Niña grande de citas

Más grande que × px Color ... Pareja Guy Niña. 2 1 0. Botella Mesa Vino. 25 32 2. Puesta De Sol. 96 130 8. Empresario Consultoría. 19 13 1. Cama Par Niñas Amor. 51 109 4. Planificador 2019 Año. 73 95 3. Libros Pila De Libro. ... 679 Fotos gratis de Citas ... En este caso las citas de citas son las citas que otros autores realizaron y que tomamos como fuentes: Ejemplo de cita de cita: Citando a Justiniano que fue citado previamente por Don Guillermo Floris margadant’s en su libro derecho privado romano cuando habla de la pluralidad de los acreedores hipotecarios. Compra en nuestra colección de vestidos para la niña de arras. Nuevos, en 48 colores. Hechos a medida a partir de tan solo 19,99 $. ¡Ajuste personalizado con materiales en satén, tul y más! Un total de 562 citas de niños, filtro ... no necesito del lenguaje. En tus ojos me siento y sonrío y hay una niña azul en el jardín de un castillo. Ahora que no estás me atrae la caída, la mierda, lo abyecto, lo denigrante. Salgo a la calle y siento la suciedad, la ruina. ... — Ariana Grande cantante y compositor estadounidense 1993 ... VIDEOS DE NIñAS VIRGENES 14 AÑOS DESNUDA FOLLANDO videos lolias niñas desvirgadas de 13 mostrar NIÑAS GUARRAS VIDEOS 12 A chicos en bikinis adolecentes de 13 años follando petardas.com, horse video 10 12 años follando ni as follando de 14 a 19 VIDEOS 36 emails of mr… Encuentra los horarios de los autobuses, direccin de las estaciones, nmero de telfono, descuentos y servicios de. Conozca gente en lnea a travs Aqu estn los 10 mejores sitios de citas de en Europa seleccionados para usted. Usiarios Activos en Lnea. Este sitio de citas en lnea ha estado en las portadas de. Este sitio web no es operado por esta e. Programas de Agendas gratis. 60 programas para recordar citas, fechas de cumpleaños, aniversarios y eventos importantes. Encuentra fotos de stock perfectas e imágenes editoriales de noticias sobre Niñas Desnudas en Getty Images. Haz tu selección entre imágenes premium sobre Niñas Desnudas de la más alta calidad. Los frases de amor más interesantes de autores de todo el mundo: una selección de citas divertidas, inspiradoras y motivadoras sobre amor. Más allá de cómo esté tu vida romántica, aquí siempre podrás conseguir una cita. ¡Incluso si eres demasiado joven para tener citas, puedes practicar con estos juegos sin sentir presión ni riesgos! Elige a tu pareja ideal y luego vístanse y embellece tu cabello y uñas antes de salir. ¡Si tienes suerte podrán besarse furtivamente!

Algún consejo con respecto a mis amigos?

2020.09.08 11:56 smiling_rabbit Algún consejo con respecto a mis amigos?

La cosa esta, yo tengo dos mejores amigos(los tres somos vecinos) ,uno un chico (que llevo diez años de amistad yo un año mas grande que el ) y una chica (que conocimos mi amigo y yo hace casi ya tres año).
Nosotros tres pasábamos todo el tiempo juntos no nos separamos nunca y hablábamos todo el tiempo juntos. Obviamente lo que en algún momento iba a pasar es que ellos dos se enamoraron, pero a ella no le dejaban tener novio (no se la razón por que la verdad que ellos dos tienen 15) entonces la única razón para que ella pudiera salir es que en todo caso es que salga su hermanita pequeña (de alrededor de 6 en un principio, creo que ahora 9) y seamos mi amigo y yo para que no estén ellos dos solos( siempre dejando a mi como niñero y muchas veces como mal-tercio)
Obviamente que al siempre tener que salir con ellos dos en un principio, me hacia rotundamente mal por que yo a comparación de mi amigo nunca me iba bien en el amor(creo que esto era un tema de simple envidia que mas tarde ya ni me importaba) entonces para mi el ambiente se me hacia incomodo todo el tiempo(haciendo que hable de cualquier tema por horas para que parezca por lo menos una conversación y no sea algo raro) y siempre tenia que cuidar a la niña y ellos se iban juntos como novios a escondidas obviamente.
Eso en un principio fue lo que mas me hacia daño (como persona), esto fue aun punto que mis padres se daban cuenta obviamente de lo que pasaba y no me dejaban salir porque siempre tenia que estar entreteniendo a la niña mientras que ellos me dejaban de lado hablando a gente que con suerte me escuchaba, yo obviamente tenia nublado el juicio y fui estúpido en seguir a lo que yo llamaba lo que una ves fue salir con amigos (que se había convertido en estar cuidando niños)
Yo aun así sabiendo que era demasiado incomodo en un momento simplemente al ignorar como ellos siempre tonteaban lo que hice fue simplemente entretener por algunos momentos a la niña y que se cansara y entre a su casa y luego simplemente hablaba de temas entretenidos con mis amigos que ellos también aportaron luego todo siguió con tranquilidad hasta que ella tuvo que "romper" con el porque sus padres sabían que se estaban haciendo novios y la obligaron a que sean amigos nada mas. Ellos igualmente terminaron volviendo a ser novios con el paso del tiempo.
Mas tarde fue el cumpleaños de mi amigo, obviamente en esos diez años de amistad llegue a conocer muy bien a su familia ademas que siempre iba recurrente a su casa así que era mi terreno prácticamente,ese año obviamente la invito a ella y a su hermanita, yo simplemente ese día pase el tiempo con buena gente tratando que mi amiga se sintiera cómoda con la familia de el creo que ese día todos la pasamos bien.
Un tiempo después fue el cumpleaños de ella simplemente tratamos de pasarla bien conociendo a su familia y amigas, yo a comparación de mi amigo soy muy introvertido (pero hablo mucho con la gente luego de conocerla, algo raro la verdad) , en cambio el (que e muy extrovertido) simplemente trato de lucirse de la mejor manera con la familia y amigas de ella. Yo conociendo ya desde ya antes a la familia de ella porque ayudaba a mi padre con su trabajo y todos los vecinos lo conocían y según el me tenia que dar a conocer por si en algún momento el no estaba yo atendía el negocio, creo que fue algo incomodo pero conocí mas gente así que creo que valió la pena.
Ya en las vacaciones de invierno llego el día del amigo (en Argentina), ese día mi amiga quería hacer hacer una reunión en su casa con sus amigos y mi amigo y yo, la verdad que la pase muy bien ese día incluso pase un tiempo con una amiga de ella, al día siguiente quisimos ir a un centro deportivo solamente nosotros tres y la misma amiga de ella con la que estuve el día anterior, esta ves fue todo mucho mas incomodo por que ellos me obligaban (por así decirlo) en estar todo el tiempo con su amiga como una cita, algo que simplemente no me agrado por que no quería nada en ese momento con nadie(Estaba interesado solamente en una persona), algo que mas tarde le tuve que aclarar a la chica que creo que le gustaba mucho.
Durante las vacaciones empezamos a juntarnos en la casa de mi amigo, ya que siempre salíamos afuera de la casa de alguno de los tres ah hablar pero empezó ah hacer demasiado frió afuera, esta reuniones en la casa de el yo tenia que ir en el caso que ella venia, esto por el tema que no la dejaban que estén solos (los padres de ella le permitían que se fueran juntos a lugares pero no la dejaban ir solo ella a la casa de el por razones obvias{dos adolescentes de la misma edad que "se aman mucho"} entonces yo siempre en esos casos tenia que estar presente siempre la pasaba bien porque siempre hacíamos algo pero con el tiempo me empezaron a dejar de lado en esos momentos por ciertas razones y lo peor es que si yo me iba mi amiga también se tenia que ir entonces mi amigo siempre me pedía que me quede haciéndome sentir incomodo todo el tiempo
algún consejo al respecto??
submitted by smiling_rabbit to espanol [link] [comments]


2020.08.15 23:14 Vextux ¿Soy Malo por NO tenerle cariño a mi padre?

Bueno esta historia, tiene rato que quería contarla pero no sabia como, o no se si alguien la vaya a leer, si es así muchas gracias.(si sale en algún vídeo mandarme plis)
Historia de Trasfondo: Soy una persona con 18 años de edad, que suele ser muy timido, e inseguro, y depresivo, vivo en un lugar donde todo el tiempo tienes que hacer lo tu familia te diga.
Cuando era niño solía ser muy apegado a mi madre(Importante), y mi "padre", y mi hermano, al rededor de los 8 años mi padre empezó a irse muy seguido por "trabajo" o asuntos "importantes" no le tome importancia pero como mi madre tenia muchas horas de trabajo, lo tome normal algo que siempre pasaba, pues mi hermano por desgracia sufrió maltrato, físico y psicológico de parte de mi madre y padre(mas de mi padre), como era un niño nunca le tome importancia, mi hermano se empezó en su adolescencia a fumar,drogar, y tomar(ni encuenta que hacia eso), cuando le pedía algo a me daba excusas que estaba ocupado, así que la mayor parte de mi tiempo me la pasaba en la casa de mi madrina y padrino, sus hijos eran mis mejores amigos, crecí muy apegado a mi madre ya que muy frecuentemente mi padre y mi hermano me sobajaban, me decian "hijo de mami" "bueno para nada" "Decepcion" algo que me dolía por ser mi familia(otras personas me lo dijieran no importaba), a tal punto que me volví muy cerrado, y evitar hablar o el contacto fisico como abrazar o saludar mi hermano y mi padre, por su lado mi madre es buena persona pero nunca se dedico a mi, como cualquier niño que no entiende su tarea le pide ayuda a sus padre, pero en el caso de mi mama era "flojo" perezoso" "delicado" y el ¿ya estas grande, hazlo por tu cuenta, para que quieres mi ayuda si puedes hacerlo tu?, mi hermano por su parte lo sentía que me odiaba, por decirla a mi madre que no estaba en la casa. Mi hermano dejo estar en mi casa y mi padre se volvió hacia mi autoritario,arrogante, una persona que yo no hacia lo que el quería, era rebelde y un hijo malo, o simplemente se iba de la casa
Bueno vayamos ala Secundaria(3 años de estudio)12 años de edad, para mi primer año de secundario mi padre le pidió prestamos a mi madre, por al rededor de 80 mil pesos mexicano(importante), y que todavía le pagaba un estudio mi madre para que pudiera trabajar, algo que mi padre se enojaba cuando mencionaba "trabajo", mi padre se peleaba constantemente con mi madre, le decía de cosas e insultaba, ya esa edad me vine a enterar que mi padre le fracturo sus dedos a mi por celos, o por accidente lo que ella contó, a mediados del mismo año, a mi padre le llega una demanda por manutención de un hijo, que ni mi madre ni la familia sabia, algo que por supuesto enojo a mi madre, mi padre por otra parte dio la excusa de "es que el hijo de ella no tendría apellido paterno, y me suplico que le diera mi apellido" algo que le contesto mi madre "¿Quien rayos le da su apellido a un niño, a menos que no sea tu hijo?,mi madre igual se vino a enterar de parte mía,desgraciadamente, que mi padre tenia en su red social bloqueado a mi, mi madre, hermano toda la familia, pero el no contaba que tenia 2 cuentas, así que visite tu perfil "sorpresa" tienes fotos de una mujer y un niña 2 años mayor que yo" le la lleva a comer, que incluso dijo que pago lo XV años de ella(celebración), si, ahí se fueron los 80 mil, mi madre le pido el divorcio a mi padre, mi padre sorprendido le dice que si es una broma, y si va de la casa, y no sabemos nada de el pasado 1 año, nos enteramos que tenia un trabajo de guardia de seguridad , así que mi hermano y yo lo pasábamos a llevar comida y a verlo, pero en una ocasión sus compañeros nos dijeron que quienes somos, le dijimos que somos sus hijos de mi padre, enserio dice: pensé que solos tenia 2 hijas, si viene seguido por aquí. Mi padre negó, que existamos, en ese momento deje de ir a verlo. Pasado un tiempo igual me vine enterar que cada vez que me dejaba solo en la noches, todos los dias que no estaba mi madre, el se iba con su otra mujer que ya sabia que tenia hijos. Se acuerdan que era tímido e inseguro, eso con llevo a que sufriera depresión (nunca tratado) ya que diría mi madre me empezó a comparar, y juzgar que me parecia a mi padre, que era un bueno para nada, era flojo, un idiota, inútil, que por que no soy como ciertas persona, me volví callado ya que en mi familia siempre que hablaba estaba mal o era irrespetuoso, así que me dedique a solo seguir ordenes, a tal punto que mi madre prefería estar en su trabajo, por que cerca de mi o de la casa le recordaba a mi padre, algo que me dolió, pero entendí y comprendí que solo era el dolor de la decepción, algo que siempre sentí hacia mi familia.
Pasado unos mese mi padre quiere hablar conmigo, ser padre e hijo, pero de lo único qeu hablaba era que mi madre era lo peor, que el siempre le aconsejo que hiciera aquello, que ella la humillaba, etc. Algo que me enojo ya que el estafo, robo, engaño a mi madre, recalcar que mi madre era la que mas queria. Después intento acercarse a mi madre para volver, ella por supuesto dijo no, ella nunca retiro el seguro de mi padre ya que era diabeto, necesita medicamentos, citas, etc. Pasado 2 años no vuelvo a ver mi padre, lo veo empiezo hablar con el pero con respeto y todo(algo que no merezca) me decía perdóname, yo le dije si estas perdonado, el pensó que seria como de niño hacerle caso como el quisiera. En diciembre de ese mismo año lo atropellan, y mi hermano preocupado por mi padre lo internan, llevo como cirugías, me vuelve a decir que lo perdone le dije que nunca pude guardar odio, solo sentí decepción. El ahorita no puede caminar, a futuro si podra, Pero toda mi familia me dice que me involucre con el que es mi padre, que no le deba guardar rencor, no le guardo rencor pero no siento nada con el, no siento cariño por mi padre por todos lo que le hizo a mi familia, lo supere, pero no puedo darle un abrazo, por que simplemente no siento nada de ese amor de padre, mi hermano me regaña que el dia que no este llorare, la verdad alo mejor lo dudo pero no siento nada hacia mi padre.
¿Debo sentir cariño hacia mi padre, aunque no sienta nada hacia el?
PD. En mi secundaria sentía demasiado presión, todos los días estuve pensando en suicidarme pero lo único que me mantuvo de no hacerlo, fue lo triste que mi madre se pondría, fue en la única que pensé, sigo con problemas de inseguridad y depresión, no me lo diagnosticaron, al final de niño prefería estar callado a tener que dañen a otro, del 100% de lo recuerdos de mi padre el 80% eran malos.
submitted by Vextux to u/Vextux [link] [comments]


2020.05.23 01:36 Arquiubo ¿Cómo descubriste que eras asexual?

No fue fácil. Me llamo Jennifer y desde que era adolescente nunca me han interesado los chicos. Tengo 23 años y pues recuerdo que en la secundaria no me interesaban los chicos, o sea, uno de puberto/adolescente no se pone a pensar: "oye, pues es que igual no te gustan los chicos, si no las chicas". No, al menos no en mi "época" por así decirlo, no es como que ya sea súper adulta pero no sé cómo decirlo. El punto es que yo siento que antes hablar de la homosexualidad no era tan común como ahora. Quizá exagero pero bueeeeno. El punto es que yo no podía pensar eso. Porque no tenía la cultura. Entonces yo pensaba "¿por qué no me puedo fijar en los chicos?" "¿Por qué mis amigas me dicen que les parece atractivo ese chico? Cuando a mí solo se me hace...equis" Y yo le decía a mi mamá "mamá es que no me gustan los chicos, pero tampoco las chicas, no te asustes" Y ella me decía "es que todavía estás muy pequeña para eso" Y sí. Esa fue una perfecta excusa que use hasta la universidad .-. Jajajajaja. Porque seguían sin gustarme los chicoooooos. En ningún sentido. No despertaba en mí el deseo sexual. Que después supe que la gente tiene e.e wtf. Una amiga una vez me dijo "sí we, es que empiezas a sentir como ganas de coger, de follar, como que algo en ti existe que te pone caliente, y pues sientes ese impulso" y me quedé de "¡QUÉ!" “¡Mentira!” “¿Cómo que lo sientes? Que chingadoooos”. Nooooo. Le dije que no mamara xD Y ella de "weyyy siiii que pedo contigo". Y pues yo estaba neta bien confundida. Y luego así pasó mucho tiempo hasta que en la uni ya más LGBT informada, me dije "¿y si no me gustan los chicos? Por eso no siento ese impulso que dicen" Y fue cuando me dije "entonces soy lesbiana". Y pues me puse a platicar con amigas que se me hacían bonitas y que acaba como de conocer. Invité una a una cita. Le compré hasta una rosa. Le pagué la cena. Todo bien romanticoooo. Estaba bien hermosa esa chica. Y esa chica se veía que igual quería conmigo. Y entonces ya, acabó la cita, la fui a dejar a su casa. Regresé a la mía, me metí a mi cuarto y neta juro que dije "¿qué chingados acabo de hacer?" Jajajajaja ¡no sentí nada! Aaagghhh. Solo ilusioné a esa tipa. En seguida le mandé mensaje y le dije que pensé que me gustaba pero que me di cuenta que no en esta cita y ella se sacó súper de pedo porque todo parecía indicar que nos habíamos llevado súper bien. Y pues siiii. yo me divertí mucho, pero fue como salir con otra amiga y pues ya, se enojó con justa razón. Neta todo lo que hice fue con indicios de salir como pareja en un futuro. Aunque nunca la besé o tomé de la mano. Solo salimos a una cita normal. Pero yo le di una rosa y le invité cosas. Era súper obvio que eso se ve que estás flirteando ¿o me equivoco? y pues obvio no soy un robot. Conozco que esas cosas hacen los novios y así. Entonces me dije "pues lo hago yo igual" Y luego les contaba a mis amigos que hice eso y me decían "es que no era la indicada, por eso no te gustó, ya llegará la indicada, no te preocupes". ¡PERO ES QUE ESE ERA EL MALDITO PROBLEMA! Que ellos siempre, SIEMPRE me hablaban como si A FUERZAS en un futuro yo debía encontrar a alguien. Cuando en realidad a mí no me importaba. A nadie, NADIE, en serio NADIE se le podía ocurrir decirme "pues es que quizá no te gusta nadie y nunca te va a gustar nadie y eso está bien" Porque en esta sociedad todo mundo normaliza que todos los seres humanos buscan estar con alguien siempre. ¡POR QUE SON ASÍ! Y yo estaba tonta. Obvio tampoco se me ocurría pensar eso a mí. Es como antes. Que las mamás y las tías le decían a las hijas "cuando seas grande te vas a casar y vas a tener hijos". O el típico "cuando tengas hijos vas a entenderlo". Ese "CUANDO TENGAS HIJOS". Es como dar por HECHO que vas a tener hijos. Como súper normalizarlo. Y weeeey. Recuerdo que me decían eso de niña mi mamá y mis tías. De que cuando me embarazara me iba a doler el parto. Y yo neta de niña, de 7 años, neta juro que contaba con mis dedos cuantos años me faltaban para embarazarme porque NO QUERÍA. Porque me daba miedo que me doliera. Pero es que neta a nadie se le pudo ocurrir decirme: "pero si no quieres embarazarte está bien”. ¿Por qué son asiiiii? Yo de niña no tenía la capacidad de pensar por mí misma que también existe esa posibilidad. Los adultos estereotipan taaanto. Al menos cuando yo era niña me decían lo que iba a pasar. “Te vas a casar, con un hombre, te vas a enamorar, te vas a embarazar, vas a formar tu familia” AAAHHHH. Y luego en la prepa era igual. "Te vas a enamorar", "Ya llegará alguien" "Es que no era el indicado". Yo rodeada de todos esos consejos por más de 20 años. ¡No jodas! …y entonces. Ufff. Llegó alguien. Que me dijo: "oye ¿y si eres asexual?". Fue gracias a ese alguien que yo dije "¿qué chingados es eso?" Jajajaja. Lo google. Leí el significado y pueeees, al principio como cualquier closetero de antaño me dije: "Nah... que?" Jajajaja. Eso no existe. Nadie es asexual. ¿Qué mamadas son esas? ¿Qué acaso me reproduzco por mitosis o qué? XD ...Yo en la actualidad soy estudiante de medicina. Llevé clases de psiquiatría y psicología. Entonces le pregunté al doctor que nos daba clase que qué onda con la gente que era asexual. Y me dijo que esa mamada no existe .-. Y luegoooo conocí a ese personaje que se llama “Torombolo”. O en inglés “Jughead”. Es de la serie de cómics de Archie. Bueno, yo soy fan de los cómics desde la prepa y me gusta coleccionarlos. Entonces hace unos 3 años que salieron los comics de Archie en México y pues los empecé a comprar. Ahí andaba leyendo yo bien feliz. Y que de la nada un personaje le dice a Torombolo: "ugh, es que tu no lo entenderías Torombolo, tú eres asexual" y yo me quedé de: “Ah!!!!!?????” Jajajajjaja. Y en todos los números del cómic tratan la asexualidad se Torombolo, ¿adivinen cómo? COMO ALGO NORMAL. Como algo que existe y ya. Y pues mientras leía los cómics me sentía tan pero tan identificada con TODO. Todo lo que hacia Torombolo YO LO HACÍA. Que no le gustara que lo tocaran y se apartaba o se hacía a un lado, que se ponía celoso cuando su mejor amigo Archie salía con chicas pero no porque estuviera enamorado de Archie. Jajajaja Es muy bonito cuando encuentras a un personaje con el que te identificas. Nunca había podido identificarme con alguien. Tanto que lloré leyendo los cómics de Torombolo. Tardé 20 años... 20 años en salir del "clóset asexual". Tengo 23. No llevo mucho sabiendo ahora firmemente que soy asexual. Y ahora por fin puedo decirlo con ORGULLO. 😏
submitted by Arquiubo to aaaaaaacccccccce [link] [comments]


2020.05.23 01:34 Arquiubo ¿Cómo descubriste que eras asexual?

No fue fácil. Me llamo Jennifer y desde que era adolescente nunca me han interesado los chicos. Tengo 23 años y pues recuerdo que en la secundaria no me interesaban los chicos, o sea, uno de puberto/adolescente no se pone a pensar: "oye, pues es que igual no te gustan los chicos, si no las chicas". No, al menos no en mi "época" por así decirlo, no es como que ya sea súper adulta pero no sé cómo decirlo. El punto es que yo siento que antes hablar de la homosexualidad no era tan común como ahora. Quizá exagero pero bueeeeno. El punto es que yo no podía pensar eso. Porque no tenía la cultura. Entonces yo pensaba "¿por qué no me puedo fijar en los chicos?" "¿Por qué mis amigas me dicen que les parece atractivo ese chico? Cuando a mí solo se me hace...equis" Y yo le decía a mi mamá "mamá es que no me gustan los chicos, pero tampoco las chicas, no te asustes" Y ella me decía "es que todavía estás muy pequeña para eso" Y sí. Esa fue una perfecta excusa que use hasta la universidad .-. Jajajajaja. Porque seguían sin gustarme los chicoooooos. En ningún sentido. No despertaba en mí el deseo sexual. Que después supe que la gente tiene e.e wtf. Una amiga una vez me dijo "sí we, es que empiezas a sentir como ganas de coger, de follar, como que algo en ti existe que te pone caliente, y pues sientes ese impulso" y me quedé de "¡QUÉ!" “¡Mentira!” “¿Cómo que lo sientes? Que chingadoooos”. Nooooo. Le dije que no mamara xD Y ella de "weyyy siiii que pedo contigo". Y pues yo estaba neta bien confundida. Y luego así pasó mucho tiempo hasta que en la uni ya más LGBT informada, me dije "¿y si no me gustan los chicos? Por eso no siento ese impulso que dicen" Y fue cuando me dije "entonces soy lesbiana". Y pues me puse a platicar con amigas que se me hacían bonitas y que acaba como de conocer. Invité una a una cita. Le compré hasta una rosa. Le pagué la cena. Todo bien romanticoooo. Estaba bien hermosa esa chica. Y esa chica se veía que igual quería conmigo. Y entonces ya, acabó la cita, la fui a dejar a su casa. Regresé a la mía, me metí a mi cuarto y neta juro que dije "¿qué chingados acabo de hacer?" Jajajajaja ¡no sentí nada! Aaagghhh. Solo ilusioné a esa tipa. En seguida le mandé mensaje y le dije que pensé que me gustaba pero que me di cuenta que no en esta cita y ella se sacó súper de pedo porque todo parecía indicar que nos habíamos llevado súper bien. Y pues siiii. yo me divertí mucho, pero fue como salir con otra amiga y pues ya, se enojó con justa razón. Neta todo lo que hice fue con indicios de salir como pareja en un futuro. Aunque nunca la besé o tomé de la mano. Solo salimos a una cita normal. Pero yo le di una rosa y le invité cosas. Era súper obvio que eso se ve que estás flirteando ¿o me equivoco? y pues obvio no soy un robot. Conozco que esas cosas hacen los novios y así. Entonces me dije "pues lo hago yo igual" Y luego les contaba a mis amigos que hice eso y me decían "es que no era la indicada, por eso no te gustó, ya llegará la indicada, no te preocupes". ¡PERO ES QUE ESE ERA EL MALDITO PROBLEMA! Que ellos siempre, SIEMPRE me hablaban como si A FUERZAS en un futuro yo debía encontrar a alguien. Cuando en realidad a mí no me importaba. A nadie, NADIE, en serio NADIE se le podía ocurrir decirme "pues es que quizá no te gusta nadie y nunca te va a gustar nadie y eso está bien" Porque en esta sociedad todo mundo normaliza que todos los seres humanos buscan estar con alguien siempre. ¡POR QUE SON ASÍ! Y yo estaba tonta. Obvio tampoco se me ocurría pensar eso a mí. Es como antes. Que las mamás y las tías le decían a las hijas "cuando seas grande te vas a casar y vas a tener hijos". O el típico "cuando tengas hijos vas a entenderlo". Ese "CUANDO TENGAS HIJOS". Es como dar por HECHO que vas a tener hijos. Como súper normalizarlo. Y weeeey. Recuerdo que me decían eso de niña mi mamá y mis tías. De que cuando me embarazara me iba a doler el parto. Y yo neta de niña, de 7 años, neta juro que contaba con mis dedos cuantos años me faltaban para embarazarme porque NO QUERÍA. Porque me daba miedo que me doliera. Pero es que neta a nadie se le pudo ocurrir decirme: "pero si no quieres embarazarte está bien”. ¿Por qué son asiiiii? Yo de niña no tenía la capacidad de pensar por mí misma que también existe esa posibilidad. Los adultos estereotipan taaanto. Al menos cuando yo era niña me decían lo que iba a pasar. “Te vas a casar, con un hombre, te vas a enamorar, te vas a embarazar, vas a formar tu familia” AAAHHHH. Y luego en la prepa era igual. "Te vas a enamorar", "Ya llegará alguien" "Es que no era el indicado". Yo rodeada de todos esos consejos por más de 20 años. ¡No jodas! …y entonces. Ufff. Llegó alguien. Que me dijo: "oye ¿y si eres asexual?". Fue gracias a ese alguien que yo dije "¿qué chingados es eso?" Jajajaja. Lo google. Leí el significado y pueeees, al principio como cualquier closetero de antaño me dije: "Nah... que?" Jajajaja. Eso no existe. Nadie es asexual. ¿Qué mamadas son esas? ¿Qué acaso me reproduzco por mitosis o qué? XD ...Yo en la actualidad soy estudiante de medicina. Llevé clases de psiquiatría y psicología. Entonces le pregunté al doctor que nos daba clase que qué onda con la gente que era asexual. Y me dijo que esa mamada no existe .-. Y luegoooo conocí a ese personaje que se llama “Torombolo”. O en inglés “Jughead”. Es de la serie de cómics de Archie. Bueno, yo soy fan de los cómics desde la prepa y me gusta coleccionarlos. Entonces hace unos 3 años que salieron los comics de Archie en México y pues los empecé a comprar. Ahí andaba leyendo yo bien feliz. Y que de la nada un personaje le dice a Torombolo: "ugh, es que tu no lo entenderías Torombolo, tú eres asexual" y yo me quedé de: “Ah!!!!!?????” Jajajajjaja. Y en todos los números del cómic tratan la asexualidad se Torombolo, ¿adivinen cómo? COMO ALGO NORMAL. Como algo que existe y ya. Y pues mientras leía los cómics me sentía tan pero tan identificada con TODO. Todo lo que hacia Torombolo YO LO HACÍA. Que no le gustara que lo tocaran y se apartaba o se hacía a un lado, que se ponía celoso cuando su mejor amigo Archie salía con chicas pero no porque estuviera enamorado de Archie. Jajajaja Es muy bonito cuando encuentras a un personaje con el que te identificas. Nunca había podido identificarme con alguien. Tanto que lloré leyendo los cómics de Torombolo. Tardé 20 años... 20 años en salir del "clóset asexual". Tengo 23. No llevo mucho sabiendo ahora firmemente que soy asexual. Y ahora por fin puedo decirlo con ORGULLO. 😏
Me gustaría mucho más que hubiera info de la asexualidad para que las nuevas generaciones no se queden tanto tiempo en el clóset que es feo tener que aparentar y terminar saliendo con alguien a una cita porque eso es lo que te dicen que es lo correcto y normal, así que si quieren compartir la publicación estaría cool.
submitted by Arquiubo to asexuality [link] [comments]


2020.05.15 06:47 DanteNathanael Nelkenherz: parte 1/2

NELKENHERZ


Las escaleras están frescas con heridas mientras sube escalón a escalón, poco a poco la obscuridad esclareciendo en sus viñetas oculares, volviendo a respirar con tranquilidad. Y aunque presentemente se encuentre solo, en su corazón lleva la compañía de todo el mundo.
La encuentra limpiando claveles en el estanque del jardín. Se pone de puntitas y trata de evadir las recientes flores y frutos caídos de las jacarandas que cubren la casa de la extraña lluvia tardía. Las obscuras ramas dibujan hipotrocoides en el aíre. Gorriones con la cabeza rojiza surfean el flujo etéreo que pasea sobre la ciudad, hacía el moribundo sol, la niebla ascendente pintada más y más de naranja en el horizonte hasta esfumarse en espirales concéntricos. . . . Pero antes de llegar a ella, ve la suavidad y lentitud con la que lava cada pétalo—del rojo pasan al rosa dentro del agua. A su lado apenas queda un par. Acercándose un poco más, las pieles de los irregulares pétalos revelan haber sido artificialmente teñidos con un rojo escarlata. Lentamente, todavía de puntitas, la abraza por detrás, un beso en la mejilla, un silencioso “ya estoy en casa, cuéntame.”
Termina de lavar los últimos claveles, los amarra en un ramo con la liga de su cabello, exdorado y cayendo en gravedad disminuida, seguramente por la presión atmosférica, y por fin le deja ver sus ojos, su mirada decaída. Una serie de jalones cardiacos le hacen instantáneamente besarle la frente y abrazarla. Pequeñas aglomeraciones de tristeza liquida empiezan a bajar por sus mejillas. Ambos se paran al mismo tiempo, petricor acercándose cada vez más. Deja que ella tome el ramo. Lo sostiene cerca de su pecho, manchando su azul uniforme. Caminan hacía la puerta trasera, entrando silenciosamente a casa.
La luz permanece apagada. A través del estudio hay veladoras que él empieza a encender, mientras ella regresa del almacén con un jarro acampanado de vidrio. Dentro de él coloca las flores, agua y unas cuantas lágrimas. Cuando la ultima veladora ha sido despertada, el pequeño cofre, Cuauhxicalco—que le sorprende aún funcioné después de tanto tiempo, especialmente al ser su primer proyecto de carpintería, regalo de su primer aniversario—ya descansa en sus blancas y temblorosas manos. Se acerca y le desabrocha el pequeño collar de oro del cual pende una pequeña llave con las letras vanvda en el cuerpo de esta, que ahora va clink, clink, para abrir y revelar múltiples chalchihuites, jades y serpentinas. De su bolsillo saca 3 jades. Las lágrimas dentro de él no pueden ser contenidas por mucho más tiempo, pero da su todo para seguir mirando en silencio. Ella toma un pétalo de clavel y envuelve una de las piedritas en él. Tan pronto como introduce las tres piedritas se deja caer, él apenas si la alcanza.
La sienta en el sillón de vinilo negro, su favorito, en la esquina del estudio. Toma otra silla y se sienta frente a ella. Después de un minuto, comienza a hablar.
“No fueron 3.”
“Oh. Gracias a Dios. . . .” La tristeza viene ahora a ser reemplazada por curiosidad. “¿Entonces por qué pusiste tres piedritas dentro del cofre?”
La lluvia llega al techo sobre sus cabezas. Su pequeño entra a la habitación, buscando a sus padres, extrañado de no haber escuchado el usual tumulto en la puerta delantera.
“Cuando me llamaste y dijiste que quizás tardarías un poco más, no pensé que fuera tan grave, Cariño.”
Las manitas del pequeño toman otra silla y la arrastra hasta quedar entre ellos. Despeja el cabello de sus ojos y se amarra su casi dorado cabello con una liga que siempre lleva en la muñeca. Su mirada revela entender lo que está pasando. Coloca una de sus manitas de porcelana en la pierna de mamá y la otra en la pierna de papá, y asiente gravemente, pidiendo que continúe.
Und ich gehör dir nicht zu.
Beide klagen wir nun.
¿Dijiste algo, Preciosa?” dice mientras pasea su trapo de derecha a izquierda sobre la blanca superficie moteada del mostrador, dejando un rastro húmedo—susurros narcolépticos de caracol. “¿Has estado leyendo tus poemarios de nuevo?”
“¡Yia! Pfugeljin.”
“¿Vögelchen?” una pequeña risa. “¿Y ahora por qué soy una pequeña ave? ¿Qué hice ahora?”
“Eeeees—“ acercándose hacía él, hasta dejarse caer sobre sus hombros, rodeándolo con sus suaves y cansados brazos, recostando su cabeza en palpitante pecho de su amado, para continuar “—porque eres el que me lleva al cielo en tus alas.”
Las ultimas tormentas han dejado de caer, aunque el hombre del clima, Don Eladio, alias “Hieladio,”avisó de un frente frío que llegaría del Norte por la tarde. El un poco oxidado gallo de los vientos, siempre anunciando en sutil canción la víspera del amanecer sobre el letrero de la florería, Nelkenherz en grandes letras serif rojas sobre un fondo blanco, avisa que el viento se acerca no desde el Norte, pero del Este.
En el encuadre se puede ver la parte baja del letrero de la tienda, del cual cuelgan cuatro bulbos geométricos, uno parpadeando, a punto de morir; ambos ventanales llenos de flores por detrás. Y la gran puerta de cristal-madera obscura, de la cual sale jovial, suelta y sonriendo naturalmente a quien pase Maxine Boan. La florería le pertenece a ella y a su esposo, Kelvin Antares. Las piernas del lucero de la calle Aloe se mueven de un lado para otro por debajo de su danzante vestido mientras recoge las restantes mesas que por la mañana estaban llenas de amapolas, lirios, petunias, girasoles, rosas, margaritas, geranios, hortensias, petunias, begonias, gitanillas, azucenas, nomeolvides y claveles—los primeros del año. La cámara no puede captar muy bien todo el rango de colores por la mañana, pero ya que es tarde, bajo la luz monótona, nublada, saturada, ella brilla en el centro de la película.
Un pequeño beep avisa que ya ha terminado de grabar. La guarda dentro de los tantos bultos de su chaqueta y se levanta de la silla frente a la florería. Todos esperan ya la lluvia, pero no viene . . . espera pacientemente en las alturas para dejarse caer.
La cita es alas 19:30, en la entrada a la Posada del Sol.
Realmente no sabe lo que está haciendo. Un amigo le había recomendado trabajar con Tomas Villacorta Jr. Desde hace un año. Era un trabajo simple como este: ir y tomar video de un grupo de amigos que siempre se reunía cerca de Plaza San Pedro. Cuando la noche caía, bajo el manto matrimonial del sol y la luna, de las estrellas y el smog, se acercaban más, pagándole a alguien en la iglesia para subir a la azotea, al Hospital Juárez. Allí llevaban un tipo de ritual para comunicarse con la Planchada. Habiendo contactado previamente a la Quemada unos días antes, que había revelado el nombre de aquel malvado italiano, pidiendo que le hicieran pagar por lo que hizo, pues así lo quería la Tierra.
“Deste gafe ni la Llorona sabe. Su crimen castigado verlo he. ¿Encontréis vosotros a V.? Diz que Planchada en vida fuera duno de su cuna amante.”
“¿Eulalia ‘La Planchada’ del Hospital Juárez?”
“Con ella averar.”
Así que lo hicieron. . . . Un poco.
La Planchada estaba demasiado cansada después de la pandemia que ocurrió hace unos años. Los pacientes necesitaban demasiada atención. Incluso tuvo que ir de paso a otros hospitales para suplir con la carga a los enfermeros espectrales que allí laboraban. En sus aventuras fuera del Juárez se encontró a varios fragmentos del alma de Nightingale trabajando horas extra. Historias fueron intercambiadas y pronto Eulalia se dio a conocer en todo el mundo fantasmal benigno. (Algunos dicen que incluso el maligno, pues se apareció el fantasma de un criminal, herido, una noche en la explanada del Juárez. Eulalia lo curo y lo cuidó sin dirigirle la palabra.) Esto hizo que se arreglara de nuevo el cabello y lavara sus ropas, por lo que cuando finalmente apareció, casi no la reconocieron. Era 12 de mayo. Se sentó con ellos.
Eulalia reveló el nombre de aquel muchacho que la engaño, dejándola atrás, sola. Huyendo con aquella que finalmente llamaría esposa . . . Teodoro V.
Los chicos desaparecieron uno a uno después de eso. Él nunca lo supo.
Pero el dinero escaseaba, y el trabajo del magnate transnacional era demasiado fácil como para que pagara $10000 . . . solamente por filmar por una semana a una reconocida pareja que vendía flores y nunca daño a nadie. Demonios, incluso él mismo había ido a comprarle flores ahí a ella . . . a ella . . . varias veces. . . . ¿Qué podría pasar?
En las puertas de la Posada del Sol lo esperaba un agente vestido de basurero—es eso . . . sí, dice “prohibido penetrar a personas no autorizadas:” nice—naranja como el metro, como el cuerpo de una pluma, estoico, llenando botes despintados y oxidados de una cantidad exagerada de basura para un disfraz. Le hizo una señal de que echará el instrumento en la basura.
Bajo la acera, dando la mejor impresión de desinterés que pudiera, y aventó todo junto dentro del bote de basura orgánica. El hombre le maldijo.
Antes de llegar a casa, por curiosidad pasó de nuevo por la florería. Maxine ya había recogido todo y se encontraba dentro. En su mano una taza que al beber de ella empeñaba sus lentes. Kelvin estaba terminando de merodear en la caja, un último click antes de acercarse a Maxine, quien instantáneamente sonríe viéndole a los ojos . . . ¿fue eso una patada? No puede ver muy bien desde ahí.
Recuerda que todavía lleva puesta el arrugado disfraz, desparramándose a los lados como una masa viscosa dejada mucho tiempo sobre la mesa. Se la quitó y la desechó en el cubo más cercano. Finalmente se arma de valor para ir a saludar a la pareja, que ya van un paso afuera de la florería. El cielo aún está gris, pero ni el viento ni la lluvia tienen la presencia que se esperaba. Cuando Kelvin apaga las luces, todos los colores de la calle Aloe se dispersan a los vientos como motas de polvo. Ni una herida traería un poco de color de vuelta.
“¡Memo!” salta Maxine. Su negro cabello lacio se alza y cae lentamente en ritmo con su vestido, resaltando la luminosidad de sus dientes, rodeados de un rojo natural. Se acuerda de ella. “¿Cómo has estado? Hace mucho que no pasas por la tienda. ¿Las cosas siguen mal?”
“Si. . . . No la he vuelto a ver desde el invierno. Navidad fue la última vez que estuvimos verdaderamente juntos, desde ahí he estado estático. No sé si—“
“Memo,” interrumpe Kelvin.
“Señor,” haciendo un pequeño saludo japones, sincero y automático, con los ojos fijos en el suelo.
“Me pareces un excelente chico, Memo. Desde que venías a comprarle ramos personalizados, desde la primera hasta la penúltima vez que entraste en esta tienda, pude ver en tus ojos cuanto la amabas. Ah, no solo en tus ojos, todo tu ser rebosaba de amor, de energía.” Una pequeña pausa, sus pupilas brillantes, buscando qué decir, le dan la vuelta al mundo.
“Es repentino,” voltea a ver a su esposo, que le da el si con la cabeza. “¿No gustarías acompañarnos un poco a la casa? Me gustaría saber qué está pasando contigo y con . . . ella.”
“No se preocupe, puede nombrarla.”
“—con Claire.”
“Por supuesto, no tengo nada más que hacer por hoy.”
Después de 5 calles y 2 vueltas, subiendo las escaleras verdeas, las que si tienen barandal, llegan a una grandiosa reja que tiene las letras A&B en la cúspide, sobre las cuales descansa una corona de flores. Todo el trabajo de hierro parece estar hecho a base de gigantes flores petrificadas.
Guillermo mira su reloj . . . se le hunde el pecho. Ya es un poco tarde, pero ya no hay una razón por la cual llegar a casa lo antes posible. Comprará la cena en el camino de vuelta . . . y una botella de ron.
Adentro va Maxine, luego Guillermo y finalmente Kelvin, quien cierra la puerta tras de sí. Dentro de los umbrales de la casa, Guillermo puede ver claramente una distinción entre aquel lugar y el mundo exterior. Todo huele a paz, el peligro ya no sabe en su boca. ¿Es esto lo que es un hogar? Su pecho se hunde todavía más. Trata de que los recuerdos de un futuro imposible ahora no le llenen los ojos, desbordando todo aquello que no dice, el dique de su escasa seguridad llevado a un punto crítico. La humedad derrumbándose lentamente sobre su cara lo llevará de nuevo a la orilla del mar donde la conoció. Sabe que cada vez que lo hace, la brisa de barre su corazón con bruma algún día lo convertirá completamente en un bloque de sal, uno que todas las empresas que lucran con la insoportable inaceptabilidad de una partida, esperando en los valles emocionales donde la obscuridad es más densa, más pesada, que se pega a la piel, exprimirle todo hasta convertirle en un fantasma que recurre a la pornografía, el alcoholismo, la putería, para seguir huyendo . . . pero nunca podrá huir de nada. Y lo sabe. La promesa de amanecer en otro día más brillante, apenas consciente, con la boca seca y una resaca, siempre termina por llevarlo a un día todavía mas obscuro, donde el sol sigue brillando igual pero lo siente cada vez menos. Los horizontes a los que quiere llegar son solo los bordes de su tumba, y cada vez que cierra los ojos, la única luz que hubo en su vida, la única que dejó entrar, va rondando en el laberinto de su tragedia, sin parpadear . . . ni sus parpados lo protegen de notar su ausencia. . . .
. . . y Maxine lo abraza sin dudar. Finalmente llora. Kelvin entra para preparar la sala.
En los lapsos que puede abrir los ojos, un poco distorsionadas por el mas acuoso, puede ver muchas flores y cajas, cajas grandes, apiladas por doquier.
Maxine lo sienta a su lado en el sillón más largo, dando de frente a la apenas usada chimenea. “Deja salir todo,” le dice.
Kelvin cena solo. Deja preparados otros 2 platos y sube a realizar una llamada. Aún cuando Guillermo ya ha dejado de llorar, La voz, con un tono de emoción igual al que cuando empezó, puede oírse todavía.
“Así que eso paso. . . .”
“Ya han pasado tantos días y todavía la extraño.”
“No importa,” Maxine con una sonrisa. “La verdad solo la extrañas porque le daba estabilidad a tu vida. Desde que se fue, nada ha sido lo mismo—¿cierto?—pero no tiene que serlo. Las cosas deben de mejorar. Y todo, especialmente el amor, se da de forma natural. Me contaste que incluso has rechazado a algunas personas por ella. Bueno, me parece que es porque crees que no eres digno de nadie, le tienes miedo a demostrarle a otras personas lo que realmente eres. Pero dime, ¿te has sentido mejor por rechazarlas? Quizás sientas que estás siendo responsable al no entrar en una relación, pero, querido, no lo estás siendo. Vales muchísimo como para que sigas huyendo de tomar responsabilidad de ti mismo, Sabes que tu corazón quiere amar, pero lo único que haces cuando se presenta ese amor es huir, llenándote la cabeza de mil cosas. No retrases lo inevitable, no quiero que te hagas daño.
“Pero ah, hermoso, mírate. Realmente mírate. Estás así por alguien que ya no está. Tu amor es muy grande. Tiene una fuerza inmensa. Ocúpalo en ti mismo y en alguien que realmente quiera lo mejor para ti. Quizás pienses que no es así, pero encontrarás a alguien que te ame, que pueda ver a través de todo lo que escondes, directo al tesoro de tu alma. Y ni tu pasado ni tus miedos le van a importar, por que está ahí no solo para amarte, también para enseñarte todas las cosas que hay por amar en ti: cuando la veas sonreír, cuando le haya contado a alguien de ti y al presentártelos digan ‘¡Memo! es un placer conocerte,’ cuando duerma tranquilamente en tu pecho y te diga con toda seguridad que tú eres lo que ella quiere. Y cuando menos te des cuenta, tu corazón habrá sanado, y ella te tratará igual, pero ahora estará aliviada de que puedes por fin verte como ella te ha visto desde el principio. Y no es que no vea toda la obscuridad en tu corazón, no es que sea ciega a ella, a veces, cuando no la veas, tendrá miedo, pero sus ojos brillarán de nuevo, pues sabe que eres realmente aquél que brilla por debajo de toda esa obscuridad.”
Antes de que la sonrisa de Memo se transformara en llanto, Kelvin baja al fin, sus pasos resonando en la escalera, pues baja dando brinquitos.
“¿Ya?” le pregunta a Maxine. Ella asienta. “Bueno, toma,” le dice a Guillermo, alargando el teléfono del cual ya cuelga una pila portátil.
“Amm . . . ¿yo?”
“¿Quién más, campeón?”
“Ah, uhhh, ahhhh . . . okay . . .” se pega el teléfono a la oreja. “¿Bueno?”
“Holaaa, ¿Memo?” Al oír aquella voz, el corazón de Guillermo empieza a latir de otra manera, no con ansiedad, pero con emoción.
“S-s-¿si?”
“Un placer Memo. Me llamo Eurus y—“
“¿Crees que estará bien? Eurus lleva mucho tiempo queriendo conocerlo.”
“Lo hará. Nuestra niña es la mejor.”
Cuando bajan de nuevo, la llamada todavía sigue su curso.
“—si solamente la buscas cuando estás triste, no la amas. Definitivamente extrañas la seguridad que te daba. Es más fácil regresar a lo que eras antes, porque así ya nadie podrá juzgarte por lo que eres realmente, temes abrirte con alguien más, porque como dijo mamá, crees que no te amaran. Bueno, Cariño, la realidad es que muchos y muchas te han amado, pero en tu necedad, has cerrado la puerta por un amor oxidado, que ya ni es cenizas, es carne muerta, y te vas a pudrir con ella si sigues aferrado.”
Al llegar a casa, ya muy de madrugada, Guillermo. . . . Bueno, la conclusión lógica entonces es que realmente amas a quien buscas cuando estás feliz, ¿no? . . . Guillermo estaba muy feliz. Y no podía dejar de pensar en Eurus.
. . .
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2018.06.28 22:42 master_x_2k Enredo IV

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo IV

“Gracias a un esfuerzo dedicado de los miembros de los equipos de Custodios y el Protectorado de Brockton Bay, la pandilla local, el 'ABB' o Azn Bad Boys, ha caído.”
Brian y yo habíamos llegado al departamento justo a tiempo para ver el boletín en las noticias. Lisa, Alec, Perra y los tres perros estaban reunidos en los sofás.
“Los héroes de la hora son los jóvenes miembros de los Custodios, Clockblocker y Vista, que jugaron un papel fundamental en encargarse de una crisis con una superbomba, supuestamente utilizada por la supervillana Bakuda en un intento de tomar como rehén a la ciudad y garantizar su seguridad. Mientras que los expertos en la escena se negaron a ofrecer números fijos, una capa local fue citada diciendo que la superbomba podría haber tenido un rendimiento de nueve mil kilotones de energía. Este dispositivo, que contiene energía a la par con bombas nucleares convencionales, se fabricó con materiales domésticos extraídos del área, después de que la lucha en los muelles y la presión de las autoridades locales obligó a la presunta creadora de la bomba a trasladarse a un cobertizo abandonado hace unos días. Si no fuera por los esfuerzos de los Custodios, este podría haber sido un día trágico para nuestra nación.”
“Por mucho que podamos desear un período de sobria reflexión, otros villanos locales han mostrado poco interés en dejar pasar los asuntos recientes. Menos de una hora después de que el presunto líder del ABB, Lung y la presunta cómplice Bakuda, fueran detenidos, las oficinas centrales de Medhall Corporation fueron atacadas por fuerzas armadas, en un altercado que llamó la atención de los miembros del grupo villano ario local Imperio Ochenta y Ocho. Esto parece haber provocado una erupción de más de seis incidentes importantes en la última hora-”
Lisa apagó el televisor, volteándose en el sofá para mirarnos a Brian y a mí. “Les daré la versión corta. Los Viajeros acaban de golpear una galería de arte y a un aeropuerto en el lapso de una hora. Coil e Imperio Ochenta y Ocho aparentemente están tratando de recuperar el tiempo perdido y están a solo un pelo de la guerra abierta en las calles. Los Comerciantes, el grupo de Skidmark, se están aprovechando del caos e intentando hacer lo que hizo la ABB, pero con los traficantes de drogas locales y cero control sobre su situación... no llegarán lejos, pero estoy segura de que están teniendo una gran fiesta de saqueos.”
“Entonces el alto el fuego ha terminado”, hablé. ¿No se suponía que las cosas mejorarían con la eliminación del ABB? ¿Por qué me sentía parcialmente responsable de esto?
“Es como si todos estaban listos en la línea de salida, listos para moverse en el instante en que sonara el silbato”, dijo Alec.
“Excepto nosotros”, señaló Brian.
“No necesariamente”, Lisa negó con la cabeza, “Cinco minutos después de que Medhall fue golpeado, recibimos un mensaje del jefe. Él tiene un trabajo que quiere que hagamos, quizás el más grande hasta ahora, pero el límite de tiempo es corto. Por eso los llame aquí.”
Brian se cruzó de brazos.
“Aquí está el problema”, dijo, “La moral está baja. La ciudad está asustada, y las cosas no se están calmando como esperaban las personas. ¿El hecho de que todos hayamos esquivado una bala con esta cosa de la superbomba? No ayudó.”
Tecleó en su computadora portátil mientras hablaba: “Para colmo, no se ve bien cuando las noticias locales se enteran del hecho de que una gran parte de la lucha contra el ABB estaba siendo llevada a cabo por villanos. ¿Me captan? Entonces, con la idea de que estaban planeando una recaudación de fondos ahora, el alcalde está promoviendo una función para ayudar a vender la idea de que fueron los chicos buenos los principales jugadores aquí. ¿Resultado final? Una fiesta de recaudación de fondos-celebración que involucra al Protectorado, Custodios, las fuerzas del ERP, policías y todos esos tipos. Esta noche. La mayoría de los Custodios y New Wave van a tomar el relevo mientras tanto, para mantener la ciudad protegida, porque el alcalde está dando prioridad a las relaciones públicas aquí.”
“No me gusta la dirección en que va esto”, le dije.
Cogió su laptop y la colocó en el respaldo del sofá, mirándome a Brian y a mí. La página mostraba detalles sobre la celebración, tenía vínculos con los vendedores de boletos y lucía una imagen de un grupo de personas con trajes de etiqueta y vestidos. “El Protectorado y algunos de los Custodios van a estar allí con la elite de Brockton Bay, sus amigos y familiares, y cualquier persona dispuesta a pagar el dinero por un boleto. El jefe quiere que nosotros, y cito, 'los avergüencen', fin de cita.”
Hubo algo de silencio aturdido. Eché un vistazo a Perra y Alec, y de sus expresiones deduje que ya habían escuchado esto. Sin embargo, a diferencia de la situación que tuvimos con el atraco a un banco, no parecían tan motivados.
Brian comenzó a reírse. Después de un rato, su risa se convirtió en una risa fuerte.
No esperé a que terminara antes de decir mi opinión, “¿Estás loca? Quieres que, que, ¿Interrumpamos una fiesta, jodamos a todos los presentes y entonces nos larguemos antes de que seamos arrestados por-?” Luché por encontrar las palabras, “¿¡Por la mitad de los putos héroes en Brockton Bay!?”
“Básicamente”, dijo Lisa, levantando las manos como para hacer que me calmara, “aunque probablemente sea más como un tercio de los héroes de la ciudad.”
“Claro”, le dije, “sin ánimo de ofender, Lisa, me caes bien y todo, pero como que subestimaste la cantidad de héroes que aparecerían en el robo bancario también. No olvides que un grupo de héroes vinieron de fuera de la ciudad para ayudar con la situación del ABB, y podrían quedarse para la fiesta posterior.”
“Es cierto”, admitió, “pero aún-”
“¿Y el plan es fastidiarlos?”, Pregunté, incrédulo, “No solo ellos, tampoco, pero esa fiesta probablemente sea atendida por el alcalde, el fiscal, el jefe de policía... ¿Estás consciente de que si intentamos esto y cualquiera de nosotros es capturado, sería más o menos un viaje de primera clase a la Pajarera?.”
“Lo siento, Lis, es un no”, le dijo Brian, todavía parecía divertido, “estoy perfectamente contento dejando que todos los demás grupos hagan lo suyo por un tiempo. Hicimos nuestra parte, y no tenemos nada que perder en relajarnos por un tiempo.”
“Sí. No entiendo el punto”, dijo Perra, rascando la parte superior de la cabeza de Brutus.
“No encontrarás a nadie más dispuesto a ponerse un poco loco que a mí”, Alec le dijo a Lisa, “Pero estoy con Perra. Es un gran riesgo, un montón de problemas. ¿Para qué? ¿Pellizcarles la nariz a los buenos?”
“El jefe está dispuesto a pagar”, dijo Lisa. “Con otras consideraciones.”
“¿Consideraciones?” Pregunté.
“Tienen que entender”, suspiró Lisa, “No estoy en desacuerdo con lo que están diciendo, pero lo que puedo decir es que esta es una prueba. El jefe quiere ver si podemos lograr esto, y si podemos, somos mucho más valiosos para él. Mucho más valiosos.”
“O tal vez la prueba es si somos lo suficientemente inteligentes como para rechazar una misión condenada”, señaló Brian.
“Tal vez”, admitió Lisa, “no lo creo, pero no negaré que sea posible.”
Brian le preguntó: “¿Podemos rechazar esto? Quiero decir, nunca nos obligó a tomar un trabajo.”
“Podríamos”, no parecía feliz.
Frunció el ceño, “Creo que son cuatro votos en contra, como mínimo. Suponiendo que vas a votar a favor de este plan, ¿Lis?”
“Sí”, respondió ella.
“Bueno, a menos que hayamos cambiado de un sistema de voto mayoritario, creo que se puede decir al jefe 'gracias, pero no'”, dijo. Cuando ella no respondió, él se volvió hacia mí, “¿Quieres tratar de armar la mesa de la cocina y la mesita de noche? Te puedo invitar a un almuerzo tardío, si-”
“¡Doscientos cincuenta!”, Lisa lo interrumpió.
Él la miró, “Doscientos cincuenta...”
“Mil”, terminó por él, dejando caer sus brazos a su lado, casi derrotada. “Para cada uno. Maldición. Quería que ustedes estuvieran a bordo antes de impresionarlos con la cantidad. Suena desesperado cuando lo digo así, pero no puedo dejar que se vayan sin decirles lo que rechazaríamos.”
La suma nos hizo pensar.
“Para ser claros... Un millón, doscientos cincuenta mil dólares, divididos entre cinco”, dijo Alec, “¿Por esto?”
“Como dije”, Lisa sonrió un poco, “El trabajo más grande hasta ahora.”
“Si el jefe nos ofreciera un cuarto de millón de dólares para acercarse a esos tipos y entregarnos, no sería un escenario muy diferente”, señalé.
“Claro que sí”, replicó Lisa, “Realmente tenemos una oportunidad de superar esto.”
“Una posibilidad muy, muy pequeña”, señalé.
“Una oportunidad”, dijo. “¿Pero si hacemos esto? ¿Si le demostramos al jefe que valemos su tiempo? Ascendemos. Obtenemos más dinero, obtenemos más equipamiento, más información, obtenemos una voz en cuanto a la dirección de sus planes a largo plazo, todo lo cual puede traducirse en un mayor respeto en la comunidad de capas.”
“¿Una voz?” Pregunté, “¿Qué quieres decir?”
“Reunirnos con él, discutir lo que hacemos a continuación y por qué.”
Mi mente comenzó a correr con las implicaciones de esto.
“Estoy cambiando mi voto”, dijo Alec, “Por tanto dinero, como que resuelve el problema que tenía con el trabajo, que era que no tenía mucho punto. Un cuarto de millón de dólares son muchos puntos.”
“Dos a favor, tres en contra”, dijo Lisa. “¿Perra?”
Perra frunció el ceño, “Déjame pensar.”
Esta era una oportunidad para conocer a nuestro empleador, en un futuro no muy lejano. La pregunta era: ¿quería tomarla? Había estado posponiendo las cosas, evitando el problema, tratando de no pensar demasiado en mi plan de juego, sobre entregar a estos muchachos cuando tuviera la última pieza de información que necesitaba sobre cómo corrían las cosas, de dónde venía el dinero. Ahora tenía que hacer una llamada.
Todo el tiempo, me había estado diciendo a mí misma que los entregaría. Daria la información al Protectorado. Pero mi corazón no estaba realmente decidido. Significaría traicionar amigos. Si bien no me desagradaban Alec o incluso Perra, mis pensamientos estaban puestos en Lisa y Brian. Quiero decir, bueno, Lisa fue mi primera verdadera amiga desde Emma. En cuanto a Brian, me gustaba, lo respetaba. Odiaba la idea de hacerles lo que Emma me había hecho. Traicionar amigos.
Había renunciado a la idea de ganar respeto o prestigio por entregarlos. Quiero decir, cometí un delito grave, tomé rehenes, ataqué a otros héroes, casi maté a un hombre, luego arranqué los ojos de esa misma persona un par de semanas después.
Y podría vivir con esa parte, con no obtener crédito o elogios ni lo que sea. Pude verme volando por debajo del radar por un tiempo. Tal vez desempeñando el papel de un vigilante evitando la atención tanto del héroe como del villano, si realmente estaba ansiosa por salir de traje. O ver si tal vez, solo tal vez, podría intentar obtener el mismo trato que Shadow Stalker, convertirme en un miembro a prueba de los Custodios. Inicialmente me alejé de los Custodios por la preocupación de que sería demasiado similar a la secundaria... pero yo había cambiado en las últimas semanas. Le hice frente a Emma dos veces. Tres veces, si contaba la reunión. Tenía un poco más de agallas que hace un mes. Podía imaginarme trabajando junto a un grupo de superhéroes jóvenes que me resentía como una especie de penitencia por mis acciones malvadas, y ese era un cambio bastante grande de antes de siquiera salir de traje, cuando la sola idea de unirme a ellos era difícil de procesar.
El problema era que ir por ese camino era un caos de ‘tal vez’ y ‘posiblemente’, cada paso un lío de posibles desastres. ¿Qué pasa si me arrestaran en lugar de ofrecer membresía probatoria en los Custodios? ¿Qué pasa si los Undersiders escapaban del arresto y vinieran por mí? ¿O mi papá?
Todo se redujo a las personas que estaban en la habitación conmigo. No era solo que los traicionaría como Emma lo hizo conmigo. ¿Era lo suficientemente valiente como para pasar por lo que pase con Emma, ​​con personas que quería y admiraba convirtiéndose en mis peores enemigos?
Y si no elegía, no decidía... Bueno, si lo pospongo más, la única diferencia de quedarme para siempre por elección propia sería una buena medida de auto engaño de mi parte. El tiempo que pasé con Brian lo dejó bastante claro.
“Creo que... podría cambiar mi voto”, expresé el pensamiento en voz alta mientras lo formaba.
Hubo miradas de sorpresa de todos los presentes, excepto los perros. Lisa, especialmente, se sacudió un poco en reacción a mi declaración.
Me tomó todo lo que tenía para mantener mi fachada intacta. Al final del día, lo que me asustaba más que perder amigos y hacer que me odiaran, más que vinieran tras de mí o de mi papá, era la idea de que me odiaría a mí misma. Que me odiaría uno, cinco, diez o veinte años más adelante, por traicionar mis principios y por tomar una mala decisión con amplias implicaciones. Odiarme por tomar un camino que podría llevarme a ir a la cárcel sin posibilidad de ser rescatada por Armsmaster, o por un camino que me llevaría a lastimar a alguien inocente tanto como había lastimado a Lung y Bakuda.
Seguir con los Undersiders era una ganancia a corto plazo, claro, pero ¿a largo plazo? Tenía que seguir con mi plan original y tratar de convencerme de que lo hacía por el bien de todos.
Alec levantó sus cejas. “De Verdad.”
“¿Qué?” Pregunté.
“Eres la última persona que hubiera esperado que cambiara su voto, torpe”, dijo, “Eres cuidadosa, y este es el trabajo menos cuidadoso que hemos tenido hasta ahora.”
“Cambiar mi voto es depende de si podemos idear un plan que tenga una posibilidad decente de que escapemos intactos”, aclaré.
“Aun así, usualmente eres la sombra de Brian, haciéndole eco”, dijo Alec.
“Gracias, Alec,” Brian frunció el ceño. Brian se volvió hacia mí, frunciendo el ceño con preocupación, “¿Estás segura?”
“No totalmente”, admití, “y lo siento, por no respaldarte.”
“Eres un miembro del equipo, tienes tu propia voz.”
“¿Qué cambió tu mente?” La pregunta vino de Lisa.
Tuve que evitar disparar las alarmas con ella. La forma más segura de hacerlo sería seguir con la verdad o algo muy parecido.
“Me molesta que no sé quién es nuestro empleador. Hay algunas posibilidades realmente feas, y preferiría saber más pronto que tarde, si fueran el caso.” Ahí, verdad suficiente.
“Lo admito”, admitió Brian, “tengo curiosidad. Es... No creo que tenga curiosidad suficiente como para querer tomar este trabajo.”
“Si la niña escuálida va a hacer esto, no retrocederé”, dijo Perra. “Cambiaré mi voto también.”
“¿Chica?” Le pregunté, “escuálida, seguro, pero probablemente soy un año más joven que tú, como mucho.”
Lisa nos detuvo, inclinándose hacia un lado para ponerse entre Perra y yo. “Tenemos que mantenernos en el tema, ya que solo hay unas pocas horas para planificar y prepararse. Tenemos cuatro votos a favor, uno en contra. Parece que esto va a suceder.”
Brian suspiró.
“Lo siento”, murmuré mi segunda disculpa.
Él puso su mano sobre mi hombro, “Está bien.”
Noté que él no movió su mano de mi hombro de inmediato.
Distrayéndome, le pregunté a Lisa: “Entonces, ¿cómo hacemos esto?”
Ella comenzó a delinear un plan.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.27 06:12 master_x_2k Enredo II

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo II

Había algo emocionante sobre vivir sin la supervisión de un adulto. No es que no amara a mi papá con toda el alma, pero despertarme, salir a correr, preparar el desayuno y luego me sentarme frente al televisor con una de las computadoras portátiles viejas de Lisa, ¿sin sentir que alguien estaba mirando por encima de mí hombro para asegurarse de que estaba haciendo todo bien? Eso era vida.
Desde la semana que pasé postrada en cama con la conmoción cerebral, me había estado ansiosa de volver a entrar en mi rutina de correr otra vez. A pesar de que me estaba quedando en el departamento, tomándome unas vacaciones de mi vida cotidiana, estaba haciendo un punto de mantener mi vieja rutina y despertar a las seis y media de la mañana para correr.
Dio la casualidad de que eso significaba que me estaba despertando dos o tres horas antes que los demás. Dos o tres horas totalmente por mi cuenta. Si me obligaba a ignorar las mil cosas diferentes por las que podría estar estresada, era un período en el que pude disfrutar de una paz que no había sentido en mucho, mucho tiempo.
Me acurruqué en el sofá con una manta a mi alrededor, un programa infantil para un poco de ruido de fondo, ya que era lo único además de infomerciales, programación religiosa y programas de entrevistas, y tenía uno de las viejas laptops de Lisa apoyada en frente de mí. Mi hábito ahora era comenzar el día revisando los sitios de noticias locales, el wiki de parahumanos y los tableros de mensajes de parahumanos.
La gran noticia de la primera página de la mañana era una foto que alguien había tomado con su teléfono celular desde uno de los edificios en la misma calle que el edificio que habíamos incendiado. Nuestras siluetas eran visibles mientras estábamos en la calle con docenas de miembros del ABB esparcidos a nuestro alrededor. ¿El encabezado? 'VILLANOS SE ENCARGAN'.
Es curioso, nunca notaba los bichos cuando estaban a mi alrededor en general, pero al ver la imagen, había un buen número. Mi silueta no era tan difícil de distinguir como Grue en su oscuridad, pero tampoco era fácil distinguirla en la nube de insectos. Tenía que tener eso en mente, tal vez podría usarlo.
El artículo debajo de la imagen era sobre las acciones de los villanos al tratar con el ABB. Era mayormente correcto, pero el tono y la dirección del articulo me hizo sentir lo suficientemente incómoda que no lo leí en profundidad. Por mi roce del artículo, tuve la impresión de que los héroes se estaban preparando para hacer un asalto final hoy o esta noche. ¿Nos dejan hacer el trabajo sucio y luego limpian el resto? Lo que sea. Si querían lidiar con una Bakuda acorralada, eran bienvenidos.
Busqué las otras noticias: un recuento de las lesiones y muertes ocurridas desde que comenzó el enfrentamiento, las estimaciones sobre daños a la propiedad causados ​​por varios bombardeos, una breve actualización sobre una niña de doce años que había desaparecido dos semanas antes de que comenzara la situación del ABB , que ahora se suponía que estaba muerta, y las descripciones de algunos de los nuevos héroes que aparecieron en Brockton Bay para ayudar con el ABB. Lo que me llamó la atención fue una imagen censurada en la galería lateral de la última noticia. Le hice clic.
Era una imagen de Lung en su forma humana, las cuencas de sus ojos oscuras, crudas y vacías detrás de su máscara de acero de dragón, su mano en los hombros de un miembro de su pandilla. Parecía que estaba siendo guiado.
Fue, descubrí, la imagen que puso fin al artículo 'Villanos Se Encargan' presentado en la página principal del sitio. La pasé por alto al echar un vistazo al artículo porque el visor de imágenes flash había tardado tanto en cargarse. Había un pie de foto debajo. '¿Golpe decisivo? Las autoridades de Brockton Bay han hecho la vista gorda a los villanos locales que imponen su propia marca de justicia.’
Oh hombre. ¿Me estaba enterrando más y más profundo?
Esa misma galería de imágenes tenía una toma de largo alcance de la misma escena, tomada sin la lente magnificadora, mostrando a Lung y su lacayo en medio de los Muelles y un escuadrón armado de sus hombres, con las armas desenvainadas, pero no apuntadas contra nada. Eso fue... enormemente decepcionante. Él había escapado.
“Buenos días”, Lisa me saludó.
Me volví para verla venir de la cocina. Llevaba el pelo recogido en una desordenada cola de caballo y tenía lagañas en las comisuras de sus ojos.
“Buenos días. Brian dijo que tenía algo que hacer esta mañana, así que hoy les conseguí el desayuno. Lo siento si no obtuve el café exactamente correcto.”
“Eres un ángel”, me revolvió el cabello, luego se fue para tomar el café.
Todavía estaba navegando cuando ella regresó. Se inclinó, cruzó los brazos sobre el respaldo del sofá y miró por encima del hombro un momento.
“Piratas de pelo rosa cantantes e intentos de supervillanos yakuza ciegos.”[1]
Eché un vistazo al televisor, y efectivamente, había una niña pequeña con una peluca rosa y un disfraz de pirata. Sonreí y sostuve el control remoto, “Puedes cambiar el canal.”
Mientras tomaba el control remoto, mi teléfono celular zumbó en el cojín del sofá a mi lado.
Brian me había enviado un mensaje de texto:
termine temprano. dos no aparecieron. quieres venir a las 11:00? o puedo recogerte @ departamento
Miré el reloj. 9:45. Usé la computadora portátil para descubrir la ruta de autobús más rápida a su lugar. Estaba en el centro, y podría llegar allí para las once si me fuera en veinte minutos. Un poco corto de tiempo, pero podría lograrlo. Lo había hecho varias veces antes de la escuela, cuando me había esforzado demasiado en una carrera matutina y tenía que caminar a casa.
Envié mi respuesta:
Suena bien. Tomaré el autobús.
Una vez que verifiqué que el mensaje había sido enviado, corrí hacia el baño y abrí la ducha. Pasé una eternidad poniendo el agua a una temperatura tolerable, me quité la ropa de correr y me metí, solo para que la ducha cambiara bruscamente de una temperatura tibia a agua helada.
Me encantaba el departamento, no me encanta el calentador de agua.
Tuve que bailar alrededor del chorro de aerosoles inductores de hipotermia para llegar a los controles e intentar convencerlos de que tuvieran una temperatura decente. Finalmente me conformé con una temperatura soportablemente fría, lavé con champú y metí la cabeza. Estaba temblando cuando apagué el agua.
Me sequé lo mejor que pude y me envolví en una segunda toalla limpia para calentarme. No tener grasa corporal apestaba a veces. Terminé de arreglarme y me detuve en el living por un segundo para mirar el reloj debajo del televisor. Me quedaban seis minutos para prepararme.
“Es muy cómo usas la puntuación y mayúsculas perfectas para tus textos”, Lisa sonrió mientras me dirigía a mi habitación.
Ella estaba saliendo de la cocina, sosteniendo mi teléfono celular. Le cogí el teléfono, girando mis ojos y me dirigí a mi habitación. Ella me siguió y entró.
“¿Ustedes dos serán algo?”, Preguntó ella.
“No es el plan. Solo voy a ayudar a un amigo.”
“Vamos, ambos sabemos que piensas que es guapo. Admítelo”, ella me dio la espalda, examinando el ámbar con la libélula en él que Brian me había dado. Usé esa breve ventana de privacidad para sacar un poco de ropa interior y calcetines de un cajón y empezar a vestirme.
“¿Estás usando tu poder?”, Le pregunté.
Brutus probablemente sabe que te atrae Brian. Creo que las únicas dos personas que no se dieron cuenta son Brian y tú.”
Suspiré. “Sí, creo que es un tipo muy guapo”, saqué del armario algunas de las camisas y faldas que había comprado con Lisa y las acomodé en la cama, “¿Tu no?”
“Por supuesto. Tal vez no del todo mi tipo, pero definitivamente no rechazaría a alguien como él, si estuviera haciendo lo de las relacións.”
“¿No lo haces? ¿Por qué?"
“Mi poder como que elimina el misterio de las cosas. Las relaciones son difíciles de hacer despegar, a menos que puedas comenzar con una buena dosis de autoengaño y mentiras.”
“¿Así que no vas a tener una cita nunca?”
“Dame unos años, tal vez baje mis estándares lo suficiente como para poder pasar por alto lo que mi poder me está diciendo acerca de las peculiaridades y hábitos más repugnantes y degradantes de los tipos.”
“Lamento escucharlo.” Contesté, mientras volvía a poner algo de ropa en el armario. Me sentí mal por no haber podido dar una mejor respuesta y por no haber podido tomarme el tiempo de simpatizar, pero apenas me quedaba tiempo para prepararme. Tal vez podría correr a la parada de autobús.
“Pero la diferencia clave entre tú y yo, aquí, es que Brian y yo nos mataríamos entre nosotros antes de que la relación llegara a ningún lado. ¿Pero ustedes dos? Puedo verlo funcionando.”
“¿Ese es tu poder hablando? ¿Estás diciendo que realmente le gusto?”
“Lo siento, cariño. Leer a las personas con mi poder es difícil, leer sobre sus motivaciones o emociones es más difícil, y para colmo, no creo que ni Brian sepa lo que siente de forma romántica. Puede que tengas que sacarlo de su zona de confort antes de que cualquiera de ustedes lo descubra.”
“Estás asumiendo que quiero.” Sentí una gota de agua fría en la parte posterior de mi cuello, me estremecí y me detuve para estrujarme el pelo otra vez.
“¿No es así?”, Preguntó ella. Dirigió su atención a mi selección de ropa apilada en la cama. “Estás prestando mucha atención a lo que vas a usar.”
“Siempre lo hago, incluso cuando voy a pasar tiempo contigo y con Perra. Me cuestiono y estreso por la ropa que llevo si voy caminando a la tienda de la esquina de mi casa para comprar leche y pan.”
“Justo. Aquí... Déjame elegir la ropa, y si algo sale mal, me culpas ¿Trato?” Excavó la ropa en mi armario, “Jeans y… veamos... un top para lucir ese vientre tuyo.”
Miré al top, tenía una tela gruesa que lindaba con un suéter, azul y gris con una especie de diseño de mariposa y mangas largas. El cuerpo real de la camisa, sin embargo, no parecía llegar mucho más allá de mi caja torácica. “Todavía hace un poco de frío.”
“Usa una sudadera o una chaqueta, entonces. Pero solo si prometes quitártela cuando llegues allí.”
“Bien.” No tuve tiempo para discutir y comencé a vestirme.
Empezó a guardar lo que había dejado en la cama: “Brian es un tipo que aprecia ser práctico. Eso es algo que le gusta de ti, y lo dijo. Y aunque creo que es jodidamente fantástico que vayas un paso más allá para verte bien, puedes hacerlo con ropa que tenga sentido para el trabajo liviano. Jeans, sí. ¿Falda? No tanto.”
“Supongo que no estaba siendo práctica en este momento.” Bajé el top y me miré en el espejo en la puerta del armario. Estar de acuerdo con este top había sido un impulso en el momento en que había estado comprando con Lisa. En verdad usarlo era algo completamente diferente; la parte inferior del top se detuvo a 3 centímetros de mi ombligo.
“Tienes cosas en mente con la escuela y tu padre, y el romance y mierdas.” Ella me respondió. Antes de que pudiera discutir que no había romance, ella me dio un empujón, “¡Ahora vete! ¡Diviertete!”
Lo tomé como una señal para apresurarme hacia el frente del departamento, donde me puse las zapatillas de correr. Agarré mis llaves y mi billetera de mi mochila, agarré mi sudadera de un gancho junto a las escaleras, luego bajé las escaleras y salí por la puerta con todo en mis manos. Cuando salí, puse las llaves y la billetera en los bolsillos y me puse la sudadera. Necesité un poco de fuerza de voluntad, pero dejé abierta la sudadera.
Una relación con Brian era, obviamente, una idea terrible. Solo esperaba estar con los Undersiders por otras dos semanas o un mes. Más que eso, y probablemente asumiría que no iba a conseguir información sobre su jefe, en ese momento me llevaría lo que tenía al Protectorado. Suponiendo que hubiera suficiente interés por parte de Brian para que hubiera una relación, la idea de salir sin un futuro era deprimente. Simplemente terminaría siendo sal en la herida para todos los involucrados.
Pero estaba tratando de no pensar en eso. Realmente no necesitaba que Lisa leyera mis dudas y se diera cuenta de que al menos parcialmente se basaban en el hecho de que estaba planeando traicionarla a ella y a los demás. Si no pensaba en ello, sería mucho más difícil para mí darle alguna pista.
Sí. Totalmente la razón por la que estaba evitando pensar en eso. Nada que ver con el hecho de que me sentía cada vez más pésima y ambivalente sobre la idea de entregar amigos a las autoridades.
Corrí parte del camino hasta la parada del autobús, me detuve cuando me di cuenta de que no quería sudar, luego tuve que correr otra vez cuando llegué cerca del ferry y vi el autobús al final de la calle. Hice un gesto para que el autobús se detuviera al acercarse y me subí.
La ruta del autobús que tuve que tomar para llegar a Brian fue un ejemplo de por qué mi papá quería que el ferry volviera a funcionar. Tuve que ir al oeste, transferirme a un autobús diferente, ir hacia el sur, luego bajar y caminar hacia el este por cinco minutos para llegar al lugar donde quería estar, al sureste del centro, donde los edificios de oficinas daban paso a los apartamentos. y condominios.
Era un marcado contraste con el área donde yo vivía. No era perfecto, sinceramente, y podías ver cosas como las etiquetas de las pandillas de Imperio Ochenta y Ocho o ventanas rotas aquí y allá. Aun así, ese tipo de cosas era tan raro como encontrar una casa sin basura en el patio o una casa con cosas obviamente rotas o arruinadas en mi vecindario. Incluso el escalón más bajo que conduce a la puerta principal de mi casa estaba podrido, así que no podía jactarme de tener uno de esos lugares agradables, no vergonzosos. Si lo arreglabas, algo más se rompería inevitablemente, entonces te acostumbrabas a cosas como el escalón roto, aprendías a saltarte al segundo, o entrabas y salías por la puerta trasera de la cocina como lo hacía yo.
Brockton Bay había sido originalmente un gran puesto de comercio y puerto, cuando Estados Unidos estaba siendo colonizado y, como resultado, algunos de los edificios eran bastante viejos. Lo que vi cuando entré en la zona donde Brian se alojaba era una guerra entre el pasado y el presente. Los edificios antiguos se habían arreglado y mantenido hasta el punto de que eran atractivos, en su mayoría configurados como condominios de estilo victoriano. Pero donde otras ciudades podrían trabajar para integrar esto con los otros edificios del centro de la ciudad, parecía que el planificador de la ciudad o los desarrolladores habían incluido edificios altos de piedra o vidrio con la intensión de ser para ser discordantes a propósito. Todo se veía bien, pero no se veía todo bien junto.
El edificio de apartamentos de Brian era uno de los modernos. Tal vez de ocho a diez pisos de altura, no conté, era en su mayoría de piedra, y había una ventana del piso al techo detrás de cada uno de los balcones. Dos pequeños árboles de pino en macetas enmarcaban la entrada. Brian estaba sentado al lado de uno de los árboles, vistiendo ropas muy similares a la primera vez que lo vi, una camiseta azul acero, jeans oscuros y botas desgastadas. Estaba apoyado contra la pared, con los ojos cerrados, solo disfrutando del sol. Se había peinado las trenzas y llevaba el pelo recogido en una coleta larga y suelta, que se abría en todas direcciones por debajo del elástico. Un poco de pelo se había escapado del elástico y soplaba con la brisa, rozando su pómulo. Parecía tan despreocupado por el cosquilleo del pelo que sospeché que podría estar dormido.
Me sorprendió que pudiera relajarse así. Me parecía que relajarse así en cualquier área urbana, incluso en un barrio más agradable del centro de la ciudad, era una pedir problemas. De acuerdo, tal vez no había asaltos o gente sin hogar molestando a transeúntes aquí, pero el Imperio Ochenta y Ocho basaba sus operaciones principales en algún lugar en esta área general, y Brian era negro.
Tal vez podría salirse con la suya porque medía un metro ochenta y estaba en forma. Incluso si me dieras mi cuchillo, bastón y una buena razón, estaba bastante segura de que no querría meterme con su siesta.
“Perdón por despertarte”, le dije, viendo si podía provocar una respuesta.
Incluso antes de que abriera los ojos, me ofreció esa sonrisa amplia y cordial que parecía tan fuera de lugar en su cuerpo de metro ochenta. Era una sonrisa que no ocultaba nada, tan honesta y sin protección como cabría esperar de un niño de diez años que descubrió que acababa de desenvolver el regalo exacto que quería para su cumpleaños.
“No estaba durmiendo”, se puso de pie, “Imaginé que te esperaría aquí en lugar de arriesgarme a que vengas y no supieras cómo ubicarme mientras cargaba cosas arriba.”
“Ah. Gracias.”
“Todavía tengo dos muebles en el auto. Déjame agarrarlos y nos iremos hacia arriba.” Se dirigió en dirección a una camioneta que estaba estacionada frente al edificio.
“¿Tienes un auto?”
“De alquiler. No tiene sentido que tenga un automóvil, especialmente porque la mitad de lo que conduciría sería para ir al escondite. Se lo robarían, en primer lugar, y no me gusta dejar un número de matrícula para que la gente rastree, si las cosas se ponen feas.”
Sonreí ante la palabra 'escondite'. “Lo entiendo. Coche malo.”
Me di una patada. ¿Por qué sigo cayendo en el lenguaje de los hombres de las cavernas a su alrededor?
Sin embargo, lo tomó con calma. “Coche malo. Costoso.”
“Dice el tipo que no se preocupa por pagar quince dólares por café en el paseo marítimo.”
“Touche.” Abrió el baúl. Había dos cajas de cartón adentro, ambas de ocho o diez centímetros de grosor. Una de ellos, sin embargo, era un cuadrado de tal vez mas de un metro de lado.
“¿Necesitas una mano?”
“Traeré las cajas”, dijo, inclinándose para comenzar a sacar la caja de cartón más grande de la parte posterior. Se detuvo para entregarme sus llaves. “Tú cierra la puerta del auto detrás de mí, ¿Y puedes abrir la puerta del edificio?”
Observé los músculos de sus hombros moviéndose bajo la tela de su camiseta mientras sacaba las dos cajas del baúl. Sus hombros eran anchos, noté, pero no de la misma forma en que lo verías con personas que se ejercitaban solo para verse musculosos. Ese tipo de bulto generalmente me parecía un poco grotesco, de una manera que no podía definir. El cuerpo de Brian era más el producto de años de ejercicio regular con propósito y aplicación. Miré las líneas de sus hombros y espalda y, más abajo, su cintura y caderas, como si pudiera darle sentido, definir ese punto donde su cuerpo era diferente, donde era más atractivo que la mayoría.
“Um”, le dije, recordándome a mí misma que me había hecho una pregunta, “Claro. Voy a abrir las puertas.”
Maldita sea, Lisa, ¿en qué me hiciste pensar?
[1] Una versión muy bizarra de Lazy Town, de seguro.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.05.02 01:41 master_x_2k Agitación XI

Capítulo Anterior < Indice > [Capitulo Siguiente]()

_____________________Agitación XI_____________________

Me estrellé contra la silla de la oficina detrás de mí y tanto la silla como yo caímos al suelo. La armadura de mi máscara se había llevado lo peor del golpe, pero todavía dolía tanto como cualquier cosa que hubiera experimentado alguna vez.
La chica me fulminó con la mirada desde detrás de su mata de pelo marrón rizado. En sus manos estaba agarrando un extintor de incendios. Detrás de ella, más allá de las luces que parpadeaban en mi campo de visión, pude ver a los rehenes corriendo por las escaleras. Era desorientador, porque los insectos que les había dejado me decían que todavía estaban en la esquina del vestíbulo, quedándose quietos. Podía sentir que una araña se movía ligeramente cuando la persona que estaba montando exhalaba, luego se estremeció un poco, incluso cuando vi a esa misma persona tropezando y casi cayéndose en las escaleras en su prisa por escapar.
Busqué a los bichos, intenté decirle a uno que se moviera, y todo salió mal. No hubo palabras para describirlo exactamente. Era como una realimentación o acople. Si mi cerebro hubiera sido una computadora, tuve la sensación de que solo recibiría cientos o miles de mensajes de error apareciendo en la pantalla. También era doloroso, multiplicándose hasta que sentí que mi cerebro estaba siendo utilizado como saco de boxeo.
Presioné mi mano contra mi cabeza, haciendo una mueca ante el dolor, y no fue solo por haber sido golpeada con un extintor de incendios. El dolor de cabeza ahora estaba en niveles casi de migraña, y desesperadamente quise arrancarme la máscara e intentar vomitar, aunque solo fuera para aliviar las náuseas que estaban surgiendo. Me estaba haciendo una idea de por qué me había sentido tan mal.
“¿Qué mierda hiciste?”, Le pregunté a la chica.
“No necesitas saber eso”. Blandió el extintor contra mi cabeza y yo me aparté del camino, agarrando el borde de una mesa para ponerme en pie mientras lo hacía.
Ella no me persiguió. En cambio, buscó en el bolsillo de su chaqueta y sacó un teléfono celular. Ella comenzó a marcar un número en el teclado numérico con una mano y la otra sosteniendo el extintor de incendios. Sus ojos estaban fijos en mí.
No había forma de que yo la dejara hacer esa llamada, a quien sea que estuviera marcando. Me puse a la ofensiva, lanzándome hacia ella cuando alcancé el compartimiento blindado que estaba a mi espalda y recogí el bastón extensible. Apreté el gatillo y lo dejé caer hacia un lado. Cincuenta centímetros de aleación pintada de negro con una punta pesada salieron del mango cubierto de espuma.
Sus ojos se agrandaron cuando lancé un golpe con el bastón, pero tuvo la agilidad mental para soltar el teléfono y levantar el extintor para bloquear el ataque. Su agarre en el extintor de incendios no era lo suficientemente bueno para que ella lo mantuviera agarrado, por lo que se estrelló contra el suelo. Ella se alejó en lugar de arriesgarse a intentar levantarlo de nuevo.
La chica retrocedió mientras avanzaba hacia ella. Me detuve cuando estaba parada sobre su teléfono celular. Me desplomé y enfundé mi bastón, luego me incliné y recuperé el extintor. Rompí el teléfono con el extremo del mismo.
“Mierda. Me gustaba ese teléfono “, murmuró.
“Cállate”, repliqué, el dolor hizo que mi voz se forzara, más duramente afilada, “¿Qué mierda me hiciste?” Presioné la muñeca de mi mano libre contra mi frente, como si la presión pudiera ayudar a evitar el dolor.
“Yo… no creo que te lo diga.”
“¿Quién carajo eres, y a quién intentabas llamar?”
“En realidad, era un mensaje de texto, no una llamada, y se envió”, dijo. Entonces ella me sonrió.
En el mismo momento en que pronuncié la palabra ‘Quién’, una de las ventanas al costado del banco se hizo añicos. Un borrón de blanco y dorado se estrelló contra el centro del vestíbulo lo suficientemente fuerte como para enviar fragmentos de baldosas de mármol que se deslizaban por el suelo hasta mis pies, a medio camino a través de la habitación.
La figura se enderezó, se sacudió el polvo y se volvió para mirarme. Casi casualmente, ella le dio un revés a la mesa de mármol y roble a su izquierda que contenía todos los retiros y los recibos de depósito. Con ese movimiento perezoso de su brazo, aniquiló la mesa, causándole tanto daño que nadie volvería a armarla nunca más.
Es humillante admitirlo, pero casi me orino. No estoy seguro de que mi reacción hubiera sido muy diferente si ella no tuviera un poder que la hiciera totalmente aterradora. Literalmente, eso es lo que hacía su poder. ¿Había hecho algo atroz en una vida pasada, para merecer ir contra Lung en mi primera vez en traje, y Glory Girl en mi segunda?
“Hola, hermana”, Glory Girl inclinó la cabeza hacia un lado, para mirar a la chica de cabello castaño, “¿Estás bien?”
La niña, que no podía ser otra que Amy Dallon, Panacea cuando estaba de traje, le ofreció a Glory Girl una radiante sonrisa, “Lo estoy ahora.”
La hermana de Glory Girl había estado entre los rehenes. Maldición. Al menos sabía quién era ella ahora. Podía sanar con un toque, y si lo que le había hecho a mis poderes era una indicación, ese no era el alcance total de sus habilidades. Glory Girl y Panacea eran celebridades, incluso si Panacea en general había evitado el foco de atención últimamente. Estaban entre los héroes locales más famosos, posiblemente entre las capas menores de edad más poderosas, estaban enojadas conmigo y yo estaba atrapada en una habitación con ellas.
Y mis poderes no estaban funcionando.
Glory Girl se acercó a mí y me apresuré a alcanzar a Panacea. Ella hurgó con fuerza mi traje, tratando de agarrar mi guante, luego mi máscara, pero en el momento en que saqué mi cuchillo, ella y Glory Girl se quedaron absolutamente quietas. Agarré la barbilla de Panacea y maniobré para estar parada detrás de ella, con mi cuchillo presionado contra su garganta.
“Considérate afortunada, perra bicho, que tu disfraz cubra todo tu cuerpo”, me murmuró Panacea, “O quizás te daría un ataque al corazón. O cáncer.”
Tragué saliva. No me consideraba particularmente afortunada en este punto.
“Parece que estamos en un punto muerto”, dijo Glory Girl.
“Es cierto”, respondí.
“Entonces, ¿vamos a quedarnos aquí hasta que lleguen refuerzos de un lado o del otro, inclinar la balanza a favor de alguien?”
“Podría vivir con eso. La última vez que vi, mi lado estaba ganando.”
“Ayudé a Aegis a salir de un aprieto en mi camino, así que mantiene a tus amiguitos ocupados. También deberías saber que el Protectorado está en camino de un vino y cena con los mejores de Brockton Bay en Augustus Country Club. No puedo hablar por ellos, pero sé que estaría realmente enojada si algunos pequeños mocosos me sacaran de la oportunidad de probar el mousse de chocolate del club.”
Panacea se echó a reír, “Está bueno, ¿no?”, Y luego, en voz baja, me susurró: “¿Qué tal si jodo tu paladar, pequeña terrorista? Amenazas las vidas de inocentes, puedo ir tan lejos. Puedo hacer cualquier cosa con tu biología. Hacer que todo lo que comas tenga sabor a bilis. O tal vez solo te haga gorda. Mórbidamente, repugnantemente gorda.”
“Puedes callarte ahora”, apreté mi agarre y presioné el cuchillo una fracción más fuerte contra su garganta. Entre el estrés del momento, el fuerte dolor de cabeza y el hecho de que la maldita Glory Girl estaba parada a menos de quince metros de distancia, no necesitaba que la hermanita me distrajera con imágenes de pesadilla.
Glory Girl habló, “No es solo el Protectorado tampoco. Tu acabas de tomar a un miembro de New Wave como rehén y amenazaste su vida. Hay muchas posibilidades de que mi madre, mi padre, mi tía, mi tío y mis primos también se presenten. Brandish, Flashbang, Lady Photon, Manpower, Laserdream, Shielder… ¿cómo vas a arreglártelas, entonces?
Mierda. No tuve respuesta a eso. Mantuve la boca cerrada. Apenas podia concentrarme ahora, mientras mi cabeza latía. Mi visión se tambaleaba por los bordes, y mi control sobre mis bichos prácticamente desapareció. La mayoría se había liberado de mi influencia por completo, y estaban zumbando alrededor de las lámparas o arrastrándose hacia la oscuridad. Era todo lo que podía hacer para mantenerme de pie y mantener las manos firmes.
“Suelta el cuchillo y ríndete, y me aseguraré de que sean indulgentes.”
“He leído lo suficiente sobre la ley como para saber que no tienes el poder de hacer acuerdos”, le dije, “No hay trato.”
“Bueno. Entonces supongo que esperamos.”
Pasaron unos largos momentos.
Glory Girl volvió su atención hacia su hermana, “Quería ir al centro comercial a almorzar, pero noooo”, dijo Glory Girl, “tenías que ir al banco.”
“Era ir al banco o terminar quebrada para esa doble cita a la que me estás obligando a ir.”
“Ames, el tipo con el que te estoy emparejando es un millonario de dieciséis años. No creo que sea irracional esperar que pague la cuenta por la cena y la película.”
“¿Podrían ustedes dos por favor callarse?” Gruñí.
“¿Tienen que hacerlo? Es muy informativo “, bromeó Tattletale mientras entraba sigilosamente en la habitación. Se izó hasta el borde de una de las estaciones de las cajeras, y luego saludó a Glory Girl, “Hey Glory Hole.”[1]
La cara de Glory Girl tuvo un tic.
“Oye, Tattletale”, llamé, mi voz un poco forzada, “No es que no esté contenta de verte, pero ¿podrías evitar enojar a Alexandria Junior?”
“Meh. Parece que tienes las cosas bajo control. ¿Por qué no envías a los bichos contra la reina del baile?”
“¿Reina del baile?” Preguntó Glory Girl.
“Um,” interrumpí, antes de que ninguna de ellas pudiera decir algo que comenzara una pelea, “Primero que nada, ella es invencible. En segundo lugar, una vez más, mala idea irritar a alguien que puede blandir un autobús escolar como un bate de béisbol. En tercer lugar, mi rehén aquí hizo algo para joder con mis poderes.”
“Lo último es una mierda”, simpatizó Tattletale. Luego miró más de cerca a Panacea, “Mierda. ¿Amy Dallon? Grue me va a matar, por pasar por alto eso. Te ves diferente a cuando apareciste en las noticias. ¿Estás usando tu cabello de manera diferente?”
“Tattletale”, interrumpí, de nuevo, “Menos charla, más resolución de problemas. Glory Girl dijo que el Protectorado y tal vez New Wave están en camino.”
Tattletale miró a Glory Girl, luego frunció el ceño, “No está mintiendo. Comencemos con el problema tres, ya que no te ves muy bien. ¿Tus poderes no funcionan?”
“No puedo controlar mis bichos, tengo un gran dolor de cabeza.”
“Creo que sé por qué. Déjame arreglar eso para ti”, dijo Tattletale. Saltó del puesto de cajero y comenzó a caminar hacia mí y hacia Panacea.
“No te muevas”, advirtió Glory Girl.
“¿O qué?” Tattletale giró para mirar a la niña, sonriendo, “¿Me darás una paliza? No puedes hacer nada mientras mi compañera tiene un cuchillo en la garganta de tu hermana. Sentada. Quieta. Buena niña.”
Glory Girl fulminó con la mirada a Tattletale, pero ella no se movió.
“Creo que sería mejor si te quedaras atrás”, le advertí, “Si te pones en el alcance de Panacea, ella te tocará y te dará un derrame o algo así.”
“¿Puede hacerlo? Por supuesto. ¿Lo hará? Definitivamente no. Perro que ladra, no muerde.”
“Inténtalo”, se burló Panacea. Reafirmé mi agarre y le recordé el cuchillo contra su garganta.
“Realmente preferiría evitar el tentar al destino”, le dije, con cuidado.
“Bien, bien”, dijo Tattletale, levantando las manos en un gesto de apaciguamiento. Caminó hacia el escritorio del gerente de la sucursal y abrió un cajón.
“Sacas una pistola de ese cajón”, amenazó Glory Girl, “Y te romperé en dos.”
“Ya es suficiente con las amenazas que no puedes cumplir. No es un arma,” Tattletale sonrió, levantando sus manos otra vez. Un llavero colgaba de su pulgar izquierdo.
“Llaves”, dijo Glory Girl.
“Las llaves del gerente Jeffry Clayton. Totalmente personalidad Tipo A. Dominante. El tipo de persona que adora tener el control absoluto de una reunión.”
“Antes que nada, ¿a quién le importa? Segundo, ¿cómo sabes esto?
“Vamos”, Tattletale sonrió, cruzando los brazos, “Primera regla del Villano. No le das información al héroe en un monologo.”
“Claro”, Glory Girl estuvo de acuerdo, “Siempre vale la pena intentarlo.”
“Te lo diré de todos modos.”
Glory Girl levantó una ceja.
“No hay razón para no hacerlo”. De hecho, estoy en ventaja de hacértelo saber. Soy psíquica. Leí su mente cuando lo tomamos como rehén, como estoy leyendo la tuya en este momento,” la mentira era tan buena que casi me convencía a mí.
Un destello de rojo llamó mi atención. El punto rojo de un puntero láser se posó en la capucha de la chaqueta de Panacea. Miré a Tattletale y vi que, mientras tenía los brazos cruzados, sostenía un puntero láser que estaba sujeto al llavero. Vi a Tattletale dibujar un vago círculo alrededor del punto que ella había señalado, en la chaqueta de Panacea.
“Mentira”, dijo Glory Girl, “La capacidad mental que necesitarías para interpretar y decodificar los patrones neuronales únicos de alguien necesitaría una cabeza cinco veces más grande que el tamaño normal para contenerlo todo. Los verdaderos psíquicos no pueden existir.”
“Ooh, alguien cursa Parahumanos 101 en la universidad. ¿Tus padres tiraron de algunos hilos y te metieron en un curso universitario antes de terminar la escuela secundaria?”
“Creo que ya sabes la respuesta, no estoy creyendo que hayas leído mi mente para conseguirlo.”
“¿Por qué es tan difícil de creer? Leyend puede disparar lásers de sus manos, lásers que doblan en las esquinas. Clockblocker y Vista pueden meterse con las fuerzas fundamentales del espacio y el tiempo. Kaiser puede crear metal desde el aire. La conservación de la masa, la conservación de la energía, las leyes básicas de nuestro universo se rompen por las capas todo el tiempo. Todo eso es posible, ¿pero no puedo asomarse a tu cerebro?”
Tattletale todavía estaba enfocando el puntero láser en la capucha de Panacea. Como yo era la única persona en condiciones de verlo, solo podía ser para mi beneficio. Retiré la capucha, investigué el interior y no encontré nada. Pero en la nuca, vi a una de mis arañas viudas negras.
Se la retiré gentilmente, y sentí el dolor en mi cabeza empeorar con el contacto, el movimiento. Ya sea por impulso o por reflejo cuando me estremecí ante el dolor, la aplasté entre mis dedos.
Inmediatamente, el dolor en mi cabeza se redujo a una fracción de lo que había sido. El alivio fue tan intenso que casi fue eufórico. Todavía no comprendía del todo lo que hacía Panacea, pero me estaba dando una buena idea. Ella de alguna manera había sentido lo que estaba haciendo para controlar a la araña, luego alteró las cosas para que la araña no me enviara la información correcta. Un bucle continuo de la información incorrecta, como cuando los ladrones de las películas empalmaban una alimentación de cámara de video para repetir el mismo segmento una y otra vez. Por accidente o diseño, había aumentado exponencialmente la interferencia cada vez que mi poder alcanzaba a los arácnidos en cuestión. Todo culminando en un metafórico cortocircuito de mi poder.
Apenas podía entender las sutilezas y la delicadeza que habría requerido establecerlo.
“Glory Gi-” Panacea comenzó a hablar, pero apreté mi agarre, y ella cerró su boca.
“Shhhh”, le susurré.
“Los académicos dicen que estás equivocado”.
Tattletale sonrió, “Los académicos quieren que esté equivocada, y su investigación refleja eso. La telepatía mata del puto susto a la gente, sobre todo porque la única que se sospecha es telépata en el mundo es…”
“La Simurgh”, terminó Glory Girl por ella.
“Claro. Y cuando un puto Aniquilador es tu precedente, la gente se asusta, al igual que estás asustada en este momento, ante la idea de que hay alguien frente a ti que puede encontrar tus secretos más oscuros y contarle al mundo.”
Tattletale señalaba la parte superior del brazo de Panacea ahora. Me tomó dos intentos asesinar a la araña. Antes de que terminara, Tattletale me dirigía al último, que había escondido en el tobillo de Panacea. Lo maté golpeándolo con mi dedo del pie. El dolor de cabeza desapareció por completo un segundo después.
“Por eso te llamas a ti misma Tattletale, ya veo”, decía Glory Girl, “pero eres una retrasada. Somos parte de New Wave. No tenemos secretos. Ese es el maldito punto de nuestro equipo. Héroes sin identidad secreta, sin secretos, revelación total, responsabilidad total.”
“Para que conste,” dijo Tattletale, su voz muy suave y calmada, “odio cuando la gente me llama estúpida.”
“Sin embargo, aquí están ustedes dos, y ninguna de ustedes tiene poderes que funcionen contra ninguna de nosotras. Todo lo que tienes es un cuchillo, y si lo usas, las dos mueren de la forma más dolorosa con la que crea que pueda salirme con la mía.”
“Oh cariño, ¿quién está siendo estúpido? Tengo el arma más poderosa de todas”, ronroneó Tattletale, sonriendo perversamente, “Información.”
[1] Un Glory Hole es un agujero que se hace en baños públicos por donde la gente pasa sus miembros para recibir sexo anónimo.

Capítulo Anterior < Indice > [Capitulo Siguiente]()

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2015.02.27 02:57 FRIMO1962 Madres robando pan en las madrugadas canarias: El fulgor de la miseria

Por Francisco González Tejera
Mónica salía todas las madrugadas, dejaba a la chiquilla envuelta en mantas, no habían cenado una noche más, la nevera casi vacía, solo un huevo y un limón partido por la mitad, casi podrido. Todo había ido a peor desde que la despidieron de la oficina donde limpiaba, desde que su antigua pareja le había retirado la manutención.
En servicios sociales no le daban ninguna salida, ni siquiera en Menores. Se pasaba hambre en aquella casita del barrio de San José en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, la niña de solo tres años le reclamaba comida, todavía le quedaba algo de leche en sus desgastados pechos, más bien para consolarla, que usara sus pezones como chupete para saciar la ansiedad del hambre.
La joven bajaba por el callejón en aquel febrero frío y lluvioso, se ponía el único abrigo que le quedaba, una especie de gabardina de lana que le habían dado en la parroquia de San Telmo, avanzaba lenta hacia el barrio colonial de Vegueta, eran apenas las seis de la mañana, caminaba aterrada, preocupada, por si Arantxa se despertaba y se veía sola en aquella casa desolada y sin muebles.
Cerca de la catedral en las puertas de las lujosas viviendas había bolsas de pan colgadas, panes pequeños, grandes, redondos, olorosos, todavía calientes de los hornos de la panadería del barrio marinero de San Cristóbal. Mónica miraba alrededor en la semioscuridad, se percataba de que nadie la viera, como un fantasma iba sacando de cada bolsa un solo pan, dejando el resto para no fastidiar a otras familias, para que quizá no se dieran cuenta del pequeño hurto.
Sigilosamente los iba metiendo en una bolsa vieja de supermercado, la que le habían entregado en el banco de alimentos con varios productos caducados, no se quedaba con muchos, solo cuatro o cinco, en un ritual cotidiano de cada madrugada, como una especie de fantasma desnutrido, triste, cabizbaja, regresando por otras calles, atravesando la trasera de la Plaza de Santa Ana, mientras un coche de la policía pasaba lentamente por la subida de Tafira y Mónica lo observó de reojo, no era la primera vez que la paraban o acababa en comisaría, incluso un día un policía la dejó marchar al ver su extrema situación, aquella pobreza evidente, el rostro pálido y desnutrido de aquella bella mujer, inundada de dolor, de un inmenso sufrimiento por no tener nada con lo que alimentar a su hija.
Al pasar por la plazoleta de San José rebuscó un rato en los contenedores de basura, la daba mucha vergüenza que la vieran, pero no había otro remedio, era necesario conseguir algo para llenar aquellos panes recién hechos, un trozo de queso, algún bote de mantequilla, yogures fuera de fecha, tomates demasiado maduros.
Las paredes estaban llenas de propaganda electoral, del PP, del PSOE, de todo tipo de siglas irreconocibles que no le decían nada, rostros sonrientes de políticos prometiendo la panacea, empleos, una prosperidad que nunca llegaba, ni llegaría, solo más miseria, abusos de poder, corrupción política generalizada. Mónica los miró solo un momento, no le llamó la atención, sintió algo de asco. Primero estaba la supervivencia de Arantxa, el resto sobraba, lo demás era secundario.
Subió la escalera de su casa sin luz hasta el cuarto piso, hacía tiempo que no se limpiaba, no había dinero para pagar la comunidad, abrió la puerta y detrás estaba la niña llorando: “¿Mami dónde estabas?” “Había un monstruo, había un monstruo…”. Mónica la abrazó muy fuerte, la besó varias veces, mientras dejaba las bolsas en la entrada: “Traje comida para ti”, le dijo, mientras se le saltaban las lagrimas: “Vas a comer rico hoy mi niña”.
Se metió en la cocina y sacó el huevo del frigorífico para hacer una pequeña tortilla francesa, que troceó en varias exiguas porciones, suficiente para dos bocadillos y el resto lo metió en la nevera para el almuerzo y la cena, de la otra bolsa sacó varias natillas recogidas de la basura, unas manzanas mordidas, varios trocitos de queso llenos de hormigas, quizá fuera suficiente hasta la cita semanal con el banco de alimentos, todavía quedaban tres días, tenía que salir de nuevo la siguiente madrugada, esperaba que la niña no se despertara de nuevo, que no se volviera a asustar con ese terror que salía de la parte más oscura del viejo salón-comedor.
La niña observaba todo sentada mientras Mónica preparaba el desayuno, los piecitos no le llegaban al suelo de la vieja silla de madera: “Mamá come tu también, estás muy flaca”. La mujer la miró con una risa leve, una especie de mueca fingida: “Tu come mi niña, luego jugamos juntas a las princesas”.
submitted by FRIMO1962 to podemos [link] [comments]


Sueño de una Niña Grande (Instrumental) - YouTube Ingresan a niña de grandes senos - YouTube UNA NIÑA DE 8 AÑOS IMITANDO CANTANTES!! - Lenay - YouTube VESTIDOS CASUAL PARA NIÑAS MAS GRANDE-CITAS DE 6 A 8 AÑOS LA PEOR CITA DE LA HISTORIA  MUSAS LOS POLINESIOS - YouTube NIÑA GRANDE - RECKS AYALA (LETRA) - YouTube ¡La hermana de Diana es insolente! Grandes problemas en la ... Sueño de una niña grande`•.¸ Ofelia del Rosal Y Tío Simón ... Popotitos y Fredy se van de cita amistosa  Enamorándonos ... Deep & Recks - Niña Grande - YouTube

Ejemplo de Cita

  1. Sueño de una Niña Grande (Instrumental) - YouTube
  2. Ingresan a niña de grandes senos - YouTube
  3. UNA NIÑA DE 8 AÑOS IMITANDO CANTANTES!! - Lenay - YouTube
  4. VESTIDOS CASUAL PARA NIÑAS MAS GRANDE-CITAS DE 6 A 8 AÑOS
  5. LA PEOR CITA DE LA HISTORIA MUSAS LOS POLINESIOS - YouTube
  6. NIÑA GRANDE - RECKS AYALA (LETRA) - YouTube
  7. ¡La hermana de Diana es insolente! Grandes problemas en la ...
  8. Sueño de una niña grande`•.¸ Ofelia del Rosal Y Tío Simón ...
  9. Popotitos y Fredy se van de cita amistosa Enamorándonos ...
  10. Deep & Recks - Niña Grande - YouTube

Fredy aún está muy chiquito, pero Popotitos se quiere divertir. ¡Se van de cita! Visita nuestro sitio WEB http://www.aztecatrece.com/enamorandonos Provided to YouTube by The Orchard Enterprises Sueño de una Niña Grande (Instrumental) · Henry Rubio Henry Rubio Interpreta a Aldemaro Romero ℗ 2016 Manoca R... Si te gusto el vídeo no olvides darle like y compartirlo Suscribete a mi canal para mas canciones así. Mas informacion: - Facebook: https://www.facebook.com/... Deep & Recks, son originarios de Cd. Obregón, Sonora. Son cantautores y se dedican a hacer música VESTIDOS CASUAL PARA NIÑAS MAS GRANDE-CITAS DE 6 A 8 AÑOS Gana dinero costura paso a paso y manualidades. ... DIY Espectacular vestido de niña facil de hacer - Duration: 28:44. Habla Conmigo en Discord! ☁ https://discordapp.com/ Mi Instagram! ☁ http://instagram.com/lenaychantelle Mi Musica en Spotify! ☁ http://bit.ly/1ShVYer Suscrib... Familia estamos nominados en los premios KCA México en la categoría de Youtuber Favorito vayamos todos juntos a votar hasta que el sitio web se caiga ️ ️ ht... Con una mirada perdida y de incertidumbre, queriendo dibujar una sonrisa en sus labios, la niña de 14 años que presenta un crecimiento anormal de sus senos, ... .Disclaimer: No Copyright Infringement Intended. I Own Absolutely None Of These Videos (Unless Otherwise Stated) Copyrights belong to their original owners. ... ¡La hermana de Diana es insolente! Grandes problemas en la escuela Instagram: https://www.instagram.com/diankazaichionok/ New video: https://youtu.be/2820bnX...