas excluyentes como “españoles de bien”, “gente de orden” y “cristianos viejos”.
  1. Sobredosis de 'marketing' electoral. Miércoles 15 de junio.
    ¿Qué candidato presenta mejor imagen? ¿Qué partido vende mejor su programa? ¿Cuáles son los mejores mensajes en una campaña para captar votantes en el mercado del conjunto de los electores? ¿Cómo vencer a la competencia electoral de otros partidos en la disputa por el voto? ¿Cómo hacer que para ello funcionen bien los agentes electorales? ¿Cómo lograr una propaganda eficaz en los medios de comunicación?...
Cuestiones como las señaladas permiten constatar cómo a la terminología procedente del campo militar con la que los partidos políticos se entienden a sí mismos se sobrepone, especialmente en tiempos de campaña electoral, la terminología proveniente del campo económico, concretamente de las técnicas de venta que suelen reunirse bajo el rótulo de marketing, eludiendo, por lo demás, palabras de la órbita del castellano, como “mercadotecnia”. Lo de marketing parece que queda mejor y, además de permitir un rápido trasplante del campo económico al ámbito político, no deja de recoger ese neocolonialismo cultural del mundo anglo al que estamos sometidos, siendo, sin duda, uno de los actuales “signos de los tiempos”, como diría alguno.
Nada hay que objetar, sino todo lo contrario, a que en el campo económico y, más concretamente, en el mundo empresarial, se preste mucha atención a lo que señalan las teorías de marketing –seguiremos adelante con el término en cuestión, ya consolidado entre nosotros--, con el objetivo de explicar y, mediando explicaciones contrastadas con la realidad, potenciar las ventas de los muy diferentes productos con los que las empresas concurren al mercado pretendiendo ganar clientes, vender y obtener el máximo de beneficio. Sabemos además que tales teorías no cuentan solamente con ingredientes puramente económicos, sino que tienen en cuenta factores psicológicos decisivos respecto al comportamiento de los consumidores, así como otras muchas informaciones relevantes, desde las relativas a pautas culturalmente asentadas hasta las atinentes a datos demográficos relevantes sobre la población a la que se dirigen las campañas de venta. Un buen diseño de éstas es crucial para la competitividad, sin la cual se acaba sucumbiendo en esa guerra económica despiadada que supone la competencia en medio de todos los rigores del mercado.
Los diferentes ámbitos de nuestra realidad sociocultural no se hallan, por fortuna, separados por fronteras impermeables que hagan de ellos compartimentos absolutamente estancos. Mas siendo así, también es cierto que en nuestras sociedades, herederas de la modernidad, se han ido constituyendo distintas esferas, cada una con valores determinantes de sus propias dinámicas y con una lógica de funcionamiento en cada caso propia. Maquiavelo, por ejemplo, tuvo el indiscutible mérito de poner de relieve las peculiaridades de la esfera política, con la autonomía que le es propia –incluso estando económicamente condicionada, como señaló Marx--. Resulta ser, por tanto, un elemento distorsionante de la realidad el trasplantar sin más criterios y pautas propios de un ámbito a otro distinto. Si tal operación se consuma se confirma cómo desde un ámbito queda colonizado otro en el marco del mundo que comparten. Es decir, si la política se rige por pautas y criterios extraídos del campo de la economía, es que ésta domina a la política. Si ello se produce en tiempos de hegemonía del neoliberalismo, los hechos refuerzan el mismo sometimiento del Estado al mercado que desde dicha ideología se propugna.
Así, llega la hora de un debate electoral y los candidatos convocados al mismo están más preocupados por colocar mensajes prefabricados que por presentar el propio programa, están más atentos a cuidar la imagen con la que “venderse” que a comprometerse con sus propias propuestas, o se hallan más pendientes de los ecos mediáticos que de la palabra propiamente política. Lo volvimos a ver el otro día en el último, por único, debate electoral de los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno presentados por los partidos de ámbito estatal: PP, PSOE, Ciudadanos y la coalición Unidos Podemos. Visto todo, bien viene que todos recuerden que los ciudadanos no somos meros consumidores, que un votante no es un cliente, que el propio partido de cada cual no es una mera empresa, que un programa de gobierno no es un catálogo de ofertas y que el preciado bien del voto no es una mercancía. Está bien aprender de la economía, pero teniendo muy presente que la dignidad de la ciudadanía exige que la política no se vea sometida a ningún reduccionismo economicista. La política nunca puede ser –no debe ser-- mero mercadeo, en ninguna de sus variantes.
  1. No fue un duelo de titanes. Martes 14 de junio.
Terminó el tan anunciado debate a cuatro, publicitado como acto estelar en esta campaña para las elecciones del 26 de junio, y cada uno de los candidatos se retiró con los suyos para comprobar en cada caso que habían recitado bien las lecciones aprendidas. No hubo momento alguno que fuera especialmente vibrante. No se alcanzó ese clímax de intercambio de argumentos sólidos que cabe esperar de un debate de verdad, incluso electoral. El guión, por tanto, es decir, los guiones que traían los respectivos líderes, elaborados por sus correspondientes equipos, se siguieron conforme a lo previsto. Sin apenas intercambio de razones, cada cual se dirigía a los suyos, de camino tratando de sacar ventaja a su competidor inmediato –Rajoy pugnando con Rivera y Sánchez con Iglesias-- para lograr arrancar algún voto de la gran bolsa de los indecisos o de los electores situados en riesgo de abstención. Hay que temer que poco se habrá alterado por ahí el panorama que los sondeos demoscópicos nos han dado a conocer.
Ante los temas delicados, todo fue pasar de puntillas. El candidato del PP eludió pronunciarse claramente sobre la negociación con Bruselas para ganar mayor plazo de cara a reducción del déficit. El candidato socialista no quiso insistir en un problema grave: la sostenibilidad del sistema de pensiones, para asegurar la cual propone un impuesto a grandes fortunas, pero sin que eso llegara a ser cuestión en la que abundara. El líder de Ciudadanos se lanzó inicialmente defendiendo la idea del contrato único, mas sin detallar más armas en la lucha contra el paro. No tuvo fuertes críticas a tal propuesta, enmarcada como viene en contexto neoliberal. Desde Podemos, su cabeza de lista no bajó a detalles respecto a cómo concretar eso del cambio de modelo productivo.
Salieron de refilón otras cuestiones, pero de nuevo las prisas, las pinceladas gruesas. Sánchez mencionó la reducción del IVA cultural, cuestión que retomó Iglesias para decir otro tanto en cuanto a productos de primera necesidad. Rajoy mostró el lado débil de su no credibilidad cuando hace esa propuesta tan demagógicamente populista de bajar los impuestos. No están las arcas públicas para ello –ni los bruselenses hombres de negro dispuestos a consentirlo--. Una brevísima alusión mereció el tema de la educación, respecto al cual Sánchez mencionó una vez más la bienintencionada pretensión de pacto educativo. Iglesias perdió una oportunidad de abordar a fondo la difícil situación en que se halla la universidad española.
Pero, aun con todo, fueron desgranándose propuestas, puntos programáticos de unos y otros, haciendo cada cual lo que podía para mostrarse fuerte. Rajoy alardeó de capacidad de gestión, faltándole decir que la veteranía es un grado. Cierto es que su etapa de gobierno está manchada con la corrupción hasta límites desconocidos hoy por hoy, cuestión que llevó a Pedro Sánchez a decirle con razón que debía haber dimitido por ello en su mandato. Pero no se incidió mucho más por ahí. Fue Rajoy el que se enzarzó de manera ridícula con Rivera acerca de si había cobrado o no en negro alguna vez. Impresentable el Rajoy que animaba a Bárcenas, tratando ahora de escabullirse por vía tan fullera.
Salió, claro está, el tema de Cataluña: el referéndum. Rajoy se situó de inmediato en su encastillada defensa de la unidad de España, tan encastillada que es posición inoperante por inmovilista. Se le sumó Rivera, lo que era de esperar. Y Sánchez se fue directo contra Iglesias para reprochar que Podemos apoyara un referéndum en Cataluña situándose así contra la unidad de España. No tenía receptividad alguna, como viene ocurriendo, para siquiera reconocer que Podemos no alienta secesión alguna de Cataluña respecto de España. Todo queda del lado socialista en invocar la reforma constitucional con vagas referencias al federalismo y rehuyendo hablar de plurinacionalidad del Estado.
Con breves comentarios se despacharon cuestiones tan graves como la crisis de los refugiados en Europa y nada serio sobre política de seguridad y defensa. Todo se redujo a sacar a relucir el pacto antiyihadista para acusar a Podemos de no haberlo firmado. Por cierto, fue repetitivo Pedro Sánchez hasta la saciedad con el mensaje –había que colocarlo como fuera-- de que Podemos impidió que él fuera investido presidente del gobierno del cambio al votar “no” a ello junto al PP. Inútil es pretender ganar votos con eso a estas alturas. Más provechoso hubiera sido clarificar la política de pactos, al menos las preferencias, pues a la disyuntiva planteada por Iglesias de que o habría gobierno del PP o gobierno de Podemos con PSOE, o del PSOE con Podemos, según quién ganara más que el otro, Sánchez se limitó a una carcajada que no supo nada bien. Toda su declaración quedaba reducida a afirmar que con el PSOE está garantizado gobierno de cambio, mas sin explicitar nada más sobre pactos. Es la indefinición en que el PSOE se queda encerrado.
La noche siguió avanzando, pero este alicorto debate que no consiguió más mérito que reunir a los respectivos candidatos del PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, ni por asomo tuvo nada de duelo de titanes. Eso sí, acabado el debate…, cada tribu tocó el tam-tam para danzar alrededor de su jefe porque es "el mejor”. ¡Y usted que lo vote!
  1. Lógica ciudadana frente a lógica partidista. Lunes 13 de junio.
Cualquier campaña electoral galvaniza la vida de toda sociedad democrática. El tiempo político adquiere una especial densidad en tanto los partidos, con sus candidaturas, se sitúan en ese campo de batalla que es el de la lucha por el voto de ciudadanos y ciudadanas. Así es, como ahora mismo en España, incluso cuando se viene de un largo recorrido de elecciones anteriores que hay que repetir, de precampañas convertidas en campañas permanentes y de sobredosis de electoralismo que con su exceso contamina toda la dinámica política. Las distintas fuerzas, metidas en faena, se aprestan a intensificar la lógica partidista con la que buscan reforzar sus baluartes en todos los frentes para la dura competencia electoral. Ésta, poco menos que como aquella “guerra de posiciones” con la que Gramsci teorizaba la acción política que había que llevar a cabo para consolidar logros en las instituciones, reclama una actividad tan coordinada como disciplinada por parte de los partidos políticos. Pero la cuestión es espinosa, pues esa misma necesidad se puede convertir, no en virtud, sino en vicio.
¿Dónde está el quid de la cuestión para que la necesidad de coordinación y disciplina se convierta en vicio, en vez de ser virtud? Consideremos cómo funcionan los partidos. Sus respectivos equipos de campaña se afanan por seguir la estrategia diseñada, atentos a los cambios tácticos que haya que hacer. Hay que seguir puntualmente todas las actuaciones de los adversarios para neutralizarlas, hasta el día de las elecciones, cuando, al abrir las urnas, cada cual recogerá su merecido botín en términos de votos. Para todo ello, los candidatos necesitan un buen aparato que se haga cargo de las previsiones de la campaña, desde los mítines, la presencia en la calle, los debates con los rivales y la siempre delicada relación con los medios. Y ahora, el continuo trabajo de las redes sociales, esa nueva ágora social convertida en concurrido espacio político. La logística para tareas tan diversificadas y complejas requiere no sólo inteligencia dedicada a planificar, sino militancia dispuesta al quehacer de apoyo a candidatos y candidatas, teniendo todos al frente a quien en cada caso sea cabeza de lista y, en los grandes partidos, al candidato a la presidencia del gobierno. La militancia, cual ejército de afiliados convertido en tropa de infantería, asume las consignas de los estrategas y hace suyo el argumentario en que el programa se resume. Indispensable. La batalla electoral no permite descuidos; cualquier retroceso puede acarrear una derrota fatal. Todos a una, por tanto, como si cada partido fuera poco menos que una gran partida de partisanos –esos que acapararon la atención de Carl Schmitt a la vez que sentaba cátedra al definir la esencia de la política según la lógica amigo/enemigo--. Es así como la lógica partidista se impone con férrea determinación, mas con pie tan forzado que la hace muy vulnerable en medio de la sociedad actual, con la cultura política que se va abriendo camino.
El talón de Aquiles de la lógica partidista, impregnada de una concepción cuasi-militar de las organizaciones políticas –en el mismo lenguaje se refleja--, es que queda muy lejos de la lógica ciudadana con la que funciona una sociedad adulta, bien informada e institucionalmente organizada. Así, la lógica ciudadana es sensible a la pluralidad, cosa que a la lógica partidista se le suele atragantar; o la lógica ciudadana está abierta al debate y a la crítica, actividades que a la partidista, que tanto gusta cerrar filas, le resultan peligrosas para su pretendida cohesión, por lo que acaba primando actitudes dogmáticas. “Con razón o sin ella, yo con los míos”, suele decir quien está empapado de lógica partidista. “Yo, buscando la verdad con razones que podamos suscribir más allá de fronteras partidarias”, piensa quien ha asumido la lógica ciudadana. Mientras esas dos lógicas vayan por vías divergentes, la ciudadanía se verá distante de los partidos políticos. Y éstos, con sus consignas y argumentarios a cuenta de un interés de parte muy lejano de criterios universalistas, quedan atrapados en una lógica, con frecuencia ilógica, que los ciudadanos no comparten y que muchas veces queda tan lejos de la verdad de los hechos que hasta alimenta el ridículo. Téngase esto presente a la hora de participar en debates electorales, especialmente ante ese público de millones de ciudadanos que concita un debate televisivo.
  1. La derecha sabe, pero no contesta. Domingo 12 de junio.
Hay que erradicar la corrupción política. ¿Pero qué dice el Partido Popular al respecto? En verdad, nada. Vacuas generalidades sobre el traído y llevado regeneracionismo y, a lo sumo, la declaración de algún lumbrera diciendo que eso de la corrupción depende de la (pecaminosa) naturaleza humana. Así, ante preguntas sobre hechos que tocan cuestión tan importante para la sociedad española y la honorabilidad de sus instituciones, el PP guarda silencio. Es decir, se calla todo lo que sabe, empezando por todo lo que sabe acerca de sí mismo. ¿O es que Luis Bárcenas, que era senador del Reino, además de tesorero del PP, no era conocido por nadie y sus actos quedaban en el más profundo secreto? Y de todo eso que queda bajo los rótulos de “Operación Gürtel” u “Operación Púnica”, ¿no hay nada que decir en serio, asumiendo responsabilidades políticas, que de las otras ya se ocupan los tribunales? No vale, como algunos pretenden, recurrir a fórmula tan usual en demoscopia como “no sabe, no contesta”. Sí saben y, siendo así, no contestan. Es más, saben que todos los demás sabemos y, a pesar de ello, no contestan. Si dicen algo es para evitar respuestas fehacientes ante preguntas tales como las que versan sobre la fianza de más de un millón de euros que el PP tiene que abonar por su presunta implicación en los pagos en negro de su economía sumergida. De escándalo.
El caso es que en medio de esta campaña electoral se ha colado una noticia que obliga al PP, y en especial a su candidato a la presidencia del gobierno, a pronunciarse. Hablamos del informe de la OCDE reconociendo que los ajustes aplicados en Europa, como “política de austeridad”, son negativos: frenan la economía hasta tal punto que impiden el necesario crecimiento para salir de la crisis. Justo lo que se viene diciendo desde hace años desde ese lado, considerado antisistema, en el que nos hemos situado los que hemos sido y somos contrarios a los abusos de la troika, al “gobierno de los banqueros” –Habermas dixit--, a la tiranía de los mercados, a la impotencia de la política y, por encima de todo, al castigo hecho caer sobre las espaldas de trabajadores –incluyendo parados--, pensionistas, mujeres, jóvenes…, todos los que han sufrido los recortes de unas políticas democidas. Sin embargo, aun llegando ese mensaje desde la OCDE, el PP no dice nada, es más, se ratifica en las políticas aplicadas, tan destructivas del Estado de bienestar como perjudiciales para la economía, como si todo lo ocurrido no tuviera nada que ver con el gobierno presidido por Rajoy. De nuevo, saben, y saben que sabemos sobre la culpa de tanto sufrimiento inútil, pero no contestan.
Con todo, no debe escapar al más somero análisis que la OCDE, organización del orden capitalista, al recoger en su informe la evidencia de que la llamada austeridad es contraria a la recuperación económica, no deja de alimentar la propia contradicción consistente en declarar a la vez que los recortes practicados fueron necesarios y, por ende, beneficiosos. Ya el FMI nos agasajó en diversos momentos con mensajes contradictorios de ese tipo, para así salvar la cara de los gobiernos neoliberales. Ahora, además, se hace planteando a la vez que no se apriete a un gobierno como el español con sanciones por incumplimiento de normativa antidéficit. Un regalo compensatorio para el PP en campaña. Una vez desenvuelto, lo que queda es que los demás partidos en liza, y la ciudadanía, desarmen el truco del regalo, desvelen la contradicción de la misma OCDE y exijan al PP que conteste.
  1. Socialdemocracia en discusión. Sábado 11 de junio.
Al levantarse por las mañanas, más de un candidato se planta, con la mejor cara que pueda, y pregunta: “Espejito, espejito, ¿hay alguien más socialdemócrata que yo?”. Y el espejo cobra vida de repente para partirse de risa.
La ficción no aguanta en serio una disputa como la que se está planteando en torno a la socialdemocracia. Esa señora lleva en crisis desde 1914, cuando el SPD votó, contra todo lo que había sostenido, los presupuestos para que Alemania entrara en la I Guerra Mundial. Rosa Luxemburg escribió La crisis de la socialdemocracia señalando contradicciones que hasta el día de hoy no se han superado. No obstante, pasada la guerra, no ya la Gran Guerra, sino II Guerra Mundial, la socialdemocracia conoció su esplendor. Fueron años en los que en el centro y norte de Europa hubo clima propicio para, mediante un gran pacto social y un pacto político entre la derecha civilizada (democristiana) y partidos socialdemócratas, construir el Estado de bienestar impulsando políticas acordes con derechos sociales. Las posibilidades de pleno empleo –gracias a una economía mixta y a políticas seriamente redistributivas, así como gracias a una energía barata-- permitieron que cuajara lo que era un pacto entre democracia y capitalismo para frenar presiones revolucionarias que pudieran venir de la órbita comunista.
Ese pasado dejó valiosísima herencia en términos de Estado social. Las cosas empezaron a cambiar con la crisis del petróleo de los setenta, encareciendo costes de producción, y después con la “caída del muro de Berlín” acabando con los regímenes comunistas y dejando el campo abierto para la expansión mundial del mercado capitalista. La revolución informacional suministró la base tecnológica para la globalización. Las coordenadas de la socialdemocracia “clásica” se disiparon, pues su marco era el Estado nacional. Y el neoliberalismo ganó la partida hasta el día de hoy. La socialdemocracia claudicó al aceptar las premisas económicas neoliberales –Tercera Vía--, con la buena intención de mantener políticas sociales. Pero esa cuenta no sale, y ahí está atascada la socialdemocracia europea en una crisis que no remonta.
El PSOE llegó tarde, por las circunstancias de España, a la construcción del Estado de bienestar. Hizo lo que pudo, que no fue poco, mas desde confusa amalgama de planteamientos socialdemócratas y políticas económicas neoliberales. Su debilidad ideológica jugó a favor de una élite escorada hacia posiciones socioliberales. Después, al hilo de la crisis, los ropajes socialdemócratas se sacaron del baúl. Iba de suyo que correspondían a la talla del PSOE. Y en ésas se estaba hasta que aparece Podemos, atemperando su anterior discurso rupturista con propuestas de corte socialdemócrata. Después de todo, sería una buena noticia para la familia, sólo que no es recibida así en plena batalla electoral. Desde el PSOE se percibe como llegada de intrusos para quedarse con la herencia del Abuelo; desde Podemos se pugna para presentar su programa como nueva versión de una socialdemocracia puesta al día. ¡Pues tengan cuidado por ambas partes! Nadie puede ostentar el monopolio de la socialdemocracia como planteamiento ideológico, pero todos deben saber que es una herencia, más allá de las disputas, que necesita radical renovación. Hay que pensar, más allá de coyunturas electorales, cómo reconstruir proyecto socialista en este complejo siglo XXI.
  1. El ‘zas’ del CIS. Viernes 10 de junio.
En el día esperado, en la fecha oportuna, llegó el emisario del CIS y… ¡zas!, con golpe algo violento sobre la mesa, acaparando la atención de quienes impacientes le esperaban, dejó sobre ella los datos de su último estudio. Todos se arrojaron sobre ellos, ansiosos por ver los que afectaban a cada cual, pues si bien cada partido político contaba con información acerca de sus expectativas de voto, ahora se trataba del informe del Centro de Investigaciones Sociológicas, ese organismo “autónomo” que en España depende del Ministerio de la Presidencia. No había quien se privara de criticar los aliños de cocina demoscópica con que los datos de esos informes son tratados, pero en el fondo todos conceden consideración a un análisis con rigor científico sobre muestras suficientemente cuantiosas y variadas. El sesgo gubernamental que haya cada cual se lo descuenta según su criterio. Y ya estaban en ello cuando el susodicho emisario, antes de despedirse, obligó a los congregados a posar su vista en algunos datos que, sin excusas, debían tener en cuenta: la situación económica aparecía valorada como mala o muy mala por un 74,4% de los encuestados y llegaba hasta el 80,7 el porcentaje de quienes valoraban mal o muy mal la situación política.
Se trataba de apabullantes datos para reflexionar, debatir y actuar. Así, cuando cada uno de los allí concitados esperaba que el “zas” del informe del CIS rebotara sobre la cara de alguno de sus adversarios, lo cierto es que el metafórico golpe cuya onda se expandía imparable hizo mella en todos los congregados. Era una advertencia. Sería políticamente mortal para todos ellos pasar por alto el contexto, socialmente duro y económicamente hostil, en cuyo marco los partidos concurrentes a las elecciones debían hilvanar cada uno su texto. Y ello sin edulcorar el fracaso del que se venía y sin juguetear frívolamente con una voluntad ciudadana que ya se manifestó cuando votó en las anteriores elecciones y a la que ahora había que pedirle con sumo respeto que lo hiciera de nuevo. Y no porque los electores se hubieran equivocado, sino porque los elegidos malgastaron en errancia culpable el voto que los llevó al escaño.
Marchó el emisario del CIS no sin detectar, cual mensajero del zar, malévolas miradas de algunos que hasta quisieran matarle –-metafóricamente, por supuesto--, sobre todo las de quienes no podían arrimar los datos de la encuesta a la sardina de sus intereses electorales. En el sondeo, el PP queda como ganador de las elecciones –escandaloso borrón y cuenta nueva sobre su corrupción sistémica--, aunque oscilando entre perder uno o hasta cinco escaños. Ciudadanos, pagando un evidente escoramiento a la derecha que hace que votantes suyos se deslicen más a la derecha, aparece con uno o dos diputados menos. El PSOE, perdido en un mar de indefiniciones sin encontrar el rumbo a pesar de las buenas medidas puntuales registradas en su cuaderno de bitácora, aparece dejando atrás en el Congreso en torno a diez o hasta doce escaños. ¡Ruina! Veremos en qué queda el pronosticado sorpasso por parte de Unidos Podemos, en cuyas filas brindan con proclamas de hegemonía y etiquetas recién impresas de “cuarta socialdemocracia” –la nueva-- ante datos que sí favorecen claramente a la formación morada. Atención: la lucha va a ser agónica, con las miras puestas en quienes desde el graderío contemplan la batalla. Hay en torno a un 34 por ciento de abstencionistas que tienen en sus manos el posible voto más preciado. Y quedan campaña electoral y urnas.
  1. Campaña para una política de verdad. Jueves 9 de junio.
Meses de campaña electoral permanente nos preceden. No obstante, no faltan los rituales, aunque sean en modo un tanto residual, que marcan la inflexión para entrar de nuevo oficialmente en campaña. El calendario emplaza. Y así se activará al máximo la rueda del acelerado girar de actos, discursos, presencia en medios, dejarse ver en las calles por parte de candidatos y candidatas… Sólo cabe esperar que ese girar no se quede en mera repetición de lo mismo, a modo de remedo de la más baja estofa del eterno retorno a pequeña escala. Mal nos irá a la ciudadanía española si en las semanas que median hasta el próximo 26 de junio todo se reduce a confirmar el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas.
Estamos ante una nueva convocatoria electoral, tras una más que efímera legislatura, liquidada por agotamiento de los plazos sin que se pudiera formar gobierno. Todos hablaron de fracaso, y toca ahora convertir lo que significa ese diagnóstico en una nueva posibilidad. Por ello, si los protagonistas más destacados de este proceso reiniciado no marcan distancias respecto a lo que supuso el que condujo a las anteriores elecciones generales, será difícil culminarlo con éxito. Elementos nuevos los hay, y algunos de singular relevancia. La coalición de Podemos e IU bajo la denominación de Unidos Podemos marca novedosamente la situación. En gran parte va a condicionar el debate político. Ya lo está haciendo. Será un error, sin embargo, dejar que la campaña electoral se plantee en los términos de con Podemos o contra Podemos. Tal polarización, extraña a la pluralidad generada desde las circunstancias políticas de España en los últimos tiempos, no beneficiaría ni a la misma formación morada. El pluralismo como valor democrático requiere un tratamiento más fino, como espera la inteligencia del electorado.
Estemos, pues, atentos, como los más interesados espectadores, una vez alzado el telón de un drama electoral en el que ciudadanas y ciudadanos no vamos a dejar de ser participantes. No debemos. Y no sólo por el hecho de ir a votar cuando se abran las urnas. Participar es seguir los debates electorales, reclamarlos, interpelar a los candidatos, exigir claridad a los partidos y, en el caso en que se milite en ellos, entrar de lleno en un juego democrático siendo capaces de mantener la exigencia y autoexigencia de que sea limpio. Y que cada cual responda, desde cómo va a quitarse de encima el PP la corrupción en que ha nadado, hasta cómo va a despejar el PSOE las indefiniciones que le aquejan, por ejemplo, en cuanto a política de alianzas. O desde cómo afrontará Podemos la gestión de sus propuestas programáticas, hasta cómo irá Ciudadanos más allá de medidas de regeneración democrática.
Las crisis serán las que no faltarán, aportando sus recurrentes elementos corales: la lucha contra el paro, la recuperación económica, la restitución de los derechos robados, la reconstrucción del dañado proyecto europeo, la reconfiguración constitucional del Estado… Son las cuestiones cruciales que, como decía el Ortega y Gasset en las páginas iniciales de aquella iniciativa suya que puso bajo El Espectador como rótulo, son las propias de una “vida española que nos obliga a la acción política”. Sabemos aquí y ahora que debe ser política de verdad, verdadera política con la verdad por delante. Queremos elecciones sin publicidad engañosa."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.06.07 02:48 ShaunaDorothy Sobre la “liberación gay”: Un análisis marxista (Octubre de 2014)

https://archive.is/ET0s0
Espartaco No. 42 Octubre de 2014
Sobre la “liberación gay”: Un análisis marxista
(Mujer y Revolución)
El artículo que reproducimos a continuación fue traducido de Women and Revolution No. 13 (invierno de 1976-77). Esta polémica centra sus argumentos contra los remanentes de la autonombrada “Nueva Izquierda”, una corriente surgida a finales de los años 50 y principios de los 60 y nutrida por una generación de jóvenes idealistas liberales, sobre todo estudiantes. Esta generación emergió del ambiente de cacería de brujas anticomunista macartista de la Guerra Fría y fue impelida a la izquierda por la lucha masiva de los negros contra la opresión racista en EE.UU., así como por la Revolución Cubana y la Guerra de Vietnam. La Nueva Izquierda desdeñaba a la clase obrera de los países capitalistas avanzados al tiempo que se entusiasmaba con el “socialismo” tercermundista. La poderosa huelga general prerrevolucionaria del Mayo Francés de 1968 echó por tierra la palabrería pequeñoburguesa de la Nueva Izquierda y de sus ideólogos, como Herbert Marcuse.
El artículo afirma que “hasta hoy el estado soviético sigue basándose en las conquistas históricas de la Revolución Bolchevique”. El estado obrero degenerado soviético fue destruido por una contrarrevolución capitalista en 1991-92, lo cual constituyó una derrota histórico-mundial para los obreros y oprimidos del mundo entero.
Dado que el fin último del marxismo es la liberación del potencial humano en todas las áreas de la vida y el desarrollo más pleno posible del individuo, sería una corrupción de nuestros principios más caros mantenernos indiferentes a la miseria, la degradación y las deformaciones que cada ser humano sufre en la sociedad de clases. Pero, ¿qué tipo de opresión puede enfrentar en realidad un programa político? ¿Y cómo puede lograrse esta “liberación”? Ahí radica el corazón de la disputa entre los marxistas y los libertarios, incluyendo a los diversos exponentes contemporáneos de la “liberación sexual” o de algún tipo de “estilo de vida liberado”.
Los marxistas centramos nuestro ataque en las bases materiales de la opresión. Como señaló el biógrafo de Trotsky, Isaac Deutscher a la Conferencia de Académicos Socialistas en 1966, durante el auge de la Nueva Izquierda:
“Nosotros no sostenemos que el socialismo va a remediar todas las aflicciones de la raza humana. Estamos luchando, en primera instancia, con las aflicciones que son hechura del hombre y que el hombre puede remediar. Permítanme ustedes recordar que Trotsky, por ejemplo, habla de tres tragedias básicas —el hambre, el sexo y la muerte— que acosan al hombre. El hambre es el enemigo al que el marxismo y el movimiento obrero moderno han presentado batalla... Sí, el hombre socialista seguirá perseguido por el sexo y la muerte; pero estamos convencidos de que estará mejor equipado que nosotros para enfrentarse a los dos”.
Fue precisamente el rechazo del materialismo marxista lo que caracterizó a la Nueva Izquierda y lo que acabó por destruirla. Habiendo abandonado este fundamento, vagó a la deriva y se dividió en una serie de grupos mutuamente hostiles delimitados por lo que cada uno consideraba la “opresión principal”. La creencia de que sólo los oprimidos pueden entender su propia opresión y de que por lo tanto sólo ellos pueden combatirla llevó al surgimiento de tendencias excluyentes, primero sobre líneas raciales, después sobre líneas sexuales, y después, en una extensión absurdamente lógica, a grupos exclusivos de lesbianas, de puros hombres gays, de feministas judías, de feministas lesbianas judías, de feministas gordas, etc. Mientras tanto, quienes decidían enfrentar la opresión definitiva —la muerte— abordaban el camino de la liberación mística.
Muchos de los que querían asaltar los bastiones de la opresión sexual lanzaron su ataque resuelto no sobre la sociedad de clases, sino sobre la sociedad “hetero”, elevando las predilecciones personales al nivel de principios políticos. Para las feministas que marchaban bajo la consigna de “Gay es bueno”, el lesbianismo era el camino a la revolución. Literalmente cientos de boletines y periódicos eclosionaron en torno a la liberación sexual, y los comités gays se hicieron frecuentes en las reuniones de la Nueva Izquierda.
Los exponentes más extremos de “lo personal es político” trataban a los marxistas con hostilidad abierta y burlas amargas. Un poema que celebra “El día de la liberación de la Calle Christopher” reprende a los revolucionarios por afirmar que la satisfacción personal no puede sustituir la lucha política:
“cuando exigimos la totalidad de nuestras vidas ellos se preguntan qué es lo que exigimos qué, no puedes mentir qué, no puedes mentir susurran y mascullan como fuego en el pasto qué, no puedes mentir y continuar con el trabajo real”
—Fran Winant, “Christopher Street Liberation Day, June 28, 1970” en Karla Jay y Allen Young (eds.), Out of the Closets [Fuera de los clósets]
La implicación de que la exigencia de “la totalidad de nuestras vidas” es de hecho el “trabajo real” que enfrentamos revela una concepción del mundo fundamentalmente opuesta a la del marxismo: el idealismo de una lucha individualista y pequeñoburguesa, no por la liberación humana, sino por la autoliberación. La revolución “real” no la veían en la lucha de clases, sino en la lucha por la autoexpresión.
Pero, ¿qué “trabajo real” lograron realmente la Nueva Izquierda y el movimiento por la “liberación sexual”? En 1976, la retórica “right on” [¡de acuerdo!] de los sesenta ya no es más que un recuerdo distante, y la persecución estatal de homosexuales y otros “desviados” sociales (como parejas que practican el sexo oral, editores de literatura “obscena”, mujeres que quieren abortar, etc.) está de nuevo a la alza. En las universidades, que alguna vez fueron los hervideros del activismo radical, se respira una densa atmósfera desmoralizada y apolítica, y, si bien las organizaciones gays siguen existiendo, parecen estar ocupadas con la organización de bailes y otros eventos sociales.
La lucha comunista contra la persecución de homosexuales
Ciertos oponentes pequeñoburgueses del marxismo sostienen que la afirmación de Lenin a Clara Zetkin del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) de que era un error concentrarse en las cuestiones del “amor libre”, los problemas maritales, etc. en los cursos políticos para obreras es la “prueba” de que el marxismo es, en el mejor de los casos, insensible a los problemas de la existencia personal, especialmente los que conciernen a la sexualidad, y, en el peor, hostil a ellos. Pero la verdad es que, desde su origen mismo, el marxismo ha defendido los derechos de los homosexuales.
El Partido Socialdemócrata Alemán de finales del siglo XIX representaba la expresión más organizada del marxismo hasta el momento. Ya hemos descrito detalladamente en artículos anteriores el desarrollo del trabajo del SPD entre las mujeres (ver “Foundations of Communist Work Among Women: The German Social Democracy” [Cimientos del trabajo comunista entre las mujeres: La socialdemocracia alemana], Women and Revolution Nos. 8 y 9, primavera y verano de 1975). Menos conocida es su resuelta lucha contra la persecución de homosexuales. La Asociación General de Trabajadores Alemanes de Ferdinand Lasalle, una de las organizaciones que confluyeron en la fundación del SPD, tomó desde el principio una posición en la cuestión cuando el abogado J. B. von Schweitzer fue llevado a juicio y se le prohibió ejercer su profesión por su actividad homosexual. Lasalle no sólo defendió vigorosamente a von Schweitzer, sino que lo alentó a unirse a la Asociación (cosa que hizo en 1863, para convertirse en su dirigente tras la muerte de Lasalle y, posteriormente, ser elegido diputado en el Reichstag).
El periódico más prestigioso de la Segunda Internacional, Die Neue Zeit defendió al escritor Oscar Wilde cuando éste fue perseguido por homosexualidad. En un extenso artículo de dos partes, Eduard Bernstein presentó una crítica materialista a la hipocresía de la moral sexual contemporánea. Insistiendo en que “las actitudes morales son fenómenos históricos”, daba numerosos ejemplos de sociedades en las que la homosexualidad era una práctica ampliamente aceptada, y refutaba las teorías de Krafft-Ebing y otros siquiatras que consideraban a la homosexualidad una enfermedad.
El SPD también libró una lucha ardua y prolongada contra el Párrafo 175 del Código Penal alemán, que criminalizaba los actos homosexuales (entre varones). August Bebel y otros representantes socialdemócratas en el Reichstag pronunciaron discursos contra el Párrafo 175, y el periódico del partido, Vorwärts, publicaba noticias sobre la lucha contra la persecución estatal de los homosexuales.
Si bien las luchas que el SPD libraba contra la opresión de los homosexuales no podían ser sino defensivas, el Partido Bolchevique, que logró tomar el poder en Rusia, pudo dar pasos positivos para erradicar esta opresión.
Inmediatamente tras su ascenso al poder, el Partido Bolchevique barrió con toda la base legal de la persecución de los homosexuales. Un folleto del Dr. Grigorii Batkis, director del Instituto de Higiene Social de Moscú, titulado La revolución sexual en Rusia, reflejaba la posición oficial de los bolcheviques:
“La legislación soviética se basa en el siguiente principio: declara la absoluta no interferencia del estado y la sociedad en asuntos sexuales, en tanto que nadie sea lastimado y nadie se inmiscuya con los intereses de alguien más.
“Respecto a la homosexualidad, sodomía y otras formas de placer sexual, que en la legislación europea son calificadas de ofensas a la moralidad, la legislación soviética las considera exactamente igual a lo que se conoce como relación ‘natural’”.
—citado en John Lauritsen y David Thorstad, The Early Homosexual Rights Movement (1864-1935) [La primera época del movimiento por los derechos homosexuales (1864-1935)] (Nueva York: Times Change Press, 1974)
La degeneración estalinista
La joven república soviética abrió nuevas oportunidades a la exploración, el desarrollo y la expresión del potencial humano en muchas áreas de la vida. Pero gran parte de esta estimulante libertad de esos primeros años se vio asfixiada en el proceso de la degeneración burocrática estalinista en la que cayó el estado obrero. Para 1924 la revolución había sido derrotada por una contrarrevolución política (pero no social), producto de las condiciones materiales de atraso, aislamiento y pobreza en la Rusia posrevolucionaria y del fracaso de las revoluciones proletarias en los países tecnológicamente avanzados de Europa Occidental.
Con el fin de consolidar su poder y asegurar la pasividad social, a la burocracia soviética le pareció necesario rehabilitar muchos de los viejos prejuicios e instituciones sociales burgueses responsables de la opresión tanto de la mujer como de los homosexuales —en especial la estructura familiar—. En marzo de 1934 se introdujo una ley que castigaba la actividad homosexual con penas de hasta ocho años. Ese año tuvieron lugar arrestos masivos de homosexuales, y muchos fueron encarcelados o exiliados a Siberia.
La llamada “moral socialista” de los estados obreros degenerado y deformados no es en realidad sino una glorificación de la embrutecedora y reaccionaria ideología de la sociedad burguesa. Las organizaciones supuestamente revolucionarias que operan hoy en Estados Unidos —como la October League (Liga Octubre) y el Revolutionary Communist Party (RCP, Partido Comunista Revolucionario)—, que consideran a los homosexuales enfermos e incapaces de ser revolucionarios, no hacen sino adaptarse a esa ideología burguesa.
Aunque hasta hoy el estado soviético sigue basándose en las conquistas históricas de la Revolución Bolchevique (las relaciones de propiedad socializadas) y por lo tanto debe ser defendido militarmente ante un ataque imperialista, la Spartacist League levanta el llamado por una revolución política de las masas soviéticas para derrocar a la casta burocrática gobernante y reinstituir la democracia obrera.
La amarga experiencia de los homosexuales en la Brigada Venceremos, que demostró con entusiasmo su apoyo a la Cuba de Castro hasta que se topó con los prejuicios antihomosexuales del “socialismo” cubano (es decir, del estalinismo) ilustra tanto la perversión estalinista del bolchevismo como la incapacidad del radicalismo pequeñoburgués de lidiar políticamente con ese hecho histórico. A los miembros homosexuales de la Brigada les repugnó la asquerosa persecución de homosexuales en Cuba. Pero, en lugar de reevaluar reflexivamente el carácter de la Cuba castrista, la mayoría sencillamente abandonó la política y reafirmó la realización personal. Así, Allen Young escribe:
“¡Los demás gays y yo estamos francamente aterrados de que un día estos revolucionarios heterosexuales decidan eliminarnos!... Si quieres llevarle alegría a las masas que sufren, debes participar en el proceso de llevarte alegría a ti mismo. De otro modo, todo se reduce a un juego abstracto”.
—“The Cuban Revolution and Gay Liberation” [La Revolución Cubana y la liberación gay], en Out of the Closets
No es sorprendente que aquellas organizaciones radicales de homosexuales que aún se identifican como marxistas tiendan a ser fuertemente antiestalinistas. Pero, aunque el sentir repugnancia por las atrocidades estalinistas es entendible, ello no comprueba para nada que se tenga un análisis político correcto. Lo pertinente sería ver si estos grupos llamarían por la defensa militar de los estados obreros deformados a pesar de sus deformaciones (incluyendo la persecución de los homosexuales).
El marxismo vs. la política del “estilo de vida”
La Spartacist League ha llamado consistentemente por la abolición de todas las leyes contra la homosexualidad y publicado numerosos artículos defendiendo a homosexuales frente al estado (ver, por ejemplo, “Lesbianism on Trial in Texas: Defend Mary Jo Risher!” [Lesbianismo en juicio en Texas: ¡Defender a Mary Jo Risher!], W&R No. 11, primavera de 1976) y exponiendo las posiciones de aquellos supuestos izquierdistas que glorifican algunos de los peores aspectos de la sociedad burguesa, como la familia nuclear y los prejuicios sexuales puritanos. Pero, aunque rechazamos la noción de que la homosexualidad sea una enfermedad, como dice la reaccionaria ideología de la burguesía y sus iglesias, también rechazamos la premisa de que la “liberación gay” sea inherentemente revolucionaria.
La batalla contra el radicalismo pequeñoburgués no es nueva para los comunistas, particularmente en Estados Unidos, donde esta corriente ha tenido una mayor influencia en la izquierda que en virtualmente cualquier otro país, reflejando el relativo atraso político de la clase obrera y el peso relativamente mayor de la clase media liberal en la vida política.
En la década de 1870, la sección estadounidense de la I Internacional, dirigida por Victor Sorge, libró una lucha fraccional contra Victoria Woodhull, la más famosa defensora del “amor libre” de su tiempo. Aquella lucha tenía muchos paralelismos con las que la SL libra hoy contra los partidarios de la política del “estilo de vida” dentro de la Nueva Izquierda, es decir, con quienes elevan un estilo de vida particular al nivel de estrategia “revolucionaria”.
La disputa con Woodhull estalló respecto a la prioridad que debía darse a los derechos de las mujeres, en particular el sufragio, con respecto a la lucha de clases. La posición de los woodhullistas no era simplemente un énfasis programático, sino una contraposición al socialismo proletario. Marx expulsó finalmente a los woodhullistas de la I Internacional, concluyendo su polémica con ellos al reafirmar la diferencia central entre el igualitarismo democrático y el socialismo proletario —es decir, que la liberación de todas las formas de opresión puede lograrse sólo mediante la victoria de la clase obrera sobre el capitalismo—.
El valeroso radical del siglo XIX Auguste Blanqui escribió en su Critique sociale:
“Una de nuestras pretensiones más grotescas es la de que nosotros, bárbaros ignorantes, queramos ser los legisladores de las generaciones futuras. Esas generaciones, por las que tanto nos preocupamos y cuyos cimientos estamos preparando, sentirán por nosotros cien veces más lástima que la que hoy sentimos por los hombres de las cavernas, y su compasión será mucho más razonable que la nuestra”.
La Spartacist League no pretende legislar las prácticas de las generaciones futuras. Esperamos el día en que la humanidad socialista tenga la libertad de explorar cabalmente las complejas cuestiones de la sexualidad humana, pero el camino hacia esa libertad no se pavimenta con la proliferación de “estilos de vida liberados”, sino con una revolución proletaria exitosa.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/42/gay.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.04 13:48 ShaunaDorothy El culto a la virgen María (Junio de 2012)

https://archive.is/9MVFQ
Espartaco No. 35 Junio de 2012
De los archivos de Women and Revolution
El culto a la virgen María
(Mujer y Revolución)
El siguiente artículo ha sido traducido de Women and Revolution No. 15, verano de 1977, y es una reseña del libro Alone of All Her Sex: The Myth and the Cult of the Virgin Mary (Apartada de todo su sexo: El mito y el culto a la virgen María) de Marina Warner (Nueva York: Alfred A. Knopf, 1976). En su brevedad, el artículo proporciona una excelente exposición de la actitud de los marxistas revolucionarios ante la religión, así como una explicación materialista del origen y función social de ésta. A pesar de haber sido escrito hace ya 35 años, no es difícil extrapolar de la situación que describe a la actual. En EE.UU., la política burguesa ha estado crecientemente saturada de oscurantismo religioso, y el tema del artículo no podría ser más apropiado para México, donde el culto a la virgen de Guadalupe es el elemento central sobre el cual convergen la ideología nacionalista burguesa y la abrumadora religiosidad católica, apuntalada a un nivel fervoroso por la reciente visita del papa Ratzinger. Confiamos en que nuestros lectores encontrarán en este artículo no sólo una bocanada de aire fresco, sino también un mejor entendimiento de la naturaleza de la trinidad de la opresión capitalista: el estado, la religión organizada y la institución de la familia, principal fuente de opresión de la mujer en la sociedad dividida en clases.
Susan Adrian, fallecida en 2001, fue una dirigente de la LCI y una excelente maestra, entrenadora y propagandista del trotskismo. Para conocer más de ella, referimos a nuestros lectores al obituario publicado en Spartacist (Edición en español) No. 31, agosto de 2001, y especialmente a Prometheus Research Series No. 6, “Selected Speeches and Writings in Honor of Three Women Leaders of the International Communist League (Fourth Internationalist)” (Discursos y escritos escogidos en honor a tres mujeres dirigentes de la Liga Comunista Internacional [Cuartainternacionalista]), marzo de 2007.
Los marxistas vemos en la religión contemporánea —en la que el miedo y la degradación conforman una liturgia que vuelve a los creyentes estúpidos e impotentes ante la divinidad de sus opresores— algo odioso. Entendemos, sin embargo, que lo que sostiene la filiación religiosa en la era científica no es tanto la convicción intelectual como la opresión social. Así pues, si bien el espíritu anticlerical que animaba el vivo deseo de Voltaire de “ahorcar al último rey...con las tripas del último cura” puede ser sincero e incluso justificado, semejante “guerra contra dios” no trasciende el idealismo pequeñoburgués. La religión desaparecerá sólo cuando haya sido destruida la sociedad que la hace necesaria.
Las revoluciones burguesas establecieron el principio de la separación entre la iglesia y el estado, pero, como señaló Marx, esto no produjo la libertad respecto de la religión. Tampoco el declive de la vitalidad de la religión organizada ha eliminado el sentimiento religioso.
Si bien en Estados Unidos nunca ha existido una religión de estado, la vinculación del prejuicio religioso con los movimientos nativistas de derecha es bien conocida, y el patriotismo, la religiosidad y la prosperidad han constituido a través del tiempo la trinidad de la política imperial estadounidense. Hoy entre 30 y 40 millones de estadounidenses se consideran a sí mismos “cristianos renacidos”, para no hablar de las sectas más tradicionales ni mucho menos del miserable misticismo que sirve de basurero para los despojos de la Nueva Izquierda que aún buscan adquirir la liberación personal a bajo costo.
El tono mojigato de la última campaña presidencial, y el hecho de que el santísimo Jimmy Carter (quien dice consultar las decisiones importantes con su hermana curandera) se alzara con la victoria, apuntan no tanto a un resurgimiento religioso serio como a la pasividad desesperante que se cierne sobre la clase obrera estadounidense. Una muestra de la relación que guarda la conversión religiosa con la derrota política es el crecimiento de la secta de los Musulmanes Negros, que lucra con la desesperanza y el cinismo que se apoderaron de los negros tras los fracasos políticos y la destrucción física del movimiento negro de los años sesenta.
No es sorprendente que las mujeres sean con frecuencia las devotas más fervientes de la religión. Aisladas de la producción y lucha sociales dentro de los sofocantes confines de la familia, las mujeres han sido en general las principales víctimas de los “gendarmes en sotana” y también sus más confiables instrumentos.
El mito de la virgen madre de dios
El libro de Marina Warner, Alone of All Her Sex, intenta explorar el mito religioso que más explícitamente se ha dirigido a moldear y deformar la conciencia femenina: el mito de la madre virgen de dios. Los rituales y complejidades de la teología católica son más comunes y mejor conocidos en Europa y los países latinos que en EE.UU., pero esa imagen en particular ciertamente está relacionada con estereotipos y modelos más generales de “la mujer ideal”.
¡Y vaya que ha sido un mito poderoso! Dante y Botticelli encontraron inspiración en él; las agujas y campanarios de Notre Dame y Chartres se edificaron supuestamente para celebrarlo; e incluso Isabel I de Inglaterra —que no era de las que dejan que los escrúpulos religiosos interfieran con los asuntos de estado— se permitió envolverse en la imaginería de la “Reina Virgen”.
Desde luego, el mito del dios/redentor nacido de una virgen no es exclusivo del cristianismo, sino que tiene raíces en las leyendas antiguas. El poema de William Butler Yeats, “Leda y el cisne” (1923) revive el encuentro mítico entre el dios Zeus y la mortal Leda:
“Un golpe súbito: bate las alas sobre la chica hasta sentir sus muslos bajo las patas, y le muerde el cuello hasta que el seno inerme es ya su seno.
¿Cómo zafarse en su terror la mano de la emplumada gloria entre los muslos? ¿Y cómo el cuerpo asido en blanco júbilo puede ignorar el corazón ajeno?
Temblor del espinazo que concibe el muro profanado y el saqueo, la muerte del Atrida. Bajo el trance, y sometida por la sangre etérea, ¿sumó la chica ciencia a ese poder que abría ya su pico indiferente?”
Al describir el modo en que el culto a la madre virgen se extendió por Europa Occidental, Warner intenta explorar lo que plantea como una paradoja: “el que, en la celebración misma de la mujer humana perfecta, tanto lo humano como lo femenino sean sutilmente denigrados”. Unas 300 páginas después, presenta la siguiente hipótesis concluyente:
“La virgen María no es el arquetipo innato de la naturaleza femenina, el sueño encarnado; es un instrumento de la discusión dinámica de parte de la Iglesia Católica respecto a la estructura de la sociedad, presentado como un código de inspiración divina. Esta discusión cambia, según las contingencias...
“Gracias a su flexibilidad y su maña, la Iglesia Católica puede lograr adaptarla a las nuevas circunstancias de igualdad sexual, pero lo más probable es que la Virgen se convierta en leyenda… La leyenda de la virgen perdurará en todo su esplendor y lirismo, pero se habrá vaciado de contenido moral y por lo tanto habrá perdido los poderes reales que actualmente tiene para curar y para dañar”.
Sin embargo, lo que daña no es el mito, sino la realidad que éste mistifica, y no es mediante la renovación del mito como se va a “curar” a la mujer de su opresión. Marx y Engels citaron favorablemente el lema que encabezaba el semanario del republicano francés Loustalot:
“Los grandes nos parecen grandes sólo porque estamos de rodillas. ¡Pongámonos de pie!”
Sin embargo, añadieron: “Pero para ponerse de pie no basta con levantarse mentalmente, y dejar que sobre la cabeza real y sensible penda el yugo real y sensible, que no podemos destruir por arte de magia a fuerza de ideas”.
Fundamentos del cristianismo
El cristianismo comenzó como la ideología de las masas judías pobres bajo el Imperio Romano. Dado que las relaciones económicas no permitían que la riqueza se multiplicara mediante el desarrollo de las fuerzas productivas, la única manera en que las clases poseedoras de Roma podían sostener su riqueza era mediante el continuo y siempre expansivo saqueo de las áreas conquistadas. El costo extremadamente bajo del trabajo esclavo que se obtenía de ese modo era lo único que hacía que las empresas a gran escala (generalmente agrarias y a veces mineras) fueran relativamente rentables en comparación con las de los pequeños campesinos. La riqueza acumulada a través del saqueo se destinaba básicamente al consumo, a la búsqueda de diversiones.
La causa fundamental de la decadencia del Imperio Romano fue la contradicción, inherente al creciente dispendio de las clases poseedoras, entre el aumento del valor excedente, por un lado, y el carácter estático del modo de producción, por el otro. Y es también en esta contradicción donde deben buscarse las raíces del cristianismo primitivo. Abraham Leon escribió:
“Pero aunque sea evidente que la mayoría de los judíos desempeña un papel comercial en el imperio romano, no debe creerse por ello que todos sean ricos comerciantes o empresarios; por el contrario, la mayoría de los judíos se compone realmente de personas de humilde condición, de las que una parte obtiene sus medios de vida, directa o indirectamente, del comercio: buhoneros, descargadores, artesanos, etc.... Esta multitud humilde es la primera a quien golpea la decadencia del imperio romano y la que más sufre por las exacciones. Concentrada en grandes masas en las ciudades, posee mayor capacidad de resistencia que los campesinos dispersos por la campiña; también es mucho más consciente de sus intereses.
“En las capas pobres de las grandes ciudades de la Diáspora es donde se expande el cristianismo... En la medida en que a las insurrecciones judías siguen insurrecciones de capas populares no judaicas, la religión comunista judía se extiende rápidamente entre las multitudes paganas”.
Como ideología de protesta por parte de los desposeídos y los indefensos, el cristianismo encarnó un vehemente sentimiento antiplutocrático. En el evangelio según Lucas, por ejemplo, se lee:
“Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios. Bienaventurados los que tenéis hambre ahora, porque seréis saciados… Pero ¡ay de vosotros, los ricos!, porque habéis recibido vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis hartos!, porque tendréis hambre”.
La epístola de Santiago es igualmente explícita:
“¡Vamos ahora, oh ricos! Llorad y aullad por las miserias que os esperan... Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego”.
El “comunismo” del cristianismo primitivo no se basaba, ni podía basarse, en la comunalización de la capacidad productiva de la sociedad, sino en la comunalización del consumo: “comunismo por medio del saqueo al opulento”, como decía Karl Kautsky. Pero, conforme el cristianismo se extendió, sus líderes se esforzaron por mellar su filo antiplutocrático.
El proceso por el cual pasó la iglesia no se debió fundamentalmente a la codicia y la ambición personal de sus funcionarios; no fue simplemente una herramienta para engañar y despojar a las masas. El cristianismo se volvió la religión oficial del Imperio Romano bajo Constantino, al mismo tiempo en que la decadencia del imperio, basada en el parasitismo y el bandolerismo, llevaba a las reformas de Diocleciano y Constantino, las cuales intentaron apoyarlo en una economía natural. Como religión de la clase de los grandes propietarios en el origen de la economía feudal europea, el fuego antiplutocrático que el cristianismo tenía originalmente quedó reservado a los mercaderes y usureros.
Secularización y celibato
Warner plantea un vínculo interesante entre la creciente riqueza de la iglesia y su santificación del celibato (las escrituras mismas no mencionan jamás la “inmaculada concepción” y plantean muchas dudas sobre la virginidad de María). Bajo la ley romana, una mujer tenía derecho a heredar riqueza y disponer de ella de manera independiente a partir de cierta edad. Entre las familias romanas, era común criar a los hijos varones en la vieja religión y a las hijas en la nueva; además, en la época de la decadencia romana solía ocurrir que las familias se extinguieran por la línea masculina. Así, la vocación del celibato (que implicaba no tener herederos) para las cristianas vírgenes y viudas sin hijos resultaba de lo más rentable para la iglesia. Fue pues, según Warner, como parte del creciente poder secular de la iglesia que el culto a la virgen alcanzó prominencia por primera vez.
Agustín, que vivió en el siglo V, trazó una conexión explícita y literal entre el acto sexual y el pecado original: Cristo nació de una virgen porque sólo así pudo evitar contaminarse del pecado original. La percepción de la virginidad como un estado inherentemente santo y la identificación de la pureza espiritual con la abstinencia sexual siguen dominando la doctrina de la iglesia hasta la fecha.
La imagen de la madre de dios —prácticamente ignorada durante los primeros cuatro siglos del cristianismo— no era la humilde y sumisa chica de la anunciación, sino la triunfante reina del cielo, una imagen que también servía para simbolizar la ventaja de la iglesia sobre otros gobernantes temporales a lo largo de Europa y el imperio Bizantino. Esta imagen de María como reina del cielo se mantuvo esencialmente inalterada, excepto quizá por la creciente opulencia de su indumentaria, por muchos siglos, prestándole la autoridad de la sanción divina al concepto de monarquía.
Parte del tributo económico considerado digno de una reina —y la separación entre lo temporal y lo divino fue convenientemente oscurecida— puede verse en la extraordinaria ola de adulación que fue el pretexto para la construcción de 80 catedrales en Francia en un solo siglo.
La ley feudal francesa de los siglos XII y XIII permitía que las mujeres poseyeran rangos y propiedades por derecho propio; y en una sociedad donde la adquisición de tierra era una necesidad constante y urgente, las herederas podían llegar a tener un inmenso poder: Leonor de Aquitania (1122-1204) es la más célebre de ellas. Pero la consolidación de Francia y otros territorios como estados-nación entró en conflicto con las tendencias centrífugas de los patrones feudales de herencia. Con el tiempo, las mujeres perdieron muchos de los derechos económicos de los que habían gozado.
Parte de la batalla por la consolidación nacional de Francia se libró como una guerra santa por parte del papa y los señores feudales del norte de Francia por subyugar el sur, campo de cultivo de la popular herejía cátara. Ésta, una forma ascética del maniqueísmo, permitía la entrada de la mujer al clero y sostenía que el sexo casual y la sodomía eran menos reprensibles que el matrimonio, el cual había poblado el pestilente universo. El sur de Francia también era la patria de la poesía provenzal de los trovadores, que exaltaba el amor adúltero. Por ende, desde muchos puntos de vista, tanto los herejes como los trovadores eran anatema para la iglesia y para la dinastía de los Capeto en el norte. Las batallas que se libraron en el sur a partir del siglo XIII acabaron con medio millón de personas.
Fue la generación de la nieta de Leonor de Aquitania, Blanca de Castilla, la que, alentada por la iglesia y el estado, empezó a enfocar su ardor en María como virgen. Esta “nueva” María asumió gran parte del carácter y la función del personaje original de la poesía provenzal, pero sin la celebración del hedonismo y la permisibilidad. Todavía se le reconocía como una reina poderosa, pero solamente, según se enfatizaba, por gracia de su hijo, y no por derecho propio. Se le retrataba como la encarnación de la hermosura y el ardor divino, pero sobre todo, de la castidad.
Como señala Warner, el estatus especial que obtuvo la madre virgen de dios tenía como reverso el igualmente especial desprecio a la mujer ordinaria, no virginal, que se consideraba, como Eva, la “oportunidad del pecado”, una tentadora que distraía al hombre de dios para conducirlo a una perdición eterna.
Recoger las flores de la vida
El libro de Warner es una mezcla frecuentemente desenfocada de investigación histórica y sociológica con nostalgia y autoanálisis. Y es franca respecto a su ambivalencia:
“No puedo entrar en una iglesia sin que me duela toda la seguridad y belleza de la salvación a la que renuncié. Recuerdo cuando visité Notre Dame en París y, de pie en medio de la nave, comencé a llorar de rabia por ese viejo amor y su perdurable capacidad de conmoverme”.
No habiendo saldado satisfactoriamente las cuentas de su propia experiencia con el oscurantismo religioso, Warner explica el dominio de la iglesia sobre los creyentes en términos meramente sicológicos e ideológicos.
Ciertamente hay que reconocerle a la iglesia el “genio...con que se adueña de la psique de sus fieles”, como dice la reseña del Village Voice. De hecho, en los países donde la iglesia católica ha sido una influencia cultural y política dominante, ha lesionado y distorsionado hasta tal punto la psique de las masas, que incluso los manifestantes políticamente motivados han caído en orgías de anticlericalismo torcido. Por ejemplo, en 1909, cuando el gobierno español intentó movilizar a los reservistas para defender sus colonias marroquíes, la población respondió con una huelga general y una frenética protesta de cinco días que incluyó el desenterrar cadáveres de monjas y el bailar con ellos por las calles.
Al mismo tiempo, históricamente la iglesia ha impuesto la manipulación sicológica mediante una coerción altamente efectiva, tanto física como social. Cuando, en los primeros seis meses de la Guerra Civil Española, los obreros y campesinos quemaron 160 iglesias hasta los cimientos, no sólo estaban protestando contra la opresión sicológica, sino también contra una poderosa institución estatal fanáticamente comprometida con la preservación de la monarquía y con la reacción.
Al final, Warner rechaza al eunuco femenino de la iglesia católica, si bien con una extraña ambivalencia feminista:
“Si bien la Virgen María no puede ser un modelo para la Mujer Nueva, es mejor tener una diosa que no tenerla, pues el encorbatado mundo masculino de la religión protestante se parece demasiado a un club de caballeros en el que no se admiten damas salvo los días especiales”.
Y así, al final, la cuestión de la mitología religiosa sigue consistiendo en la deprimente elección entre una fantasía perniciosa y una realidad yerma y estéril.
Los marxistas insistimos en que éstas no son las únicas alternativas. La crítica marxista de la religión desmitifica la fantasía religiosa y demuestra que fue el hombre quien creó a los dioses y diosas, y no al revés, pero no para que las masas trabajadoras se vean privadas del consuelo, por pequeño que sea, que esas fantasías puedan aportar en un mundo cruel, sino para remplazar esas pobres ilusiones con una realidad mucho más rica y satisfactoria. Marx lo expresó con la mayor elocuencia:
“La miseria religiosa es, por una parte, la expresión de la miseria real, y por otra parte, la protesta contra la miseria real. La religión es el suspiro de la criatura agobiada por la desgracia, el alma de un mundo sin corazón, el espíritu de una época sin espíritu. Es el opio del pueblo.
“...Exigir que se renuncie a las ilusiones concernientes a nuestra propia situación, es exigir que se renuncie a una situación que necesita de ilusiones. La crítica de la religión es pues, en germen, la crítica de este valle de lágrimas, en el que la religión es una simple aureola.
“La crítica ha deshojado las flores imaginarias que cubrían la cadena de la religión, no para hacerla prosaica y desoladora, sino para que el hombre las sacuda y recoja las flores de la vida”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/35/virginmary.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.24 11:27 ShaunaDorothy La estafa de los Foros Sociales - El que paga manda - El que paga manda (Septiembre de 2006)

Espartaco No. 26 Septiembre de 2006
El siguiente artículo ha sido traducido de Young Spartacus, las páginas juveniles de Workers Hammer No. 191, periódico de la Spartacist League/Britain, verano de 2005.
Si la campaña “Make Poverty History” (Terminar con la Pobreza) tuviera realmente algo que ver con desafiar las calamidades de la pobreza, el SIDA, el analfabetismo y la completa miseria e indigencia de los pueblos de África, ¿Tony Blair y Gordon Brown la apoyarían? Estos asesinos de Irak están intentando una vez más incrementar la popularidad del Partido Laborista entre los electores en casa y restaurar la imagen del sangriento imperialismo británico. Detrás de ellos hay un montón de celebridades, instituciones de caridad religiosas, ONGs, burócratas sindicales y reformistas como el Socialist Workers Party (SWP, Partido Socialista de los Trabajadores) que están propugnando el fraude de “Make Poverty History”.
No todos están dispuestos a creerles a Tony Blair y Gordon Brown con su nueva preocupación acerca de los pobres. Una carta en el Herald de Glasgow (6 de junio de 2005) señala irónicamente: “La sinceridad de Gordon Brown respecto a erradicar la pobreza es tan sincera y tan grande como su disposición a dirigir una manifestación de banqueros, financieros y corredores de bolsa por las calles de Edimburgo con una manta que proclame ‘¡Viva la Revolución Cubana!’.” Con respecto a la hipocresía imperialista acerca de la ayuda al “Tercer Mundo”, nosotros endosamos la caracterización de la caridad burguesa escrita por Engels en 1845. Dirigiéndose a la burguesía inglesa, escribió que era “¡Como si al proletariado le fuese de utilidad que vosotros les chupéis la sangre hasta la última gota, para poder ejercitar vuestros pruritos de vanidosa y farisaica beneficencia, mostraros ante el mundo cual potentes benefactores de la humanidad, cuando restituís al desangrado la centésima parte de lo que le pertenece!” (La situación de la clase obrera en Inglaterra). “Chuparles la sangre” a las masas trabajadoras del mundo es de lo que se trata el G8.
Para quienes quieran protestar contra la reunión del G8 pero no quieran unirse al espectáculo de “nosotros somos el mundo”, existe el puño de acero de la represión estatal. Ya hace meses que los periodicuchos amarillistas y otros medios han estado haciendo eco a las fuerzas policiacas que emiten informes alarmistas acerca de anarquistas “violentos” que van a atacar la cumbre del G8. Un ejército de 10 mil policías ha sido movilizado; se ha construido una cerca de 8 kilómetros alrededor del hotel de cinco estrellas en Gleneagles donde se va a llevar a cabo la reunión; y se informa que EE.UU. va a colocar un portaaviones lleno de infantes de marina cerca de la costa occidental de Escocia.
He aquí los métodos que usan los gobernantes capitalistas para lidiar con lo que perciben como una amenaza a su gobierno: por un lado la represión estatal, y por el otro la cooptación política. Entre los mecanismos para cooptar las protestas “globalifóbicas” se destacan el Foro Social Mundial (FSM) y el Foro Social Europeo (FSE), que son dirigidos y organizados por muchas de las mismas fuerzas que dirigen “Make Poverty History”. Desde 2001, estos Foros Sociales se han usado para desviar la ola de protestas masivas —en contra del G8, la Organización Mundial del Comercio, el FMI y otras agencias imperialistas— ejemplificada por la manifestación de Seattle en 1999. El propósito fue desviar a los jóvenes radicales lejos de enfrentamientos encarnizados contra las fuerzas del estado capitalista para acorralarlos detrás de la “alternativa democrática” del reformismo parlamentario, mientras fingían que estos clubes de charla “no eran parlamentarios”. Lejos de haber enfrentado gases lacrimógenos, cañones de agua y balas del estado capitalista, como ocurrió en Génova en julio de 2001, el FSM y el FSE han sido apoyados y financiados por varias agencias de los gobernantes imperialistas.
Esto ocurre porque los Foros Sociales y el movimiento supuestamente “anticapitalista” de hecho no son ninguna amenaza fundamental para el dominio capitalista. Sus organizadores comparten el mito predominante del mundo “postsoviético”: la lucha de clases en contra del orden capitalista es algo del pasado; la clase obrera es irrelevante como factor para el cambio social; y lo mejor que se puede lograr es darle una cara “humana” al sistema. La verdad es que el sistema capitalista depende, tanto como siempre, de la clase obrera, la cual tiene el poder para derrocar el capitalismo. Para lograr esto, la clase obrera tiene que cobrar conciencia de que sus propios intereses son irreconciliables con los de los capitalistas. Los Foros Sociales son un obstáculo a esta conciencia de clase.
Los Foros Sociales y el financiamiento estatal
Todos los Foros Sociales Mundiales y Europeos han sido financiados por estados capitalistas en los países donde se han llevado a cabo y han recibido endoso oficial de los gobiernos municipales o las alcaldías burguesas. La lista de los patrocinadores para el FSM ha incluido no sólo el gobierno de la ciudad de Porto Alegre, el gobierno estatal de Rio Grande do Sul y el gobierno federal de Brasil, ¡sino también el Banco do Brasil y la compañía petrolera más grande de ese país, Petrobras! El FSE de 2002 fue financiado por la ciudad de Florencia y el FSE de 2003 en París fue financiado por el gobierno de Chirac. La oficina del alcalde de New Labour [Nuevo Partido Laborista], Ken Livingstone, quien apoyó el bombardeo imperialista de Serbia y fue porrista del terror policiaco contra los manifestantes “anticapitalistas” del 1º de mayo de 2000, fue la anfitriona y patrocinadora del FSE de 2004 en Londres.
Todos los Foros Sociales han estado dominados también por las mal llamadas Organizaciones “No Gubernamentales” (ONGs). Por supuesto que estas organizaciones, endosadas por iglesias y estados capitalistas, de los cuales reciben una gran parte de su financiamiento, no son independientes de los gobiernos ante los cuales responden. Las instituciones de caridad han sido por mucho tiempo la cara “humanitaria” de la intervención imperialista y de las empresas multinacionales que buscan saquear las economías del “Tercer Mundo”. Las ONGs más prominentes en los Foros Sociales han incluido Oxfam, War on Want (Guerra Contra la Necesidad) y Christian Aid. El patrocinador principal de las ONGs en todas partes del mundo es la ONU, la cual fue iniciada para darle una apariencia humanitaria a las depredaciones del imperialismo, en particular el estadounidense. Siguiendo esta tradición, el Foro Social Mundial de enero de 2003 en Porto Alegre recibió un mensaje de apoyo del secretario general de la ONU, Kofi Annan.
El que paga los mariachis escoge el son. Y si bien todos los Foros Sociales vituperan contra el régimen verdaderamente salvaje y loco de Bush en EE.UU., entre los que financian los FSM están nada menos que el Rockefeller Brothers Fund y la Ford Foundation. La fundación Rockefeller sirvió para mejorar la reputación de los Rockefeller después de la masacre en Ludlow, Colorado, el 20 de abril de 1914, cuando 20 personas, incluyendo a niños, murieron a manos de paramilitares y agentes de seguridad de la compañía durante la lucha encarnizada del sindicato minero. La Ford Foundation se hizo famosa en 1936 en el punto culminante de las luchas por construir sindicatos industriales en el ramo automotriz en EE.UU. Después de la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en conducto para el dinero de la CIA dirigido a causas anticomunistas por todo el mundo.
Mientras aceptan el financiamiento de algunas de las más notorias agencias del imperialismo estadounidense, los Foros Sociales Mundiales no han recibido tan calurosamente a quienes son considerados amenazas potenciales a los intereses del imperialismo. La declaración en la Carta de Principios del FSM de que “ni representantes partidistas ni organizaciones militares participarán en el Foro” ha sido usada para excluir a los zapatistas así como a las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Hasta las Madres de la Plaza de Mayo, una organización de las madres de izquierdistas que fueron “desaparecidos” durante la dictadura militar argentina de 1976-1983, fueron excluidas del FSM de 2002. Por otro lado, una cálida bienvenida fue proporcionada a varios dirigentes de gobiernos capitalistas, quienes presiden sobre “destacamentos especiales de hombres armados”, más comúnmente conocidos como el estado capitalista.
Un artículo perspicaz titulado “La economía y la política del Foro Social Mundial” en Aspects of India’s Economy [Aspectos de la economía de la India] (septiembre de 2003) escrito por Rajani X. Desai describió acertadamente el propósito y la naturaleza de los Foros Sociales:
“Mientras varias fuerzas políticas que luchan por un cambio de sistema han sido excluidos de las reuniones del FSM, montones de dirigentes políticos de países imperialistas han asistido. No es que sólo el FSM como cuerpo recibe dinero de agencias ligadas a los intereses y las operaciones imperialistas, sino que innumerables cuerpos que participan en el FSM también dependen de tales agencias. Las implicaciones de esto se pueden ver en la historia de una de estas agencias, la Ford Foundation, que ha colaborado cercanamente con la Central Intelligence Agency de EE.UU. alrededor del mundo, y en la India ha ayudado a desarrollar las políticas del gobierno que favorecen los intereses estadounidenses.”
Cubierta izquierdista para la colaboración de clases
El hecho de que los Foros Sociales Mundiales y Europeos han sido básicamente comprados por varios gobiernos y agencias capitalistas no le importa mucho al SWP. Alex Callinicos, dirigente del SWP (y vocero prominente en templetes de los Foros Sociales), dijo desvergonzadamente, “todos entendíamos que un Foro Social masivo necesita dinero y dinero significa compromisos” (Discussion Bulletin de la Tendencia Socialista Internacional, enero de 2005). ¡Efectivamente! Tales sentimientos no son una peculiaridad de Callinicos. El primer Foro Social Mundial en 2001 fue organizado en parte por los falsos trotskistas del Secretariado Unificado (S.U.). Ahí se capacitó a los jóvenes radicales para que administren la austeridad fiscal para el estado capitalista a través de “presupuestos participatorios” fingidos. Para los benefactores capitalistas que financiaron el FSM la inversión valió la pena. Hoy en día, el Partido dos Trabalhadores del presidente brasileño Lula —con la ayuda de un “camarada ministro” que es miembro del S.U.— administra el estado capitalista en Brasil, obedeciendo servilmente las órdenes del FMI al imponerle la austeridad a una población empobrecida.
En el FSM de enero de 2005, muchos de los asistentes abuchearon rotundamente a Lula, en oposición a su colaboración y alcahueteo con el FMI y el Banco Mundial. Pero la verdad es que Lula representa la política y el programa del FSM al nivel del poder estatal. Esto es lo que se conoce como el frente popular: un bloque político colaboracionista de clases de organizaciones de la clase obrera con agencias capitalistas, mediante el cual se subordina la política del componente obrero a la política de la burguesía, a la defensa del estado burgués y el capitalismo. Los gobernantes asignan a los frentes populares, como el gobierno de Lula en Brasil, la tarea de vender la austeridad a los obreros más eficazmente que los desacreditados partidos burgueses.
Ante el descrédito de Lula debido a sus ataques contra los obreros y campesinos brasileños, el nuevo héroe del FSM de 2005 fue el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Esto fue un cambio importante porque Chávez no fue invitado al FSM de 2003, mientras éste luchaba contra los intentos del gobierno estadounidense de derrocarlo, y no le permitieron un espacio oficial cuando llegó de todos modos. La popularidad de Chávez entre los oprimidos de Venezuela surge del hecho de que ha usado las rentas públicas petroleras para introducir reformas que han beneficiado a los pobres, y no se le ve como un lacayo de EE.UU. Pero ni son reformas estructurales básicas, ni mucho menos una revolución social, y están sujetas a los cambios en los precios mundiales del petróleo.
Chávez es un nacionalista burgués que gobierna para el capitalismo en Venezuela. El populismo nacionalista y el neoliberalismo económico son simplemente políticas alternativas del dominio de la misma clase capitalista. Es un hecho que muchos de los grandes terratenientes y capitalistas de Venezuela, así como los neoconservadores del gobierno de Bush que en abril de 2002 apoyaron un golpe militar en contra de Chávez, lo odian. Pero los representantes más racionales del imperialismo ven en Chávez, con su atracción popular, a alguien en quien confiar para proteger sus inversiones. Tales voceros del imperialismo como el Financial Times y el New York Times vieron la noticia de que Chávez haya derrotado en 2004 el referendo de destitución en su contra como una garantía de “estabilidad”. Como escribimos en Workers Vanguard No. 831, 3 de septiembre de 2004:
“La perspectiva inmediata que enfrentamos urgentemente es no sólo oponernos a las incursiones imperialistas en Venezuela y en otras partes, sino también luchar para romper el apoyo del movimiento obrero a Chávez o a la oposición, y forjar un partido obrero internacionalista revolucionario para dirigir a la clase obrera al poder. Esto requiere una lucha intransigente contra el nacionalismo en Venezuela, el cual oscurece las divisiones de clase en el país. Sólo la lucha victoriosa por el dominio de la clase obrera, es decir, la revolución socialista en toda América, asegurará tierra para los que no la tienen y permitirá que los obreros petroleros y otros proletarios disfruten de la riqueza que su trabajo produce.”
Al presentar a los nacionalistas burgueses (por ejemplo Chávez) como luchadores contra la “globalización”, los Foros Sociales trabajan en contra de la lucha por la revolución socialista porque atan a la clase obrera a su “propia” clase capitalista nacional. De hecho, todos los Foros Sociales Mundiales se han llevado a cabo en países del “Tercer Mundo” como Brasil o la India para disfrazar el antagonismo de clase entre la clase obrera de estos países y sus explotadores burgueses nativos. El mensaje ha sido que se puede confiar en la burguesía del “Sur Global” para unirse con “el pueblo” y luchar contra la “globalización”. Pero la preocupación principal de los capitalistas del “Tercer Mundo” es defender sus ganancias, para lo cual dependen de los imperialistas y requieren de la máxima explotación de la clase obrera.
Con la misma meta de atar a los explotados a sus explotadores, el FSE impulsa la ilusión de una “Europa Social” humana bajo el capitalismo, en contraste con el modelo neoliberal representado por EE.UU. y Gran Bretaña. La promoción de esta visión de una “Europa Social” ha atraído hacia el FSE a los dirigentes sindicales procapitalistas así como los políticos socialdemócratas por todo el continente. En la manifestación contra la Cumbre de la UE en Niza en 2000, el secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos expresó la perspectiva política de ésta: “Los sindicatos y las ONGs tienen que incorporarse a las estructuras de toma de decisión en Bruselas... Estamos de acuerdo en que Europa tiene que hacerse más competitiva, sí. Pero la nueva Europa tiene que incluir una calidad de vida digna para todos sus ciudadanos” (citado en “La economía y la política del Foro Social Mundial”). Hacerse “más competitiva” significa extraer mayor ganancia del sudor y el trabajo de la clase obrera. Los burócratas del Congreso Sindical Británico (TUC, por sus siglas en inglés) endosaron el FSE de 2004 en Londres y lo usaron como oportunidad para darle una plataforma a Sobhi Al-Mashadani de la Federación Sindical Iraquí (FSI), un lacayo del gobierno lacayo de los imperialistas en Irak. Esto ocurrió después de la conferencia del Partido Laborista donde, a petición de los burócratas sindicales, otro representante de la FSI, Abdullah Muhsin, apoyó la ocupación imperialista al ayudar a asegurar la derrota de una resolución que exigía el pronto retiro de las tropas británicas de Irak.
Workers Power en trance bajo su propia hipnosis
En su folleto Anti-Capitalism: Summit Sieges and Social Forums [El anticapitalismo: Los asedios de las Cumbres y los Foros Sociales] (2005), la Liga por la Quinta Internacional (L5I) de Workers Power (Poder Obrero) posa como un crítico de izquierda de organizadores del FSM como Bernard Cassen y Susan George de ATTAC, una organización iniciada para hacer campaña para gravar las transacciones financieras internacionales y en contra del “neoliberalismo”. Aunque el Partido Comunista Francés y el S.U. proporcionan personal para sus oficinas, ATTAC no finge oponerse al capitalismo. Es una organización completamente burguesa que se jactaba de sus vínculos estrechos con el gobierno de frente popular de Lionel Jospin. Sin embargo, con respecto a Cassen y George, la L5I argumenta: “No necesitamos organizar una escisión artificial con ellos pero tampoco debemos temer una escisión. Si avanzamos con determinación, desertarán inmediatamente.” Cuando hablan de “escisión artificial”, los de la L5I quieren decir una escisión a lo largo de la línea de clases. La L5I no se opone a la colaboración de clases; simplemente quiere un frente popular más combativo.
Por cierto, la concepción descabellada de la L5I, Workers Power y su grupo juvenil, Revolution, es que pueden construir no sólo un “movimiento” sino también un partido “revolucionario” a partir de estas alianzas transclasistas patrocinadas por el estado. “El movimiento anticapitalista, el movimiento obrero, los movimientos de los oprimidos racial y nacionalmente, la juventud, las mujeres, todos se deben juntar para crear una nueva Internacional: un partido mundial de la revolución socialista” (Anti-Capitalism: Summit Sieges and Social Forums). Mientras declaran inválido el dominio burocrático de la derecha, Workers Power busca lograr “estructuras democráticas” dentro de los Foros Sociales para maquinar la transformación del movimiento. Abogan por el uso de “iniciativas como la Asamblea de Movimientos Sociales para proponer cuerpos de coordinación permanentes, que sean electos y basados en delegados, y que puedan preparar el camino para un Congreso estructurado en el cual se pueda debatir, enmendar y adoptar propuestas organizativas y políticas”.
Lo que falta en la ecuación de Workers Power es una lucha política en oposición al propósito entero de estos Foros Sociales, que se basan en el mantenimiento del sistema capitalista mientras intentan hacerle una cirugía plástica para darle un aspecto “democrático” y “humanitario”. Pero incluso Workers Power tiene que reconocer que a estas Asambleas les falta la concepción de que “el sistema capitalista es el enemigo”, “la clase obrera es la fuerza” y “el socialismo es la única base posible para el ‘otro mundo’ que buscan construir” (Workers Power, marzo de 2005).
La realidad del colaboracionismo de clases se reveló tajantemente en el primer FSE en Florencia en 2002. La L5I afirmó con excesiva efusividad: “La mera intoxicación de estar ‘tous ensemble’ (todos juntos) significó que incluso reformistas acérrimos hablaban como agitadores revolucionarios. Todos estaban motivados también por la urgencia de hacer todo lo posible para detener la guerra de George Bush contra Irak.” “Todo lo posible” incluía un llamado explícito a los dirigentes imperialistas de Europa para que se opusieran a los planes de EE.UU. de invadir a Irak; el llamado fue firmado por una gama de grupos de la izquierda europea, incluyendo al SWP, Workers Power y Revolution en una reunión preparatoria en Bruselas para el FSE de Florencia. El llamado afirma: “Llamamos a que todos los jefes de estado europeos se opongan públicamente a esta guerra, aunque tenga apoyo de la ONU, y que exijan que George Bush abandone sus planes de guerra” (Liberazione, 13 de septiembre de 2002). Este llamado rastrero a los dirigentes capitalistas europeos “amantes de la paz” sólo sirve para atar a los explotados a sus explotadores.
Las principales fuerzas detrás del FSE de Florencia fueron los partidos reformistas italianos de masas como Rifondazione comunista (RC) y Demócratas de Izquierda (DS, por sus siglas en italiano). En los años 90, DS formó parte de la coalición gubernamental “Olivo” que administró el terror antiinmigrante y ataques severos contra la clase obrera en nombre del imperialismo italiano. Hasta fines de 1998, RC tenía una coalición tácita con DS. El FSE les da a estos frentepopulistas consumados una manera barata de recuperar apoyo para que puedan regresar al gobierno. De manera similar, el Partido Comunista (PCF) y la seudotrotskista Ligue communiste révolutionnaire (LCR) de Alain Krivine organizaron el FSE de París. Hoy día en Francia, donde el gobierno de Chirac se desacreditó totalmente con el voto en contra del tratado constitucional de la UE, estas mismas fuerzas trabajan febrilmente para construir una nueva alianza de colaboración de clases con la esperanza de que puedan tomar las riendas del gobierno. Eso significa llevar a cabo los ataques contra la asistencia social así como la racista “guerra contra el terrorismo”.
El frente popular: No una táctica sino el mayor de los crímenes
La tarea básica de los marxistas revolucionarios es hacer que la clase obrera y la juventud radical rompan con la idea de que pueden negociar un futuro común progresista con representantes de la clase capitalista que es responsable de la explotación, la guerra imperialista, el racismo, la opresión de la mujer y la opresión sexual. Dado que produce toda la riqueza de la sociedad capitalista y las ganancias de la burguesía, la clase obrera es el único agente con el poder social y el interés objetivo para derrocar el sistema capitalista y destrozar su estado. Esto requiere la revolución socialista para remplazar la dictadura de la burguesía con un estado obrero que defienda y administre una economía planificada y colectivizada. A escala internacional, esto sentaría las bases para erradicar la escasez y producir para las necesidades de la raza humana entera. La única herramienta que puede organizar la lucha proletaria para derrocar el capitalismo es un partido revolucionario de vanguardia.
Esto se contrapone al colaboracionismo de clases de los Foros Sociales. Los Foros Sociales, adaptados a los sentimientos de los activistas que están hartos de la política y los partidos parlamentarios, son frentes populares que promueven el mito de que una “alianza popular” con capitalistas supuestamente “progresistas” pueda acabar con los estragos del imperialismo. El frente popular fue el arma favorita utilizada por los estalinistas en los años 30 para impedir la revolución obrera. Trotsky estaba vehementemente opuesto al frente popular y advirtió insistentemente de sus terribles consecuencias para la clase obrera. Como señaló el entonces dirigente trotskista James Burnham en su folleto de 1937, “El frente popular, la nueva traición”:
“Para el proletario, renunciar a su propio programa independiente, a través de sus partidos, significa renunciar a su funcionamiento independiente de clase... Al aceptar el programa del frente popular, por ende acepta las metas de otro sector de la sociedad; acepta la meta de defensa del capitalismo mientras toda la historia demuestra que los intereses del proletariado sólo se satisfacen derrocando al capitalismo.”
El frente popular a menudo ha tenido sangrientas repercusiones para la clase obrera y los oprimidos. Un ejemplo clásico es el de Chile en 1973, cuando Salvador Allende y sus compañeros reformistas dirigieron a la clase obrera de mentalidad revolucionaria hacia un gobierno de coalición con los capitalistas. Allende prometió no retar al orden capitalista ni al estado y puso fin a las tomas de tierra de los campesinos y a las tomas de fábricas de los obreros. Con la ayuda del imperialismo estadounidense, la burguesía chilena recurrió al general Augusto Pinochet para que atacara a la clase obrera y sus dirigentes (incluyendo a Allende), e impuso una dictadura militar salvaje que cobró 30 mil vidas.
Desde Seattle hasta los Foros Sociales
Con la esperanza de ser atractivos para jóvenes combativos que odian los Foros Sociales por ser clubes de charla interminable, la L5I suplica que se vuelva a las manifestaciones callejeras de Seattle y Génova. Su folleto proclama que “Por cinco años nuestro movimiento ha asediado a las cumbres de los ricos y los poderosos... Tiene que volver a las calles, y mostrar a través de acción directa masiva su intención: construir un mundo sin clases, opresión, racismo, guerra ni imperialismo.” Pero la política del FSM no está contrapuesta a la política de Seattle, sino que es una extensión de ésta. Aunque atrajo a muchos jóvenes que se oponían al impacto del capitalismo internacionalmente, la manifestación en Seattle fue dirigida políticamente por los socialdemócratas y los burócratas sindicales, cuyas diatribas anticomunistas contra China hacen eco de los intereses de los gobernantes imperialistas que buscan la restauración del sistema de explotación capitalista en el estado obrero deformado chino. Una protesta de “acción directa” basada en la política frentepopulista proimperialista es simplemente colaboración de clases “combativa”.
El contexto de la proliferación de los Foros Sociales es la contrarrevolución en la antigua URSS y la campaña ideológica de la burguesía de que “el comunismo ha muerto”. Un ejemplo típico, entre izquierdistas jóvenes, del retroceso de la conciencia a causa de la destrucción de la Unión Soviética es la idea de que la clase obrera es irrelevante como medio para el cambio social, o que es sólo una víctima más de la opresión. Mientras tanto, los burócratas sindicales ahora justifican la traición de luchas obreras argumentando que la “globalización” hace que la lucha de clases sea inefectiva porque los capitalistas pueden trasladar fácilmente la producción a economías de bajos salarios en Asia o Europa oriental. Si bien ha habido ciertos cambios cuantitativos en la economía mundial en las últimas décadas, la “globalización” no es un fenómeno cualitativamente nuevo. Hace casi 90 años, V.I. Lenin explicó el hecho de que la economía de mercado capitalista es “global”, que los bancos y las corporaciones buscan países (de bajos salarios) donde puedan obtener la más alta ganancia, y que el capital financiero se ha internacionalizado:
“El imperialismo es el capitalismo en aquella etapa de desarrollo en que se establece la dominación de los monopolios y el capital financiero; en que ha adquirido señalada importancia la exportación de capitales; en que empieza el reparto del mundo entre los trusts internacionales; en que ha culminado el reparto de todos los territorios del planeta entre las más grandes potencias capitalistas.”
— El imperialismo, etapa superior del capitalismo (1916)
La pobreza, las enfermedades, la explotación y la guerra no son aberraciones del sistema capitalista sino que son inherentes a su funcionamiento. Las fuerzas productivas se pueden desarrollar para proporcionar un nivel de vida decente a toda la humanidad sólo mediante el derrocamiento del capitalismo.
En el contexto de una cacería de brujas internacional en contra de los anarquistas de “acción directa” del Bloque Negro, después de la muerte del manifestante izquierdista Carlo Giuliani en Génova en 2001 a manos de la policía, el grueso de la izquierda socialdemócrata en el movimiento globalifóbico participó en tachar al Bloque Negro de violento y de estar compuesto de policías. La LCI se destacó por nuestra inequívoca defensa del Bloque Negro ante los ataques del estado capitalista y sus lacayos. Al mismo tiempo enfatizamos:
“La pregunta que enfrentan los muchísimos jóvenes radicales que han sido atraídos a las protestas ‘globalifóbicas’ de los últimos años es: ¿Cómo se cambia el mundo? Aunque las protestas han tenido éxito en obligar a los imperialistas a planear sus reuniones futuras en lugares aislados, esto no impide el funcionamiento del sistema capitalista. Acabar con la explotación imperialista requiere una movilización política del proletariado en una revolución socialista completa...
“Se necesita una nueva dirección revolucionaria de la clase obrera, un tribuno del pueblo y combatiente en nombre de todos los oprimidos. Es necesario romper con la política de colaboracionismo de clases impulsada por quienes, en nombre del ‘mal menor’, subordinan los intereses vitales del proletariado a los de sus explotadores y opresores capitalistas. Es necesario forjar un partido obrero revolucionario que luche para establecer un gobierno obrero mediante la revolución socialista en contra del sistema capitalista entero.”
—“Sangre y balas en Génova”, Workers Vanguard No. 762, 3 de agosto de 2001
Los marxistas del Spartacus Youth Group y de la Liga Comunista Internacional entendemos que la lucha por la independencia de la clase obrera es la precondición para la emancipación de la humanidad mediante la revolución socialista. Nuestra actitud hacia los Foros Sociales, así como hacia cualquier otro frente popular, es de oponernos a ellos interviniendo con nuestra tajante caracterización y explicando su engaño con la intención de ganar a un programa proletario, revolucionario e internacionalista a quienes genuinamente quieren luchar contra la opresión y la explotación. Somos comunistas orgullosos y nos negamos a ser los lacayos de los socialdemócratas, los burócratas sindicales y sus amos capitalistas. Si compartes esta negativa, únete a nosotros.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/26/foros.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.07 08:29 conker_27 SRMS (ShitRMexicoSays). Edición #LadyMatemáticas.

¡Hola, compañ[email protected]!
Creo que con solamente leer el título y conocer un poco de la cultura de Reddit uno puede reconocer que este sea probablemente un thread bastante inflamatorio para muchos ardidos integrantes de este maravilloso sub.
Si es que no conocen la idea principal de SRS (ShitRedditSays), básicamente se trata de remarcar, señalar y burlarse de comentarios que presenten ese/a racismo/sexismo/xenofobia/desinformación/odio y estupidez en general.
Sin más que agregar...
¡Pinches Chairos!
Este post solamente incluye una imagen ligeramente graciosa, donde aparecen ambos, Peña Nieto y la reciente ganadora de la Olimpiada Europea de Matemáticas, Olga Medrano.
Bien pudo Mexico hablar en los comentarios del orgulloso logro de Olga, quizá preguntarse qué tipo de preguntas le fueron presentadas durante el evento, compartir anécdotas de cuando ellos concursaron en algún certamen similar, palabras de aliento...
Pero meeeeeh..., mejor hablemos de cómo los redditores quieren teneer sexo con cualquier cosa que se mueva.
En realidad sólo son unos cuantos comentarios en una línea de comentarios, pero, no teman. De este tipo de ejemplos, entre todos los threads, nos sobran.
O la chica está muy alta o de plano EPN sí está muy chaparro. edit: qué onda con sus comentarios jariosos. Espérense cuando menos a que cumpla los 18, chale. [+33]
Creo que con el Edit pueden ver bien a dónde va esto.
Es alta, bonita y una calculadora humana. Necesitamos reproducirla al maximo para una nueva #mexicanmasterrace
Ok. Primer tope en el camino.
¿Saben qué es hilarante? Negar que hay una corriente entre los hombres de tratar a las mujeres como objetos. En especial en Reddit.
Este comentario además de hacerme reír y vomitar, me entristece. Esa puntuación me dice que al menos hay otras 33 personas que encontraron esto gracioso...
Más abajo de la línea de comentarios...:
17, 18 ¿cual es la diferencia? 17 deberia ser legal :v [+2]
Iu.
Debo admitir que la puntuación no es nada de qué espantarse, pero el comentario sí es preocupante.
Es legal en muchos paises de primer mundo, porque no Mexico? Quiero una morrita [+1]
Blegh
No sé qué esperaba yo al preguntar... Este es un argumento común que la gente rara ocupa para justificarse. "Si ellos sí, ¿por qué nosotros no?" Hay tantas formas de ver esta pregunta, y en todas, siempre hay controversia, y en ninguna se da una buena razón para que México baje la cantidad de años para la legalidad y permitir que personas como estas puedan ser creepy de forma aún más impune hacia "las morritas."
Esto fue rápido, porque tengo sueño y debo estudiar. En el futuro intentaré acumular más y peores ejemplos de la belleza de nuestro sub.
Si es que tienes un ejemplo que quieras compartir, mándamelo al inbots.
Ah, y no creo que sea necesario, pero, por favor, no brigadas hacia estos comentarios. plox
EXTRA
No podría irme sin antes unas menciones honoríficas de ejemplos que se llevaron una puntuación que se merecían y que son especialmente viles.
Propongo tenerla en una jaula encerrada y un séquito de redditores a puro M Force listos para impregnarla para así crear la #mexicanmasterracetururú [-10]
rly
Déjate de paranoias, solo las perras usan tacones.[-10]
Necesario...
¿Alguien más leyó "chichona" a la primera? Shame on me.[-1]
Al menos lo reconoce.
¿Clases de sexualidad también? :O
Sólo una pequeña prueba de lo primero (o quizá lo único) en lo que piensa un redditor.
está rica la perra.
El comentario fue borrado, pero al darle click te lleva al hijo del comentario.
Aquí ya rayamos en lo enfermizo. Esto de veras es deplorable.
ta re chula la morra ...
Una expresión de menor magnitud comparada a la del redditor de arriba, pero igual de enfermiza en sus implicaciones.
Saludos.
submitted by conker_27 to mexico [link] [comments]


2016.03.31 10:02 EDUARDOMOLINA "El Partido Socialista francés es la mayor vergüenza de la socialdemocracia europea".- Pablo Lapuente Tiana.- ctxt.es

http://ctxt.es/es/20160330/Politica/5086/Feminismo-Socialdemocracia-Partido-Socialista-frances-de-Haas-reforma-laboral-Hollande-Internacional-Europa.htm
"Caroline de Haas (1980), mediática militante feminista, comenzó su actividad en los sindicatos universitarios, en la Unión Nacional de Estudiantes de Francia (UNEF), cuya Secretaría General ocupó desde 2006 hasta 2009, pero fue como portavoz de la asociación Osez le féminisme! cuando se dio a conocer en los debates televisivos. Paralelamente, en un plano más secundario, desarrolló una actividad política ligada al Partido Socialista francés (PS) que la llevó a ser secretaria de prensa de la ministra de Derechos de la mujer Najat Vallaud-Belkacem. En 2014, harta de la deriva conservadora del Gobierno, pegó un portazo tanto a sus responsabilidades en la Administración como a su militancia en el PS, sumándose a la lista de figuras críticas de la izquierda que piden un proceso abierto de primarias de cara a las presidenciales de 2017. Ha impulsado la petición contra la reforma laboral de la ministra de Trabajo, Myriam El Khomri, y ha estado a la cabeza de las primeras llamadas a la movilización. A ella se debe la rápida divulgación de la propuesta de reforma, cuya presentación oficial estaba prevista para el pasado 9 de marzo, pero que ya desde febrero originaba un terremoto social, con casi un millón y medio de firmas, manifestaciones y numerosas huelgas por todo el país pidiendo su retirada inmediata.
En febrero inicia junto a algunos militantes sindicales la petición “Loi travail: non, merci!” y recogen firmas a través de change.org, la petición se vuelve rápidamente viral y, con casi 1.500.000 firmas, logra doblar los récords precedentes en Francia, ¿qué ha pasado?
Creo que el Gobierno no se dio cuenta de que con este proyecto de reforma de la ley laboral estaba tocando la médula de nuestra identidad social. Aquí en Francia, imagino que será parecido en España, cuando conoces a alguien lo primero que preguntas es “¿tú, qué haces en la vida?”, que quiere decir precisamente: “¿cuál es tu trabajo?”. El trabajo es fundamental para construirnos una identidad, aunque sea porque estás en el paro o porque trabajas en malas condiciones. Una reforma como esta, que bombardea la posibilidad de un trabajo digno, que pisotea derechos fundamentales, interpela a todos los trabajadores, incluso al que sea más indiferente. Así fue, desde luego, mi caso. En cuanto leí su borrador publiqué un par de cosas en Twitter, donde no pretendía más que desgranarlo, pues ya por sí solo me parecía suficientemente elocuente. Esos tuits los publiqué a medianoche, justo antes de dormir. Cuál sería mi sorpresa cuando al día siguiente veo que han sido compartidos unas cuatrocientas veces, nunca me había sucedido antes. Me dije que definitivamente yo no era la única que en sentir tal indignación. Ese mismo día estuve leyendo muchísimas reacciones en las redes sociales, de gente que normalmente no aborda jamás problemas políticos, gente de todo tipo, que me hacía pensar que todo esto estaba llegando más lejos que al habitual círculo de militantes. Unas horas más tarde unos amigos y yo decidimos lanzar una petición en change.org pidiendo retirar el proyecto de ley, y sucedió lo que ya sabemos.
¿No piensa que, a un año de las elecciones presidenciales, estas protestas está sacando a la calle algo más que una lucha por los derechos laborales?
Claro, creo que así es. Estos días, en la calle he visto algo así como dos diferentes niveles de enfado: por un lado, uno centrado en el proyecto de ley; por otro, uno que viene de más lejos, de un hartazgo contra el recorrido de los sucesivos gobiernos de estos últimos años. Buena parte de esa gente que está en la calle votó a François Hollande, y lo hizo en muchos casos para que Sarkozy no volviera a ser presidente, ¿y para qué? Para encontrarse con una reforma que ni siquiera Sarkozy se atrevió a llevar en su programa. En la calle la gente está diciendo: “Si votar sólo sirve para esto, ¿para qué hacerlo?”. Es probable que ese sentimiento de decepción vaya a dejar en suspenso la intención de voto de cara a las próximas elecciones presidenciales.
También es remarcable que las redes sociales y los canales de YouTube hayan tenido una importancia decisiva en la movilización de los jóvenes, que se han sentido más interpelados a través de esos espacios que a través de organizaciones tradicionales, como los sindicatos. ¿Estamos encaminándonos hacia una transformación de los espacios de militancia?
Quizás sea así en algunos casos. Probablemente tras estas protestas habrá que hacer una reflexión sobre las limitaciones de la acción de los sindicatos en sectores de la población relativamente desmovilizados y poco presentes en los sindicatos, sobre todo los jóvenes. Habrá que reflexionar sobre cómo unir espacios de movilización que ahora están excesivamente compartimentados, estoy convencida de ello. Sin embargo, no seré yo la que cuestione ahora la labor de los sindicatos, no porque no esté justificado, sino porque en esta batalla, en la que los medios andan deseando que rompamos filas, que comencemos a acuchillarnos entre nosotros por ver quién lidera el movimiento y miserias al uso, prefiero mantener la solidaridad. En todo caso, es indudable que la extensión de la protesta contra la reforma laboral a las redes nos ha permitido darle desde el primer momento una transversalidad que no habría sido posible por los canales más tradicionales de la lucha laboral.
Fue portavoz de la asociación Osez le féminisme!, con la que se propusieron alargar la lucha de las mujeres hacia espacios más amplios en la sociedad, entendiendo que no era posible un feminismo fuerte sin una alianza con los que están fuera del activismo. ¿Podríamos relacionar este planteamiento con la manera en que hoy se está consiguiendo extender la protesta hasta sectores generalmente desmovilizados?
En la forma en que encaro el compromiso militante, la prioridad que me marcó es convencer a la mayor cantidad posible de gente. Cuando iniciamos Osez le féminisme! nuestro objetivo fue que el feminismo fuera mayoritario en Francia, y de algún modo contribuimos a hacerlo posible. Hace un año un sondeo publicaba que el 51% de la población se identificaba con el feminismo. ¿Cómo se pudo lograr esto? La manera de dar la batalla pasó por movernos asiduamente en las redes sociales, ir a los medios cada vez que podíamos, hacer un trabajo que pasaba por divulgar, por ganar presencia en la vida de la gente normal, por hacer ver que el feminismo no es ningún cuerpo extraño, sino algo de puro sentido común. Al mismo tiempo, nunca nos dedicamos a polemizar con otras organizaciones feministas, nunca caímos en la trampa de los medios, que ocasionalmente quisieron vendernos como un grupo opuesto a las organizaciones clásicas tipo MLF (Mouvement de Libération des Femmes). Quisimos no meternos en las típicas discusiones internas que no interesan más allá del medio militante, y paralelamente nos marcamos como objetivo multiplicar lo más posible nuestra presencia mediática. No transformas una sociedad si eres minoritario, si tu discurso circula únicamente dentro de una pequeña sociedad, esto es algo que no hay que perder nunca de vista. Del mismo modo, la petición de firmas por Internet contra la reforma laboral y la labor de divulgación que hemos emprendido han buscado funcionar del mismo modo. Casi un millón y medio de personas han firmado en su contra, eso es lo que teme el Gobierno. Temen la movilización de un montón de gente, de la mayoría de la gente, y no de un pequeño grupo de militantes.
En política económica, la fusión cada vez mayor de la socialdemocracia europea y los partidos conservadores ha impulsado las fuerzas euroescépticas. ¿Se puede pensar desde Francia una alternativa europeísta de izquierdas a la actual UE?
Cuando Valls, Macron y compañía afirman que esta reforma nos armoniza con el resto de Europa tienen razón. Esta Europa ha sido construida como un proyecto neoliberal que ha atacado cada vez más rudamente los derechos de los trabajadores, que ha desregulado las políticas financieras, desprotegido a los ciudadanos frente a los poderes económicos, etc., esto es un hecho. En Europa todo se liberaliza, salvo la libre circulación, claro. El mayor problema, sin embargo, no es que la UE sea neoliberal, eso lo sabemos todos, sino que la socialdemocracia europea no esté en absoluto en contra. Es probable que la mayor vergüenza de la socialdemocracia europea sea el Partido Socialista francés, que tiene entre sus filas individuos que podrían ser intercambiables con cualquier político derechista sin que nadie notase la diferencia. Es evidente que la falta de alternativas, elección tras elección, produce un desencanto cada vez mayor hacia la UE; ahora bien, no sabría qué decirte con respecto al disenso que tienen los partidos franceses de izquierdas sobre Europa. No creo que Francia pudiera salir de la UE por sí sola, como si el embrollo en que nos hemos metido pudiera deshacerse así sin más, aislados. En el caso de que en Europa hubiera un gran proyecto de izquierdas, consolidado en varios países, que permitiera pensar en una verdadera solidaridad para emprender un proyecto político diferente, entonces, claro, me parecería que valdría la pena intentarlo, pero me temo que es una hipótesis bastante alejada de donde estamos ahora.
¿Qué reflexión cree que deberían hacer los partidos de izquierda sobre el ascenso del Front National? ¿Cree que habría que asumir algún tipo de responsabilidad al respecto?
Hace poco estuve en una reunión charlando sobre las elecciones presidenciales de 2017, discutiendo sobre la eventualidad de presentar una lista de izquierdas alternativa al PS, un amigo dijo “nuestro objetivo es impedir que Marine Le Pen llegue a la segunda vuelta de las elecciones”, y a mí eso me hizo pensar que realmente no está en nuestra mano decidir si Le Pen pasará a la segunda vuelta o no. Más bien será François Hollande el responsable, lo será él y las políticas que habrá emprendido, las mismas que han generado un electorado nihilista, dispuesto ahora a votar a ese partido con tal de que todos los Hollande y los Sarkozy de la política se vayan a su casa. No me cabe duda de que, de haber sido valientes y haber estado con su pueblo en vez de con los poderosos, Francia volvería a votar a los socialistas. Creo que las traiciones de Hollande a sus electores reaparecerán en forma de votos a Marine Le Pen.
Ha declarado sentirse incómoda compartiendo con el PS el uso de la izquierda como categoría política. También ha afirmado que ni siquiera Sarkozy llevó la reforma laboral en su programa, y a todo esto, el PS sigue reivindicando su papel hegemónico en el espacio de la izquierda. ¿No cree que en Francia el uso de estas categorías ha perdido operatividad para poder imaginar una alternativa política, y que en cambio resulta muy útil para perpetuar en el poder a los dos grandes partidos del Parlamento?
Tengo 35 años, desde hace quince años milito en organizaciones de izquierda, la mitad de mi vida me he definido como militante de izquierdas, así que me resulta muy difícil renunciar a esa palabra, y en este sentido me doy cuenta de que no me siento en condiciones de reflexionar críticamente sobre el uso de los términos “izquierda-derecha”. A esto se suma que en las organizaciones sindicales en las que yo he militado siempre entendimos que salir de la categoría “izquierda” era meterse en la derecha, así que mi primera reacción cuando alguien me dice que no es de izquierdas ni de derechas es pensar que esa persona es de derechas. No es algo que pueda razonar mucho, es simplemente así, un resultado de la identidad política que construí a lo largo de mi actividad militante, lo cual no quiere decir que no lo viva conflictivamente. Lo que me indigna y entristece es que no podamos defender un proyecto político con la palabra “izquierda” sólo porque unos individuos como François Hollande o Manuel Valls la hayan ensuciado tanto. La izquierda, en cuanto idea, está llena de historia, de sentido, y vivo con dolor vetarla por culpa de esa gente. Por otro lado, nunca he querido ser fetichista de los símbolos, porque comprendo lo mucho que pueden llegar a bloquear una lucha. Esos símbolos son herramientas, y si ya no valen no cabe duda de que es necesario cambiarlos. El problema que yo veo en Francia con respecto a todo esto es que ya hay un partido que ha renunciado a construir su discurso sobre el eje “izquierda-derecha”, sustituyéndolo por el de “élite/pueblo”, y es el FN. Temo que el riesgo de salir en los medios hablando de este modo no haga sino hacerles un favor. Es difícil, tenemos que llegar a encontrar significantes nuevos, un vocabulario nuevo, que ayude a reunir a toda esta gente que ha firmado la petición contra la reforma de la ley laboral, y aún más allá. No tengo una solución, estoy buscando, como todo el mundo, y las cosas no salen solas, pero acontecimientos como los de estos días ofrecen pistas que nos van a obligan a reflexionar."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.03.24 10:42 felipustero LOS ATENTADOS EN BRUSELAS Y EL DOBLE RASERO: LOS REBELDES DE LA OTAN EN SIRIA SON AHORA TERRORISTAS EN EUROPA

Sería conveniente para una mejor salud de nuestras sociedades que en lugar de hacer el ridículo más espantoso colocando la bandera de Bélgica (anteriormente fue la de Francia) en nuestros perfiles de las redes sociales o de que repitamos como obedientes borregos el eslogan "todos somos Bruselas", los ciudadanos occidentales tratáramos de informarnos mucho mejor sobre el verdadero origen de estos actos terroristas sucedidos en Europa y de la trayectoria de sus crueles ejecutores, para evitar así que los cómplices occidentales de estos terroristas yihadistas (que en Siria son definidos como "rebeldes") y sus aparatos de propaganda manipulen nuestros sentimientos en favor de sus intereses geopolíticos y económicos.
Los gobiernos europeos no pueden mirar para otro lado. En lugar de esconderse bajo ese falso manto de lágrimas y de imponer más recortes de libertades y de derechos a los ciudadanos, deberían darnos muchas más explicaciones y asumir sus responsabilidades políticas y penales por tanta sangre derramada.
Los terroristas que atentaron el 13 de noviembre de 2015 en París y que ahora han repetido sus acciones en Bruselas son bien conocidos por los servicios secretos occidentales. Salah Abdeslam, detenido el pasado viernes 18 de marzo en Molenbeek, así como el resto de terroristas que atentaron en París y Bruselas, como Najim Laachraoui o Mohamed Abrini, habían sido arrestados incluso encarcelados en varias ocasiones anteriores por cometer diferentes delitos. De hecho un mes antes de que se produjeran los atentados de París el 13N de 2015, los servicios de seguridad belgas pusieron en conocimiento de las autoridades francesas una lista con más de 80 nombres de presuntos yihadistas que residían en el barrio belga de Molenbeek - incluidos los hermanos Brahim y Salah Abdeslam - alertando de que podrían estar planeando cometer diversos atentados en Francia [1].
Pero quizás lo más destacable de su pasado es que la mayoría de ellos viajaron a Siria en los últimos años para luchar en las filas del llamado Estado Islámico y de Al Qaeda para derrocar al gobierno de Bashar al-Assad [2]. Este currículum, lejos de ser motivo suficiente para cerrarles las puertas de entrada a Europa, parece que les sirvió para que fueran recibidos con la alfombra roja. No en vano estos gobiernos europeos que forman parte de la OTAN apoyan a estos terroristas en Siria, siguiendo las órdenes de EE.UU. que tiene una larga experiencia en crear y apoyar a "escuadrones de la muerte" para derrocar gobiernos y reprimir a sus poblaciones (Afganistán, países de Europa del Este, Latinoamérica... o más recientemente en Libia) [3]. Los que atentaron en Bruselas son sus "rebeldes sirios", sus "luchadores por la libertad" en Oriente Medio y norte de África. Son mercenarios pagados en dólares y euros que ahora han mordido la mano que les da de comer. Los mismos que en Siria cortan cabezas, violan a mujeres y niñas, utilizan a niños como escudos humanos... ¿Acaso no tienen el mismo valor las víctimas inocentes que mueren en Siria a manos de sus mercenarios, que las víctimas inocentes asesinadas en los países occidentales a manos de estos mismos "rebeldes moderados"?
Si repasamos brevemente nuestra historia más reciente, podemos observar cómo la propia Europa sufrió en sus carnes estos métodos criminales utilizados por EE.UU. para derrocar o impedir que lleguen al gobierno aquellas fuerzas políticas que pueden poner en peligro su hegemonía y dominio global. En esto consistió la red Gladio (organismo dependiente de la OTAN) puesta en marcha por los servicios secretos de EE.UU. que apoyándose en diferentes grupos terroristas de corte neonazi llevaron a cabo múltiples actos terroristas de bandera falsa en distintos países europeos (a partir de 1970 principalmente), y que eran posteriormente atribuidos a las organizaciones de izquierdas para impedir que partidos comunistas o socialistas llegaran al poder en Europa. La propia Bélgica, Alemania, Italia, España, Portugal, Grecia, Dinamarca, Noruega, etc. son algunos de los países donde EE.UU. aplicó el terror para alcanzar sus objetivos geopolíticos y económicos. Algunos especialistas como el historiador suizo Daniele Ganser* han escrito detalladamente sobre este tema [4].
Volviendo a los terroristas de Bruselas: ¿Cómo es posible que unos individuos con este pasado, y que están bien identificados por los servicios secretos europeos, campen a sus anchas por Europa y por el mundo sin que las autoridades pertinentes se pregunten qué es lo que traman estos reconocidos terroristas? ¿Estamos ante un caso de incompetencia o de complicidad?
En cualquiera de los dos casos la respuesta dada por los gobiernos imperialistas europeos es precisamente la contraria a la que deberían dar, aunque no por ello resulta sorprendente:
Algunos "halcones" neoliberales, analistas a sueldo y think tanks de las grandes corporaciones ya están pidiendo a gritos de nuevo una intervención directa de la OTAN en Siria (y de paso en Libia) ahora que sus "rebeldes moderados" han perdido la guerra frente a Damasco y sus aliados, y que la Rusia de Putin les ha ganado sobre el terreno y ha dejado al descubierto la hipocresía de USA/OTAN en Oriente Medio.
Esta es la lógica que se impone en la Unión Europea: para evitar las consecuencias, se multiplican las causas. Para evitar la huida de refugiados a Europa, se provocan más guerras, más destrucción y más muertes en sus países de origen. Para "luchar contra el terrorismo", se incrementa el apoyo a estos mismos terroristas en Oriente Medio. Toda este cinismo y doble rasero demuestran una vez más, que más allá de las palabras, las fotos y la propaganda mediática, las verdaderas intenciones de las potencias occidentales no tienen nada que ver con el discurso oficial que nos presentan [5]. Su verdadera agenda oculta se escribe en los despachos de las grandes corporaciones occidentales, y los gobiernos imperialistas de la OTAN (incluyendo a Israel y las dictaduras del CCG) la ejecutan cueste lo que cueste y caiga quien caiga en cualquier parte del mundo, incluido sus propios países.
Estos atentados en Bruselas, como los anteriores, no han hecho más que acelerar la implementación de esa agenta oculta, que por desgracia contará con el visto bueno de unas sociedades occidentales atormentadas por el miedo y manipuladas por la enorme desinformación que difunden los grandes medios corporativos, que ejercen como reproductores de la ideología que propaga el poder económico occidental. Mientras tanto la izquierda parlamentaria europea (salvo algunas honrosas y desapercibidas excepciones), así como algunas ONGs, grandes sindicatos y otros sectores "alternativos" y "progresistas", se suman al consenso político creado artificialmente en torno a la "lucha contra el terrorismo" que encabezan, precisamente, los mayores patrocinadores del terrorismo internacional.
Si queremos conocer quiénes son los responsables y promotores de la barbarie, una vez que analizamos y comprobamos cuáles son sus consecuencias, sólo cabe preguntarse entonces: ¿Cui bono? ¿A quién benefician todos estos atentados y el incremento de la violencia en el mundo?
http://adolfof.blogspot.com.es/2016/03/atentados-en-bruselas-y-doble-rasero.html
submitted by felipustero to podemos [link] [comments]


2016.03.20 15:44 felipustero La Unión Europea abandona a los defensores de las libertades en Turquía. Recién salido de la cárcel, el redactor-jefe de la publicación turca Cumhuriyet, Can Dundar, ha publicado en el diario francés Le Monde el artículo de opinión que a continuación reproducimos

En eptiembre de 2015, cerca de 3 000 refugiados sirios iniciaron una marcha hacia Edirne, la puerta de Turquía hacia Europa. Querían cruzar la frontera para llegar hasta Alemania. Habitualmente, la policía turca prohíbe cualquier tipo de concentración, aunque sea de 3 personas. Pero esta vez se limitó a observar la marcha de los 3 000 refugiados sirios. Al principio, no entendimos las razones de aquella tolerancia. Pero, muy pronto, se hizo evidente que se trataba de una señal enviada a Europa.
Dos meses después, en noviembre, la cumbre del G20 se reunía en Antalya y el regateo sobre los refugiados ocupaba la mesa de negociaciones. Entendíamos entonces que Recep Tayyip Erdogan quería sentarse ante aquella mesa con cartas favorables en sus manos, diciendo: «Si no hacen ustedes lo que yo quiero, abro las fronteras y verán ustedes lo que sucede.» Se trataba de un regateo muy sucio y parecía que las capitales europeas no tenían otra opción que aceptar aquel farol.
Cuando se reunió la cumbre del G20, los líderes occidentales se vieron ante un presidente turco que los chantajeaba abiertamente. Las minutas sobre esas negociaciones se publicaron en el sitio web griego Euro2day.gr y el contenido de esas negociaciones fue ostensiblemente utilizado por el señor Erdogan para ganar prestigio en materia de política interna. Según esas minutas, el regateo se desarrolló de la siguiente manera, entre el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el presidente turco:
— Donald Tusk: «Hemos acordado pagar 3 000 millones de euros en 2 años, pero me dicen que [Ahmet Davutoglu] el primer ministro turco quiere 3 000 millones al año.»
— Recep Tayyip Erdogan: «Si lo que ustedes piensan pagar es 3 000 millones en 2 años, ni siquiera vale la pena hablar del asunto. Abriremos las fronteras con Grecia y Bulgaria y meteremos a los refugiados en autobuses.»
— Donald Tusk: «La Unión Europea enfrenta dificultades [desde los atentados del 13 de noviembre de 2015 en Francia], los acuerdos de Schengen están en peligro de ser anulados. Es por eso que tenemos que llegar a un acuerdo con ustedes.»
— Recep Tayyip Erdogan: «Si no llegamos a un acuerdo, ¿cómo harán ustedes para detener a los refugiados? ¿Los van a matar?»
Este diálogo muestra como el señor Erdogan tomaba las cosas con arrogancia. Pero el diálogo verdaderamente trágico tuvo lugar durante esa misma reunión, entre Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, y el presidente turco. La Comisión había pospuesto en dos ocasiones la publicación del informe sobre el retroceso de los derechos humanos y las libertades individuales en Turquía.
Era un regalo que se ofrecía al señor Erdogan, quien se preparaba para las elecciones del 1º de noviembre. En las minutas de la cumbre de Antalya se nota que el señor Juncker lo reconoce abiertamente, cuando declara: «Fue criticada la posposición de ese informe de evaluación hasta después de las elecciones.»
Nuevamente, el señor Erdogan lo toma con arrogancia: «Esa posposición no nos ayudó a ganar las elecciones. Es además un insulto. ¿Quién lo redactó? ¿Por qué no vinieron ustedes a verme para conocer la realidad?» Respuesta de Jean-Claude Juncker: «Fue a pedido de usted que pospusimos la publicación de ese informe. Me siento engañado.»
Europa fue efectivamente engañada. Había propuesto a Turquía un soborno de 3 000 millones de euros para que esta protegiera sus fronteras [de la Unión Europea] y había prometido ignorar el régimen despótico del señor Erdogan. Pero el presidente turco había entendido que sus interlocutores estaban en un callejón sin salida.
[Erdogan] no se conformaba con una posposición de la publicación del informe ni con los 3 000 millones de euros que le proponían. Quería 3 000 millones más y aún más silencio, y finalmente obtuvo ambas cosas. El día de la publicación de las minutas, la canciller alemana, Angela Merkel, estaba en Ankara.
En la conferencia de prensa común organizada con Davutoglu, el corresponsal de Die Welt recordó a la canciller sus críticas anteriores sobre Turquía y le preguntó por qué había optado por callarse.
La señora Merkel se limitó a decir que se había discutido ese punto. Por su parte, Davutoglu declaró: «El hecho que usted haga esa pregunta es síntoma de la libertad de prensa que existe en nuestro país.»
En efecto, en Turquía, los periodistas podían hacer preguntas, si aceptaban arriesgarse a perder su empleo o a ser encarcelados. Esta situación había hecho de Turquía una de las mayores cárceles de periodistas del mundo.
Mentiras
Mientras Davutoglu declaraba que «en Turquía ningún periodista está en la cárcel por sus actividades como periodista», yo estaba frente a la televisión de la cárcel, donde me hallaba por haber publicado una información sobre el envío de armas a Siria por parte de los servicios de inteligencia turcos. Y, bajo el régimen de aislamiento carcelario en el que me encontraba, yo me decía: «¡Que mentira tan enorme!» Es cierto que, dos semanas después de aquella conferencia de prensa, la Corte Constitucional decidía nuestra salida de la cárcel bajo libertad condicional porque no habíamos hecho otra cosa que periodismo. Si miramos atrás, podemos ver a un primer ministro turco que ha mentido a Europa y a una canciller alemana que ha ofrecido la imagen de alguien que se cree esas mentiras.
La fundación de Turquía, que libró su guerra de independencia contra las fuerzas de ocupación occidentales, se basó, sin embargo, en los valores occidentales. Su líder, Ataturk, construyó la joven República sobre los valores en vigor en Europa, comenzando por el laicismo.
Los demócratas de Turquía siempre reivindicaron los principios de los occidentales, la libertad, la supremacía del derecho, los derechos humanos, el laicismo. El señor Erdogan, por su parte, declaraba en 1996, en un reportaje de la periodista Nilgun Cerrahoglu: «La democracia es un tranvía, uno se monta en ella para ir adonde quiere y luego se baja.»
Hoy en día, 20 años después, es con tristeza que vemos a los líderes europeos precipitándose a montarse en el tranvía del que Erdogan acaba de bajarse, y abandonar al borde de la línea a todos aquellos que, en Turquía, militan por esos valores democráticos.
Occidente sacrifica sus principios históricos para favorecer sus intereses cotidianos y así pierde, en ese doble juego, todos sus aliados naturales. Al decir: «Mantengan lejos de nosotros a los refugiados y hagan lo que quieran en su país», Europa alquila un campo de concentración fuera de sus fronteras y aparta su mirada de la opresión que ejerce el guardián voluntario de ese campo de concentración. No sólo es una vergüenza para Occidente, es también una vergüenza para la humanidad.
Esta lucha no es una lucha entre Occidente y el Oriente, no es una lucha entre Europa y Turquía. Es la lucha entre quienes creen, tanto en Occidente como en Oriente, en la libertad de la prensa, en los derechos humanos, en la democracia, y quienes pisotean esos valores. Si los primeros son derrotados, los perdedores no serán solamente los demócratas de Turquía sino el conjunto de valores universales que son el laicismo, la igualdad entre los hombres y las mujeres, la libertad de pensamiento, la independencia y la justicia.
De ser derrotados, Europa enfrentará cada vez más dificultades para defender sus fronteras de la presión de los déspotas que ella misma ha puesto en el poder.
Can Dündar Fuente Le Monde (Francia)
http://www.voltairenet.org/article190826.html
submitted by felipustero to podemos [link] [comments]


2016.02.04 19:41 MVega43 ¡¡¡VÁYASE…, SR. GONZÁLEZ!!!..., QUE NO NECESITAMOS SUS CONSEJOS

Dice Felipe que hace estas declaraciones, porque estoy cansado de que interpreten lo que suponen que pienso o debería pensar. Felipe ignora que cuando uno habla, máxime cuando ese uno se cree investido de autoridad, y amplifica sus palabras en un “medio” (El País, 28-I-2016), del grupo PRISA, siempre presuroso en ponerse a su servicio, se expone a ser interpretado en función de los intereses, no siempre ecuánimes, de los intérpretes. Justo lo mismo que él hace con sus juicios de intenciones y conductas de los demás, sin aportar argumentos. Por lo tanto, el que habla desde esa tribuna, si sus razonamientos son objetivos y fundamentados en datos históricos-empíricos, no debería sentirse a disgusto con las interpretaciones ajenas; el tiempo y la “academia”, que suelen ser neutrales, pondrán las cosas en su debido lugar… Pero el sufrimiento de Gonzáles (a veces sufro) no debiera ser por lo que los demás piensan, ¡sólo faltaba!, sino porque estoy en desacuerdo con unos o con otros, incluso con unos y con otros, aunque dice, hipócritamente, que trato de ser prudente. Y digo hipócritamente, porque en estas frases pone de manifiesto, una vez más, su “gran ego”, que nunca consigue disimular. Desde que Pablo Iglesias, el de PODEMOS, dijo aquello de que le gustaría ser el Felipe González de los años ochenta, su ego no ha dejado de corroerle las entrañas. ¡Tan irrepetible se cree!. No se explica, si no, la bilis que resuma por su boca cuando se refiere al líder de PODEMOS. Debería, por el contrario, de enorgullecerse de que alguien le elija de modelo. También lo tuvo como icono Rodríguez Zapatero… El buen maestro debe sentirse sanamente orgulloso de la capacidad de superación de sus alumnos, Pero lo que realmente corroe el ego de Felipe es que sabe que ya no puede volver atrás, y que, por mucho que lo intente, nunca va a estar a la altura de P. Iglesias, que, con su edad actual, similar a la de Felipe en los ochenta, el joven Iglesias está mucho mejor preparado académicamente que aquél otro joven “de la chaqueta de pana”. Alguien ha catalogado esa especie de envidia que sufren algunos padres viejos respecto de sus hijos, cuando éstos intentan desalojarlos de la actividad, de “síndrome de Abraham”. No sé si el nombre de esa patología psíquica obedece al mito bíblico del frustrado sacrificio de Isaac por su padre Abraham… ¡Así es la vida!... ¡El pelo, Felipe, no se cae o blanquea con la gripe!... Deberías, pues, sentirte muy a gusto, como reivindicaste en un reciente mitín, de tu contribución cuando gobernabas. Y aún te sentirás más reconfortado, si olvidas el “rebufo” irónico que se ocultaba tras aquel “autobombo”… Al menos, Felipe, no caerías en las tremendas contradicciones, cuando no mentiras, de tu discurso, de las que vamos a dar cuenta seguidamente.
Y lo primero con lo que no estoy de acuerdo es con el anzuelo que su entrevistador, Antonio Caño, le pone, para “tirarle de la lengua”: su influencia dentro de su partido y en la sociedad no sólo no ha decrecido en este tiempo –dice-, sino que ha aumentado ahora que el país vive la zozobra de una crisis política de muy difícil solución y de consecuencias inciertas. ¡Por favor, no más salvadores! Ante ese anzuelo, el entrevistado se crece y se llena de falsa humildad, recordándonos su gobierno de hace más de veinte años, y los diecinueve que fue Secretario General del PSOE: que es prudente a la hora de decir lo que piensa a los líderes del partido…, ante los que, si me preguntan, respondo, pero intentando no entrometerme nunca…, y que no le toca decidir. ¿Alguien se cree tal cosa?... ¡Quizá, Susana Díaz!... Poco porvenir tendrá Pedro Sánchez si se lo cree…
Pero antes de desmenuzar el texto de esta larga entrevista, no me resisto a expresar mi intuición, a juzgar por lo incongruente y deshilvanado del mismo, que esta entrevista ha sido “tramada” y “convenida” con urgencia. Que me perdone Felipe por esta mi primera “malinterpretación”.
Para aclararnos qué “luminosas ideas” nos propone este “venerado” Oráculo de Delfos, para el bien de la Patria y el bienestar de los españolitos, más que una “glosa” a un pensamiento coherente, me veo obligado a hacer un “comentario de texto” a la manera que lo haría un aventajado alumno de bachillerato. Sirva, pues, el esfuerzo, al menos, para recordar aquellos años jóvenes, ya que la conclusión del mismo la tengo prefijada desde la primera lectura del texto: a fuer de querer decir mucho, NO DICE NADA. En esto coincido con algunos de los comentaristas que he oído o leído. Sobraba la misma entrevista sólo por inoportuna… Vayamos, pues, por partes:
Primero, ¿qué necesita España, según Gonzáles, para recuperar su identidad perdida y volver a retomar el rumbo adecuado? Un programa progresista y reformista, y, por tanto un Gobierno que se identifique con tal programa. Pero, ¿qué entiende Felipe por tal programa, más allá de eslóganes y frases manidas? Y ¿qué Gobierno será capaz de llevarlo a la práctica? Contestemos al primer interrogante. Después de muchos rodeos y divagaciones contradictorias, para empezar, ni siquiera utiliza la palabra cambio, para que ese Gobierno nos saque del statu quo al que la crisis financiera y sus consecuencias económicas y sociales han provocado: recortes y desigualdades, corrupción, a lo que hay que añadir el desafío secesionista (de Cataluña). Todos estos fenómenos sólo han originado y han acelerado la sensación (atención a la palabra) de que hacen falta cambios, además de que vivamos una especie de final de ciclo. Al contrario de lo que ocurría en los años ochenta, en que sabíamos dónde estábamos y qué queríamos ser. Ahora hemos perdido el rumbo y no sabemos ni a donde vamos ni quienes somos. ¡Vamos, que sin él, los españoles y hasta su mismo partido nos hemos quedado huérfanos!... Todo ello es lo que justifica un proyecto reformista para España. De ese proyecto sólo sabe él, pero no acierta o no quiere explicárnoslo. Habla de la “manida” reforma de la Constitución; de la reforma electoral, que él no hizo cuando la ley vigente le beneficiaba; de la educación y de la sanidad públicas, o, ¡atención que esto es nuevo!, de reformas en las relaciones industriales (¿?) ¡De las puertas giratorias, nada de nada! Pero, además tiene la desfachatez de decir que de nada de esto está hablando nadie. Y digo bien desfachatez, porque da la impresión de que el tiempo que tiene que dedicar a “sus negocios” le priva no sólo de leerse el programa de PODEMOS, sino también el de su propio partido. Este “sabio” no está en el mundo de la realidad…, y comienzo a dudar de si lo está en el de los negocios…
Pero, mira por donde, en todo ese “bla…,bla…,bla” deja vislumbrar su idea de reforma: no estoy hablando, dice, de derogar leyes pasadas, sino de propuestas reformistas (dale con la palabreja) y de los votos que éstas necesitan para salir adelante. Y, aunque “de boquilla” dice que el bipartidismo imperfecto ha quedado atrás, lo que esa lógica de contradicciones realmente oculta es su intención de que todo siga igual, aunque con cierta apariencia de cambio… Más claro se expresa en el Editorial, que parece lo ha escrito él, de El País ( 31-I-16).
De anuncio teatral considera la “huida” de P. Sánchez hacia los militantes ante la “presión” a la que le someten sus “barones”. Es contradictorio que el editorial considere una evidente falta de liderazgo acudir a las bases, cuando han sido éstas las que le eligieron en “primarias” como Secretario General. Y cuando menos, resulta coincidente con la opinión de El País que P. Sánchez hable menos de un programa de cambio y de izquierda, y en su discurso utilice cada vez más las palabras “reformista” y “progresista”. Es sintomático que Sánchez en su discurso, una vez que el Rey le nombrara “candidato”, no haya utilizado ni una sola vez la palabra izquierda para referirse a su futuro Gobierno. En la campaña electoral decía que el único partido que podía aglutinar a toda la izquierda era el PSOE, e, incluso, criticaban a PODEMOS de ser “populista” y no definirse en cuál de esos dos topismos (derecha-izquierda) se situaba. ¿Por qué este giro? Porque eso es lo que le indica el “portavoz” del grupo Prisa: el líder socialista no debe jugar al equívoco de decir que va a reunir una imposible mayoría progresista y de izquierda. Las urnas no alumbraron ninguna mayoría de izquierdas. A ello nos referiremos en la respuesta al segundo interrogante. El entrevistador no queda satisfecho con las “explicaciones” de en qué debe consistir un proyecto progresista, viéndose obligado a repetir la pregunta hacia el final de la entrevista. Y, de nuevo, encuentra como respuesta un torrente de palabras huecas y frases vacías: necesitamos una economía social de mercado, …que es parte de la identidad fundamental de Europa… Se cree que incluyendo el término “social” entre los de “economía” y “mercado”, puede ocultar la Europa de los “paraísos fiscales” de Holanda y Suiza; la del expresidente del Eurogrupo y ministro de finanzas, el socialdemócrata J. Dijsselbloem, o la de J-Claude Juncker, actual Presidente de la Comisión Europea que, siendo ministro de finanzas en Luxemburgo, igual que su colega, facilitaron enormes recortes de impuestos a empresas multinacionales ficticiamente radicadas en sus respectivos países, al mismo tiempo que obligaban a Grecia o España a recortar y recortar el gasto en servicios sociales con tal de disminuir el “déficit público”, para garantizar a los mercaderes acreedores el cobro de sus inversiones (Aconsejo la lectura del artículo de Vicent Navarro, Público, 2-II-16). Una Europa muy preocupada por la “libre circulación de capitales”, mientras en sus fronteras diariamente mueren decenas de fugitivos del hambre y de la guerra con sus hijos en brazo. Parece que Felipe tranquiliza su conciencia con sólo decir que esos desajustes, provocados por los “excedentes” de riqueza que genera tal modelo económico, se pueden corregir sólo con frases manidas como la distribución justa de aquéllos, tenemos que dignificar el trabajo, superando la precariedad, mejorando los salarios y relacionándolos con la productividad. Este “visionario” no es consciente de que tales desajustes son estructurales del propio sistema capitalista, y no quiere ver que el pensamiento político que lo sustenta, el “ultraliberalismo”, que, antaño, tanto criticaba de los “chicago-bois”, se ha implantado como una doctrina dogmática y de “pensamiento único”, con el que se ha venido a identificar la “socialdemocracia” europea. ¡Es pura desvergüenza no querer aceptar, por muy “vida muelle” que se lleve, lo que la experiencia diaria “gime y grita” en los que la padecen!... ¡Y ya van muchos años de ese tipo de política y de meras “recetas cosméticas”!...
Del problema añadido que representa el “secesionismo catalán”, por no alargarme, remito al lector a lo que ya tengo escrito en varios trabajos anteriores. Así que vamos a la contestación del segundo interrogante.
¿Qué Gobierno podrá llevar a cabo ese programa “progresista y reformista”? De la cantidad de combinaciones que el “pactódromo” puede facilitarnos, voy a liberar al lector, aunque en el borrador me había hecho algunas, para resaltar las contradicciones de las que hace Felipe. Así que, sólo algunos comentarios al respecto. Comenzaré por uno general. Habla del orden lógico de las consultas del Rey de cara a la “investidura”, y critica como lo podría hacer cualquiera con un mínimo de sentido común, el “esperpento” montado por Rajoy. Pero obvia la gran crítica que un “montaje” así merece. Porque un “personaje”, todavía Presidente en funciones, no debería haber pisado la Zarzuela, con la “mochila” de corrupción que lleva a sus espaldas. En ese mismo día le habían metido en ella la “imputación” de su enésima tesorera, la de su partido como tal, y toda la corrupción valenciana, empezando por ACUAMED… ¿Es esa la forma de respetar la Jefatura del Estado, la Constitución, el Parlamento, etc.? ¿Es esa la ejemplaridad con la que pueden exigir al resto de los ciudadanos respetar y cumplir las Leyes? ¿Qué “papelito”, pues, se le reserva a P. Sánchez? El consejo del “gurú” no puede ser más pertinente: Sánchez debe cumplir con el mandato de los electores y del Comité Federal del Partido,… y debe intentarlo (formar Gobierno), si fracasa el PP. ¿Con quién y cómo? Y, a medida que el entrevistador concreta más sus preguntas, el entrevistado aumenta sus contradicciones. Calcula que, aunque con enormes dificultades, la aritmética parlamentaria le dará para llevar adelante una tarea de Gobierno reformista y progresista. Lo conseguirá hablando con todos y en base a un programa. ¿Por qué obvia de “izquierda”? Porque para ello tendría que contar con PODEMOS y otros como IU o ERC. ¡Y eso sería como “nombrar la soga en casa del ahorcado”!... Los de Iglesias y sus plataformas, que son los únicos y primeros que pusieron su programa sobre la mesa, quedan excluidos de ese todos; pues, el comportamiento arrogante (¿?) de los líderes de Podemos, con humillaciones que ponen al descubierto cuáles son sus verdaderas intenciones, no se debe aceptar. Pero el “amigo del de “el caracazo” no desaprovecha la oportunidad de hacer un “guiño hipócrita” a los votantes de PODEMOS, para explicar a sus votantes las verdaderas intenciones de Iglesias y los suyos… ¿Y cuáles son esas intenciones? Los recurrentes “topicazos”: Venezuela, Gracia, añadiendo uno más: son puro leninismo 3.0. ¡¡¡Lí-ne-a!!! Porque, para cantar ¡bingo!, le ha faltado dos numeritos más: lo del “oro de Moscú”; y algo más actual: “la financiación de Irán”. Y su amnesia, cercana al “alzhéimer”, le impide recordar la lluvia de marcos alemanes, facilitada por su padre adoptivo, Willy Brand, Filesa, etc. Pero a los que tenemos su edad no se nos olvida. También ha olvidado sus históricos e “histéricos” esfuerzos para desalojar del poder a Suárez y su tambaleante UCD. ¿Recuerda, al menos, cómo un tal “Isidoro” y un tal “Andrés”, con ese “oro alemán”, intentaron hacer casi desaparecer al PCE y a sus votantes y militantes, por cuya monumental lucha y sacrificios se pudo restaurar la Democracia, y aquéllos “tapados” pudieran darse a conocer, embadurnando los muros y paredes del país con retratos de chicos melenudos, chupitas de cuero y chaquetas de pana? No me resisto a recordarle, por si no ha leído o visto, el espantoso ridículo que han hecho sus “correligionarios” Matteo Renzi y Hollande ante la visita a Italia y Francia del Presidente iraní, Hasan Rohani. Ante la expectativa de los miles de millones de euros a invertir, hasta las Venus que adornan la plaza del Campidoglio se han visto obligadas a cubrirse sus “partes pudendas”, para no herir la mirada hipócrita del presidente de un régimen, que todos sabemos cómo trata a las mujeres… ¡Menos mal que el invierno no está demasiado frio!... Y nuestro ministro Margallo ya estaba camino de Melilla por si “el persa”, a su regreso, quería ver los terrenos donde instalar su ansiada refinería de petróleo… En fin, ¡que cuando el dinero, de color negro o amarillo, “cae” a raudales, sus beneficiarios, con el pretexto de crear puestos de trabajo, olvidan los principios más elementales, sus culturas y sus más ricas tradiciones artísticas!... ¡Ay, sr. González, cómo algunos cambian de chaqueta con el escaso tiempo transcurrido desde entonces! ¡Otros, en cambio, siguen igual o peor!...
Pero retomemos el hilo (de araña) de la entrevista. Es novedad que ahora Felipe abandone la “gran coalición” (PP+PSOE+C´s) que tenía en mente antes de las elecciones. Quizá fuera por las buenas perspectivas que los sondeos daban entonces a Ciudadanos. Pero tampoco le vale la del Gobierno del Ibex-35, ya que esa combinación podría hacerle (al PSOE) una “pinza”, ¡cómo la recuerda!, ayudando la subida de Podemos, y dejando a éste el espacio de la oposición. Pero, ¡aclárese sr. González!, ¿cuál es el mejor Gobierno posible? Es inútil; de nuevo nos encontramos con la táctica disuasoria de “echar balones fuera”, como respuesta: es mucho pedir(me) en una entrevista como esta, pero creo que ha llegado el momento de mirar a los ciudadanos y abandonar estrategias de trileros como la que hemos visto el viernes pasado. A nadie le extrañaría que a estas alturas de mi vida prefiriera que haya un Gobierno con programa acordado para España, por lo que necesitamos, incluso si no es el Gobierno que más me guste personalmente (¿?) Me va a permitir el lector la osadía de, más que de comentar, sacar a la luz lo que oculta este “galimatías”: nadie, a estas alturas, sabiéndose lo “forrado” que estoy, se escandalizaría que yo prefiriera un Gobierno a la medida de mis intereses, porque lo necesito para ganar tiempo, aunque no fuera todo lo de derecha que le gustara a mis socios…
Y acto seguido, entra en el análisis “engorroso” de la aritmética parlamentaria. Pero de tal engorro voy a librar al lector, aunque prometí un comentario más literal del texto. Me lo agradecerá, porque, si bien acusa a otros de “trileros”, cuando este “alquimista” hace uso de la “magia” y el “conjuro”, deja en pañales al propio Pitágoras. Su editorial en El País del día siguiente, lo explica más claro: las urnas no alumbraron ninguna mayoría de izquierdas, ni siquiera aceptando la hipótesis extremadamente generosa de que Podemos sea considerado como tal; sus diputados, junto con los de IU y los socialistas, suman 161 escaños. ¿Y los de ERC y otros del Grupo Mixto? ¿No adivina el lector en este texto el “alambique” desde el que el “ilustre Mago”, con su “abracadabra”, pretende hacer desaparecer a los parlamentarios de PODEMOS, mandándolos al “gallinero del hemiciclo”?
Dice ver posible un Gobierno PSOE+C´s, pues, según él, podría haber base parlamentaria para las reformas que necesitamos, aunque, de momento, no dice cuáles son esas bases y cuáles las reformas. Sólo que la ve factibles, si el PP no practica la vetocracia… ¡Así se las ponían a Felipe, pero el otro! ¿Ha sacado el lector alguna conclusión clara? No se desanime; que tampoco el entrevistador, que le sigue preguntando en qué basa sus preferencias por un Gobierno progre sista y reformista. Pero la respuesta vuelve a ser “etérea”: haciendo frente al inmovilismo y al liquidacionismo. Dos males que pretende conjurar recurriendo al consenso de la Transición. En ese recurso fácil al espíritu de la Transición, Felipe olvida detalles importantes. Bien está que esos detalles los ignore el “piquito de oro” de A. Rivera, citando al propio Felipe, a Fraga, S. Carrillo y sus papeles en la elaboración de la Constitución y en los Pactos de la Moncloa. Pero de ninguna manera debe ignorarlos el que estuvo presente en tales eventos: aquél consenso fue impuesto por los “poderes fácticos”, y los que más se beneficiaron del mismo fueron los “restos del franquismos”, que, aprovechando la “derechización” del PSOE, intentaron liquidar las fuerzas que realmente lucharon contra la dictadura, que, ingenuas, creyeron que tiempo tendrían de recuperar lo perdido, una vez instaurada la Democracia. Pero tales esperanzas fueron frustradas por ese bipartidismo imperfecto, que ahora denuncia Gonzáles hipócritamente.
Lo que sí tiene claro Felipe en todas sus “maquinaciones” es la exclusión de PODEMOS. La desconfianza que él presume en esta fuerza emergente hacia un Gobierno monocolor del PSOE, quiere revertirla en confianza hacia sus palabras y hacia las promesas de su partido. Pero eso sería tanto como confiar en las “nuevas” promesas del PP, después de lo visto en la legislatura que acaba. No sé, pues, de qué se asusta Felipe y la “vieja guardia”, de que PODEMOS exija garantías del cumplimiento del programa, participando en el posible Gobierno presidido por Pedro Sánchez. Intentar deslegitimar esa exigencia con el fútil argumento de que lo que desea Iglesias son “poltronas”, más bien alimenta esa desconfianza, como presagian las primeras decisiones tomadas en el Parlamento, perjudicando a PODEMOS, cuyos sesenta y nueve diputados representan a más de cinco millones de españoles. Pero, es que, además, se olvida de que la ejecución de cualquier programa político de gobierno, no se hace desde las “tribunas” del Parlamento, sino en los despachos ministeriales, detrás de una mesa y en una silla… ¿O es que Felipe y los que piensan como él confían más en un pacto con el PP, que sigue reclamando el primer “sillón”, o de éste con su “marca blanca”, C´s, cuyo líder siempre dijo que no apoyaría ni a Rajoy ni a Sánchez, ni participaría en un Gobierno que él no presidiera? Ahora que el resultado electoral le “ha bajado los humos”, no quiere perder su trozo de la tarta, presentándose como un “hombre de Estado” conciliador, haciendo de “celestina” ante los que, no ha mucho, casi desairaba… Por cierto, ¿de dónde saca este “aprendiz de trilero” los 17 millones de votantes que, dice, están detrás de su proyecto?...(Al Rojo Vivo, 3-2-16). Y una pregunta más a este “hombrecito de Estado”: si en estos días se muestra tan atareado en su ir y venir a la Moncloa y Ferraz con la “salvífica” misión de convencer a PP y PSOE para que retiren el veto que, mutuamente, se tienen, ¿por qué no hace lo mismo con el círculo rojo en el que él y los suyos pretenden confinar a PODEMOS?...
Ante la insistencia del periodista, Felipe no encuentra una Ariadna que le ayude, como a Teseo, a salir del “laberinto” en que se ha metido. Conoce de sobra el NO del PSOE a negociar con el PP; igualmente sabe de la negación de C´s de apoyar al PSOE, si pacta con PODEMOS… Entonces, ¿En qué queda ese Gobierno reformista y progresista preferido por él? ¿Cómo ha de considerarse, si no de hipócrita, de marrullera, habida cuenta de la aritmética parlamentaria, su respuesta: creo que ni el PSOE ni el PP ni otros deberían negar la posibilidad de un Gobierno para España, si no están en condiciones de hacerlo ellos con sus formulaciones y programas? Sólo encuentro una consideración: la de “respuesta escapatoria”.
Por último, la UE y Europa como excusa. Ha echado de menos en la “campaña” que no se hablara del tema. ¿No ha participado él en algunos mítines? ¿Es que sólo le dejaron tiempo para “denigrar” a PODEMOS? ¿Dedica algo de su tiempo para preocuparse por el gravísimo problema de los refugiados, que puede “dejar en pañales” a la Europa de los Derechos Humanos? Por otra parte, es tremendamente hipócrita, cuando dice: No soy partidario de esas campañas que tratan de meter miedo a los ciudadanos, para condicionar su libre voluntad, inclusive la presión que pueda venir de la Comisión Europea… ¡Como si él y los suyos estuvieran al margen de tales presiones, de la que esta misma entrevista no es más que una prueba evidente! ¿Qué pensar, además, de las reuniones y “comilonas” de la “vieja guardia”, para agitar a su “quinta columna” del Comité Federal?
Por fin termina esta larga interviú con un poco de “peloteo”, pues como no sea por la veneración que el periodista profesa por el “líder”, ignoro en qué escenarios potenciales se esté especulando con su nombre como una especie de solución ideal…, o por qué cree que se echa tanto en falta un Felipe González en España… (¿?) Y la respuesta no puede ser más de “beata piadosa”: porque ha dado tiempo a olvidarse de los errores que cometí…, y porque reconocen que siempre puse por delante los intereses de España, y eso se echa de menos ahora… ¡AHÍ QUEDA ESO!...
Y ya que me he alargado más de lo previsto, no importa un poco más para reconocer a Pedro Sánchez su habilidad en recurrir a las bases, intentando fortalecerse frente a sus detractores internos. Si de verdad pone en práctica todo lo que ayer le oí decir en una entrevista en TV-5 con Piqueras (3-2-16), y mantiene el “talante” que le observé, en las dificultades que tiene por delante, saldrá fortalecido como líder del PSOE, fortaleciendo a la vez a su partido. Alguien tiene que relegar a los libros de historia a personajes como Felipe Gonzáles. Pero, Pedrito, para todo ello no puede dejar pasar la oportunidad que te brinda el “leninista 3.0” de formar un Gobierno de Izquierda…
Manuel Vega Marín. Madrid, 4 de Febrero de 2016. Solicitoopinar.blogspot.com.es @ElmismotalVega
submitted by MVega43 to podemos [link] [comments]


2015.12.19 03:12 manwhoel Etimología de la palabra "piocha".

Iba a hacer un post al estilo HAQ (o TIL) sobre un párrafo que leí en este texto donde se explica el origen de la palabra, cito el texto:
...That the priority of most males was to become a valuable warrior for the state is evidenced in the practice of all 10-year old boys being given a special haircut with a lock left long at the nape of the neck (a piochtli). Only when they had captured their first prisoner could they cut this lock.
A grandes rasgos se puede traducir como:
... La prioridad de la mayoría de los varones para convertirse en valiosos guerreros del estado, es evidenciada en la práctica de realizar a los niños de 10 años un corte de cabello especial, dejando un mechón de cabello largo en la nuca (un piochtli). Sólo cuando habrían capturado a su primer prisionero podrían cortar este mechón.
Ahora bien, buscando un poco más de info, encontré este otro texto de Algarabía donde detalla:
Según los mexicas, los dioses colocaban el tonalli detrás del copete, en la mollera. Cuando alguien nacía, le cortaban el mechón de pelo que estaba en esta zona para conocer su porvenir y destino. A este bucle de pelo se le llamaba piochtli, y de acuerdo con los mexicas, éste guardaba la memoria del alma; era el registro del nacimiento y la muerte, por lo que el día en que se fallecía, éste también debía ser cortado y guardado en una urna junto a los primeros mechones, de modo que la esencia, de principio a fin, se conservara intacta después de su existencia terrenal.
Esta segunda explicación difiere un poco con la primera, por ello decidí no usar el "HAQ" y expandir un poco más sobre el tema.
Por último, aquí hay un texto donde se puede atribuir el origen de la palabra en raíces europeas., del texto:
En el DRAE se define (2nda definición) un origen francés ‘pioche’, que deriva del bajo latín picus=pico (de un ave), de donde se explica el significado de "barba en forma de pico" de las primeras veces que escuché la palabra.
El DRAE mismo cita otro origen en el italiano ‘pioggia’ (lluvia), que allí mismo define como:
  • f. Flor de mano, hecha de plumas delicadas de aves y
  • .f. Joya de varias formas que usaban las mujeres para adorno de la cabeza.
submitted by manwhoel to mexico [link] [comments]